Home » QUE PASA MIAMI » ANALISIS: Servicios Especiales de los EE.UU. intensificaran Programas de Desarrollo de comunicaciones clandestinas a la isla

ANALISIS: Servicios Especiales de los EE.UU. intensificaran Programas de Desarrollo de comunicaciones clandestinas a la isla

Por Dr. José R. Alfonso – Dr. Ciencias Políticas – Master en Inteligencia Política Estratégica.

Las recientes declaraciones de la Secretaria de Estado Hilary Clinton, anunciando la intensificación de los programas de desarrollo de comunicaciones clandestinas en Cuba, es un duro golpe a las esperanzas de una salida humanitaria para Alan P. Gross, un contratista que trabajaba para el gobierno de los EE.UU. y quien además recibió mas de medio millón de dólares, por introducir de contrabando diferentes equipos de comunicación tan sofisticados que algunos son de uso exclusivo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y del Consejo Nacional de Seguridad (NSC) en un proyecto parecido al que la Secretaria de Estado anuncia se incrementara en la isla. Gross es de momento no solo el principal perdedor sino que su cubierta o fachada de “que iba a brindar ayuda humanitaria” no se sostienen ante estas declaraciones de Hillary Clinton.

Recientes declaraciones de Hilary Clinton, Secretaria de Estado, anunciando la intensificación de programa de desarrollo de comunicaciones clandestinas en Cuba, significan “subir la escala de agresiones y tensiones” dentro del marco de la Guerra de Cuarta Generación (4GW) sostenida en el conflicto Cuba vs. EE.UU. desde hacia mas de cincuenta años. Lo que llama la atención es que esta declaración se produce a solo meses, con toda seguridad,  del  terminó de su mandato al frente del Departamento de Estado lo que lleva implícito que esa política hacia la isla se mantendrá con independencia de quien ocupe la silla presidencial a partir de las próximas elecciones. Guerra Mediática y Cibernética que los Analistas de QPM.ORG. vienen vaticinando y anunciando desde hace más de diez años.

La Guerra Psicológica –en forma de Propaganda Gris- contra Cuba no es nueva fue impuesta por primera vez por los EE.UU. a partir de enero de 1960, mediante una Orden Ejecutiva aprobada por  Dwight D.  conocida oficialmente como “Programa de Acción Encubierta contra el Régimen de Castro” (1 ). Allen Dulles, Director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) creó a partir de esa fecha la Sección 4 de la División del Hemisferio Occidental de la CIA, c/p WH-4- avalada por el Grupo Especial 5412 del Consejo Nacional de Seguridad (NSC).

“Programa de Acción Encubierta contra el Régimen de Castro” que entre sus múltiples medidas contemplo la emisión y publicación de Propaganda Gris “mediante la articulación y transmisión mediática de la oposición a Castro a través de emisoras situadas en Miami (onda media), Massachussets (onda corta) y como voz oficial una emisora que llevo el nombre de Radio Swan, por estar ubicada en esa isla, la que transmitió hacia la isla  en banda de alta frecuencia y la convencional de radio. Mientras en el interior de la isla se utilizarían medios de prensa plana como los periódicos Avance, El Mundo, El Diario de la Marina. Conformandose en el exilio diferentes ediciones” (1 )

Un aspecto sobresaliente de la actual política de Guerra Psicológica (Mediática y Cibernética), en tiempo real en este caso, es el salto tecnológico cualitativo y cuantitativo producido en los últimos tiempos mediante el desarrollo de las tecnología punta en informática, comunicaciones y sobre todo de la red de redes -la Internet-  por lo que un incremento en las comunicaciones clandestinas dentro de la isla es  desde el punto de vista de propósitos estratégicos a mediano y largo plazo la más adecuada, dado el control total mediático en la isla, sobre todo para ser ejecutada por ciberdisidentes “light” de segunda y tercera generación -en Cuba después del triunfo de la revolución han nacido tres generaciones- direccionadas principalmente para una “programación ideológico-cultural de impacto inmediato”  sobre las actuales y nuevas generaciones enfocadas hacia una sociedad de consumo y de la cultura del entretenimiento (Internet, twitter, facebook, etc) generaciones que sueñan con lograr una mejor calidad de vida que no han podido lograr, hasta ahora, bajo la gerencia política de los Castro a partir de la década de principios de los noventa -Periodo especial-   calidad de vida que entienden serán imposible de alcanzar  en las actuales, y futuras, condiciones socioeconómicas de la isla a pesar de los loables esfuerzos del actual dignatario cubano en la búsqueda de soluciones y de las propuestas de sus Zares económicos.

El tiempo sigue corriendo y tanto el dignatario cubano como sus Zares de la economía saben muy bien que el almanaque corre en su contra y que la única solución viable, pésele a quien le pese, de aplicación mediata, es la combinación capitalismo-socialismo y ejecutar, sin temblarles las manos, verdaderas reformas de mercado y la racionalización del burocratismo imperante, epicentro principal de la pandemia de corrupción.

La disidencia geriátrica, generación que formo parte inicial del proceso revolucionario cubano desde antes y después de 1959, muchos de ellos de corte radical, oportunista y estalinista,  ya no forma parte dentro de ese juego de Guerra Psicológica. Unos se han marchado a España y EE.UU. principalmente, donde los menos favorecidos disfrutan de excelentes posiciones laborales y reconocimientos mediáticos muy bien remunerados. Mientras los que quedaron en la isla, provenientes de esa misma camada -de radicales, oportunistas y estalinista- aún se resisten a entender que su posición dentro del actual ajedrez político es  de “jaque mate” -entre otros aspectos por no dominar la tecnología punta informática, la Internet y desconocer el manejo de tecnología de ultima generación- con independencia de que su tiempo biológico, al igual que el de los “históricos de la revolución” esta tocando a su fin.

Sin embargo la disidencia geriátrica interna, en la isla,  confía en que mientras el obituario llegue “ir escapando económicamente”, sin importar quien pague, como se dice en buen cubano.

¿Que los Servicios Especiales cubanos irán  sustituyendo con sus “Activos” y creando sus propios ciberdisidentes y blogodisidentes no hay duda alguna? Pero la velocidad informática, en un tiempo y mundo real, han convertido la tierra en una aldea global, donde la información primaria, vía satelital, es en muchas veces mas impactante,y se difunde más rápidamente, que la palabra .

De igual forma no es cuestionable que los Servicios Especiales de los EE.UU. referente a su enfrentamiento con Cuba, continuaran  dando palos a ciegas lo que evidencia lo acertado de las palabras de Chia Lín, según Sun Tzu en el Arte de la Guerra: “Un ejercito sin agentes secretos es exactamente como un hombre sin ojos ni oidos” y los norteamericanos, en tiempo real, carecen de ambos.

Los tiempos actuales en Cuba, no son aquellos en los que ante la ola atentados terrorista desatada dentro de la isla por ex elementos de origen cubano entrenados por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y financiados por el brazo armado de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA) el gobierno cubano  informaron a las autoridades norteamericanas, a través del escritor Gabriel García Márquez -confiando en la  supuesta buena voluntad política de la administración demócrata de William “Bill” Jefferson Clinton-  los principales “elementos sensitivos de inteligencia” obtenidos por  sus Agentes Ilegales de su Dirección de Inteligencia (DI) obtenidos dentro de los círculos anticastristas terroristas radicados en el Sur de la Florida, principalmente la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), Cuba Independiente y Democrática (CID) y el Partido Unidad Nacional Democrática (PUND).

Sin duda una ingenuidad política del dignatario cubano que si bien no identifico a los Agentes Ilegales por su nombre contribuyo a precipitar la Operación contra la Red de Inteligencia  por parte del la contrainteligencia norteamericana (Buró Federal de Investigaciones – FBI) (2).

Y en política, como todo en la vida, la ingenuidad y los errores tienen un costo. Aunque como dijera José de San Martín:  “Cuando la patria esta en peligro, todo esta permitido, excepto, no defenderla”.

Valga señalar también que aparentemente arrepentido por su decisión ejecutiva de ordenar “Operar contra la Red Avispa y sobre todo por la actuación de la Corte Federal que los sanciono” (3), según algunas fuentes dignas de crédito,  años más tarde el propio presidente estadounidense William “Bill” Jefferson Clinton falicitaría el retorno del niño Elían González a su familia, a pesar de la intensa e irracional campaña publica, mediática, de elementos anticastristas y de todo lo que vale y brilla política, económica y socialmente de la diáspora cubana desatada en Miami, entregando a Fidel Castro -quien gústenos o no, ha demostrado ser un estadista y político de primer orden  a nivel mundial- un “icono” llamado Elían González,  con el que levantar la moral de su pueblo, aún en Periodo Especial, los que arropados en la causa por “la devolución del balserito cubano” diera origen a una exitosa campaña ideológica dentro y fuera de la isla dirigida personalmente por el propio Castro, su aparato de propaganda ideologica y sus Servicios Especiales (4).

De forma similar a como el gobierno cubano se enfrento a la campaña de Propaganda Gris en la década de los sesenta en esta ocasión tampoco se quedarán atrás en la toma de Medidas Activas en contra de los Programas de Desarrollo de comunicaciones clandestinas a la isla, dentro del marco de la Guerra Psicológica Mediática y Cibernética desarrollada por los EE.UU.

Medidas Activas y Pasivas que sin duda ocasionaran daños colaterales desde sus inicios, por ejemplo las declaraciones de la Secretaria de Estado Hilary Clinton, anunciando la intensificación de los programas de desarrollo de comunicaciones clandestinas en Cuba, es un duro golpe a las esperanzas de una salida humanitaria para Alan P. Gross, un contratista que trabajaba para el gobierno de los EE.UU. del que además recibió mas de medio millón de dólares, para introducir de contrabando diferentes equipos de comunicación tan sofisticados que algunos son de uso exclusivo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y del Consejo Nacional de Seguridad (NSC) en un proyecto similar al que la Secretaria de Estado acaba de anunciar se incrementara en la isla. De momento Gross no solo el principal perdedor sino que su cubierta o fachada de “su ayuda humanitaria” no se sostiene ante estas declaraciones de Hillary Clinton (5)

Para evitar más casos como los de Alan P. Gross la administración Obama tratara de extender Internet a partir de equipos convencionales introducidos en la isla a través de los Aeropuertos con el consiguiente pago aduanal, otra parte serán  adquiridos dentro de la isla, mientras los Servicios Especiales tomaran Medidas Activas de limitación del acceso al cable submarino, control y la presión sobre la ciberdisidencia a la par que crean un balance operativo-mediático  con la aparición de nuevos Blogs no oficiales al estilo de “Generación Y”; Penúltimosdías; “La Pupila Insomne”; CambiosenCuba;  entre otros ,  y sitios oficiales como CubaDebate.

¿Por qué las mentes mas brillantes de los Servicios Especiales, de los conformadores de política exterior del Departamento de Estado, muchos de ellos graduados de las mejores universidades norteamericanas fracasan en sus proyectos referente a Cuba?

Porque aun conociendo todo lo que hay que saber para ganar una guerra: destruir las infraestructuras, crearles condiciones de vida socioeconómicas  imposibles,  olvidan el factor más importante, el elemento irracional: la voluntad humana, la que en el caso de los cubanos de segunda y tercera generación por muy interesados que estén en alcanzar una mejor calidad de vida, prefieren emigrar, de cualquier forma y medio, y a riesgo de sus propias vidas, en búsqueda de conquistar sus sueños en suelos extraño, antes que enfrentarse generacionalmente a sus abuelos y padres y mucho menos en tratar de favorecer con su acción el retorno a un pasado, de antes de 1959, donde parte de los causantes de que se produjera y triunfara la revolución, y sus descendientes, permanecen en Miami en espera de retornar al poder para  saciar su sed de odio, venganza y privilegios.

Nota

(1)   Memorandum of Disussion at the Meeting of Nacional Security Council, Washington, January 14m 1960. Foreing Relations of the United States, 1958-1960. Vol. VI Cuba. US Government Printing Office, Washington, 1991, pp. 742-743.

(2)  Hoy se conoce que estos ya habían sido denunciados con anterioridad, en junio de 1993, por Edgerton I. Levy, “el agente Ariel” de la Dirección de Inteligencia (DI), un profesor universitario que fuera entrenado en Cuba y quien contactó desde su arribo marítimo por Cayo Hueso -al Hogar de Tránsito para los Refugiados Cubanos, popularmente conocida como la Casa del Balsero, junto a su familia- con los Agentes del FBI antes de establecer cualquier contacto con Gerardo Hernández Nordelo, su Jefe en la Red de inteligencia cubana.

(3)  Si bien en los EE.UU. existe el balance de poderes. El Secretario de justicia es nombrado por el Presidente y este a su vez designa a los Fiscales Federales, por lo que a este nivel si puede influir la opinión del Presidente o la del Secretario de Justicia ante determinados  Casos.

(4)   Es un secreto a voces que los Servicios Especiales no toman decisiones respecto a la inteligencia que colectan. Las decisiones son tomadas por los políticos. Por lo que el cargo de Conspiración para cometer asesinato.no procede en el caso de Gerardo Hernández Nordelo, aunque era necesario la condena por este delito para establecer la demanda civil contra el gobierno de Cuba con el propósito de obtener, lo que se logro, una demanda millonaria y complacer a la diáspora cubanoamericana de Miami. Otro secreto a voces es que los Estados no autorizan a sus espías, incluyendo los Estados Unidos de Norteamérica, a asesinar, excepto en defensa propia o en interés de la nación. Otros cargos como Espionaje, tomando en cuenta que su campo principal de operaciones eran las organizaciones contrarrevolucionarias de Miami; y las de Falsificación de documentos o hacer declaraciones ante autoridades gubernamentales para obtener documentos tratándose de Agentes Ilegales o No Declarados caen en el campo de lo absurdo y falta de sentido común, precisamente este último uno de los pilares en los que descansa la Ley.

(5)   El gobierno cubano ha insistido constantemente en canjear a Gross por los cuatro Agentes Ilegales sancionados en cárceles norteamericanas a los que se oponen fuertemente los Congresista Federales de origen cubano, quienes son en definitiva los que deciden la política exterior norteamericana con respecto a Cuba para los que Gross es un inocente “contratista” mientras los cuatro Agentes Ilegales de la “Red Avispa” son espías del gobierno cubano que “conspiraban”, dentro de las organizaciones anticastristas de Miami contra la seguridad nacional de los EE.UU.

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress