Home » ESTADOS UNIDOS » De la Guerra Fría: Fascinante perfil poco conocido de la KGB soviética y sus medios técnicos.

De la Guerra Fría: Fascinante perfil poco conocido de la KGB soviética y sus medios técnicos.

Por Joseph Fitsanakis – Cortesía de intelNews.org

Uno de los “errores pasivos”  fue plantado por la KGB dentro de la réplica de madera, en grande, del Gran Sello de los Estados Unidos dado por los soviéticos al embajador de EE.UU. en la URSS, Averell Harriman, como regalo, en febrero de 1945. Al colgar el artefacto decorativo en su oficina de la embajada en Moscú, el embajador permitió a la KGB escuchar en sus conversaciones privadas, así como los de sus sucesores, entre ellos Walter Bedell Smith (más tarde director de la CIA), Alan G. Kirk, y George F. Kennan, durante casi ocho años.
El error fue descubierto por los EE.UU. en 1952 y expuesto al mundo durante una conferencia en las Naciones Unidas. Señalado en la foto.

Se sugiere a menudo por los investigadores de inteligencia que una diferencia importante entre los modos occidentales y soviéticos de espionaje durante la Guerra Fría fue su grado de dependencia de la tecnología. En general se acepta que el espionaje occidental era mucho más dependiente de la innovación técnica que su equivalente soviético.

Aunque esta observación puede ser exacta, no debe interpretarse en el sentido de que la KGB, GRU, y otras agencias de inteligencia soviéticos abandonaron los medios técnicos de recolección de inteligencia.

En una reciente entrevista para el Komsomolskaya Pravd, uno de los periódicos de  mayor circulación en Rusia, el ruso Gennady Sokolov, un reconocido historiador de inteligencia, discute el caso de Vadim Fedorovich Goncharov.

El Coronel Goncharov era el equivalente dentro de la KGB de “Q” -jefe de la división de investigación y desarrollo ficticio del MI6 de Gran Bretaña en las películas de James Bond. Goncharov un veterano de la batalla de Stalingrado, se levantó eventual para el puesto de asesor jefe científico y técnico de la KGB Departamento 5 ª del Especial de Operaciones que fuera posteriormente rebautizada como la Dirección de Tecnología.

De acuerdo con Sokolov, numerosas eran las áreas de especialización de Goncharov incluido criptología, interceptación de comunicaciones y la óptica. Mientras trabajaba en la investigación de la KGB laboratorios, Goncharov se le ocurrió la idea de emplear el theremin, uno de los primeros instrumento musical electrónico inventado por el físico soviético Léon Theremin en 1928, en la vigilancia de audio inalámbrico. De acuerdo con Sokolov, la apropiación del theremin por la KGB bajo el liderazgo de Goncharov “cambió el mundo de la inteligencia”.

Denominada “error pasivo” por los soviéticos, una versión modificada de la invención Theremin permitió la KGB acabar con cables y micrófonos ocultos, utilizando bobinas en lugar diminutos y placas de metal subrepticiamente ocultos en una habitación o zona de destino. Estos artilugios actuó como sensores que recogieron las vibraciones en el aire durante las conversaciones y los transmitió a un haz (receptor) colocado cerca, por lo general en una habitación contigua o vehículo. Uno de ellos fue plantado por la KGB dentro de la réplica de madera grande del Gran Sello de los Estados Unidos dado por los soviéticos al embajador de EE.UU. en la URSS, Averell Harriman, como regalo, en febrero de 1945. Al colgar el artefacto decorativo en su oficina de la embajada en Moscú, el embajador permitió a la KGB escuchar en sus conversaciones privadas, así como los de sus sucesores, entre ellos Walter Bedell Smith (más tarde director de la CIA), Alan G. Kirk, y George F. Kennan, durante casi ocho años.

El error fue descubierto por los EE.UU. en 1952 y expuesto al mundo durante una conferencia en las Naciones Unidas (véase la foto).

Sokolov dice que Goncharov también utilizó el “error pasivo” en varios hoteles de Moscú frecuentados por occidentales dignatarios visitantes, como el Hotel Nacional y el Soviet Hotel.

Los objetivos de los “errores” operaciones pasivas incluido el presidente indonesio Sukarno, el primer ministro británico Harold Wilson y el canciller alemán Konrad Adenauer, cuyas conversaciones Goncharov supuestamente logró error a pesar de que el West líder alemán optó por pasar la mayor parte de su viaje a la URSS en el interior de un tren de lujo compartimiento provisto por el gobierno de Alemania Occidental.

El historiador de inteligencia rusa también afirma que el fallo theremin basada fue utilizado para espiar las conversaciones de la princesa Margarita, hermana de la reina Isabel II del Reino Unido. La KGB supuestamente molestaba más ligero de Margaret cigarrillo, caja de cigarrillo y ceniceros, y fue capaz de escuchar a las “borracheras” de la princesa durante sus viajes por Europa occidental, recogiendo “la suciedad de la casa real británica”.

En los años 1970 y 1980 Goncharov viajó con frecuencia en todo el mundo como un funcionario diplomático soviético, por lo general lleva consigo una maleta “llena de equipos sensibles”, dice Sokolov. Se formaron  innumerables operativos inteligencia en la URSS y sus países aliados, entre ellos Alemania Oriental, Vietnam y Cuba.

Sokolov está escribiendo un libro en ruso acerca de algunas de las operaciones de vigilancia de Goncharov, que será publicado en 2013 bajo el Vs título Kremlin. La Casa de Windsor.

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2016 CódigoAbierto360 · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress