Home » EDITORIAL » EDITORIAL DEL DIRECTOR

EDITORIAL DEL DIRECTOR

 

“No se es conservador cuando desde  un Partido o escaño federal su utiliza  verborrea conservadora engañosa, para conducir, como “Flautista de Hamelín”,  a los votantes hispanos de clase media y de la tercera edad, en el Estado de la Florida, como "ganado electoral" al matadero en favor del Partido Republicano prometiéndoles proyectos y soluciones irrealizables.

“No se es conservador cuando desde un Partido o escaño federal su utiliza verborrea conservadora engañosa, para conducir, como “Flautista de Hamelín”, a los votantes hispanos de clase media y de la tercera edad, en el Estado de la Florida, como “ganado electoral” al matadero en favor del Partido Republicano prometiéndoles proyectos y soluciones irrealizables.

“No se es conservador cuando desde  un Partido o escaño federal su utiliza  verborrea conservadora engañosa, para conducir, como “Flautista de Hamelín”,  a los votantes hispanos de clase media y de la tercera edad, en el Estado de la Florida, como “ganado electoral” al matadero en favor del Partido Republicano prometiéndoles proyectos y soluciones irrealizables.

Ser conservador no es conspirar para eliminar las conquistas sociales (Medicare y Seguro Social); conservador no es ser antisemita, antihispano (antiemigrante); conservador no es mantener un lenguaje político  demagogilalico  por muy brillante que éste sea.

Cuando  lo anterior se conjuga como un todo estamos ante un Partido, o algun miembro de las Camaras Federales Legislativas (Representate y Senado),  “extremista ultraconservador, peligroso, inteligente y de  un oportunismo  desmedido”,  de altos kilates, que acompañados de una ambición política sin limites a la larga dañaran a la nación norteamericana y al tejido social que la compone.

Como reza un refrán árabe: la primera vez que me engañes la culpa es tuya, la segunda vez, la culpa es mía¨” . De nosotros, los votantes de cualquier Partido, esta ser o no ser culpables del segundo engaño”

PARTIDO REPUBLICANO

El Partido Republicano debe ser algo más que el partido de los negocios,  la religión y  el continuar dividiendo el país a partir del credo, la cultura y el miedo al terrorismo.

Ante todo definamos con claridad que es ser conservador.

Conservador no es bloquear en ambas Cámaras las iniciativas presidenciales para boicotear  a un presidente, electo abrumadoramente por el pueblo norteamericano, con razón o sin ella, para impedir su reelección; ser conservador no es satanizar día a día, como sucede en algunos programas de los  medios  de comunicación social de Miami (emisoras radiales), donde    algunos conductores,  por razones ideológicas y/o  raciales demonizan a  Barach H. Obama, Hillary Clinton y al Partido Demócrata; conservador no es enfrentar un grupo de norteamericanos, partidistamente (Demócratas y Republicanos), contra otro;  conservador no es dejar como herencia a nuestros hijos y nietos el pagar trillónarias deudas contraídas por mal intencionados y ambiciosos manejos ejecutivos y legislativos;  conservador no es  continuar ganando elecciones a través de  Poderoso Caballero Don Dinero: Plutocracia, la que ha  provocado que  un tercio de nuestros Senadores Federales sean  multimillonarios  y que no seaa través de  la Democracia el que resulten electos;   conservador no es estar rodeado de un ejercito de “cabilderos que obligan a nuestros lideres políticos a prostituirse” para servirse,  ambos, del pueblo y no en   servirle  como es el  deber de todo gerente político; conservador no es continuar saqueando al planeta que los hijos de nuestros hijos heredaran.

Tampoco se es conservador sacrificando las vidas de nuestros soldados en guerras que degradan a nuestras fuerzas militares, en los que nunca debimos intervenir, para el enriquecimiento de unos pocos.

Conservador no solo es honrar el pasado, sino enfrentarse a los retos del futuro, dejando a nuestros hijos un país mejor del que encontramos.

Nuestros lideres políticos, de ambos partidos, no solo están debilitando al país devidiéndolo en fracciones sino que están haciendo que los EE. UU. pierdan gradualmente el rol designado por Dios, cualesquiera que este sea, de servir de ejemplo de libertad, democracia, y oportunidades para el resto del mundo.

Se puede engañar a una parte del pueblo; todo el tiempo. Se puede engañar a todo el pueblo; una parte del tiempo. Lo que no se puede es engañar a todo el pueblo; todo el tiempo. Abraham Lincoln (1809 – 1865).

Shalón.

 

 

 

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress