Home » INTERNACIONALES » ANALISIS: Al Qaeda en el Magreb Islámico: ¿Quién es quién? ¿Quién está detrás de los terroristas?

ANALISIS: Al Qaeda en el Magreb Islámico: ¿Quién es quién? ¿Quién está detrás de los terroristas?

Por el profesor Michel Chossudovsky – Cortesia de Investigación Global Research.

¿Quién está detrás del grupo terrorista que atacó a la BP-Statoil-Sonatrach en el complejo campo de gas In Amenas, ubicada en la frontera con Libia al sudeste de Argelia? (Ver mapa abajo)

Mokhtar Belmokhtar, líder del Al Qaeda (también c/p La Base), el cerebro detras de la operación realizada en In Amenas a través del grupo yihadista al-Mulathameen (enmascarado) Brigada, o “los que firman con sangre”. 

La operación fue coordinada por Mokhtar Belmokhtar, líder del Al Qaeda afiliados islamista al-Mulathameen (enmascarado) Brigada, o “los que firman con sangre”.

La organizacion de Belmokhtar ha estado involucrada en el narcotráfico, el contrabando y operaciones de secuestro de extranjeros en el norte de África. Mientras que su paradero se conoce, la inteligencia francesa ha bautizado Belmokhtar “el inalcanzable”.

Belmokhtar asumió la responsabilidad en nombre de Al Qaeda del secuestro de 41 rehenes occidentales, entre ellas 7 estadounidenses en la BP en complejo Amenas yacimiento de gas.

Belmokhtar, sin embargo, no estaba directamente involucrado en el ataque real. El comandante en jefe de la operación era Abdul Rahman al-Nigeri, un luchador yihadista veterano de Níger, que se incorporó a Grupo de Argelia para la Predicación y el Combate (GSPC) en 2005. (Albawaba, 17 de enero de 2013).

La operación de secuestro de In Amenas se llevó a cabo cinco días después de la realización de ataques aéreos por parte de Francia contra militantes yihadistas de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) en el norte de Malí.

Las Fuerzas especiales francesas y las tropas de Malí recuperaron el control de Diabaly y Konna, dos pequeñas ciudades del Norte de Mopti. La ciudad de Diabaly al parecer había sido tomada unos días antes por los combatientes liderados por uno de los principales comandantes de AQMI Abdelhamid Abu Zeid.

Mientras que el ataque terrorista y secuestro contra la planta de Gas en In Amenas fue descrito como un acto de venganza, no fue de ninguna manera improvisada, confirmada por los analistas, la operación contaba con toda probabilidad de haber sido planificado con mucha antelación:

“Funcionarios europeos y de EE.UU. han alegado que el ataque fue casi con toda seguridad muy elaborado y  planificado en poco tiempo, a pesar de la campaña de Francia podría haber sido un detonante para los combatientes lanzar un asalto que ya habían preparado ya.”

Según los últimos informes (20 de enero de 2012) hay unos 80 heridos, entre rehenes y combatientes yihadistas. Había además varios cientos de trabajadores en la planta de gas, la mayoría de los cuales eran de Argelia. “De los rescatados, sólo 107 de los 792 trabajadores eran extranjeros”, según el Ministerio argelino de Interior.

Los gobiernos británico y francés echaron la culpa a los yihadistas. En las palabras del primer ministro británico Cameron David: “Por supuesto que la gente hará preguntas acerca de la respuesta de Argelia en estos eventos, pero yo diría que la responsabilidad de estas muertes recae directamente en los terroristas que lanzaron este ataque vicioso y cobarde. (Reuters, 20 de enero de 2013).

Los informes de prensa confirman, sin embargo, que un gran número de las muertes de dos de los rehenes y los combatientes islámicos fue el resultado de los bombardeos dirigidos por fuerzas argelinas.

Las negociaciones con los captores, que hubieran podido salvar vidas, no se había considerado seriamente ni por los gobiernos de Argelia ni occidental. Los militantes exigieron el fin de los ataques de Francia en el norte de Malí, a cambio de la seguridad de los rehenes. El líder de Al Qaeda Belmokhtar había declarado: “Estamos dispuestos a negociar con Occidente y el Gobierno argelino siempre que detengan sus bombardeos de los musulmanes de Malí” (Reuters, 20 de enero de 2013)

Dentro de las filas de los yihadistas habían mercenarios de varios países musulmanes, incluyendo a Libia (aún por confirmar), así como combatientes de los países occidentales.

Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). ¿Quién es quién?

Hay una serie de grupos afiliados que están activamente involucradas en el norte de Malí:
• Al-Qaeda Organización en el Magreb Islámico (AQMI), dirigido por Abdelmalek Droukdel, “el emir de Al Qaeda en el Magreb Islámico”.

• Ansar Ed-Dine liderada por Iyad Ag Ghaly.

• El Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUJWA).

El Grupo Islámico Armado, o Grupo Islámico armé (GIA), el cual se destacó en la década de 1990 y en una gran parte actualmente desaparecido. Sus miembros se han unido a AQMI.

El Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad (MNLA) un movimiento de independencia nacionalista secular del Tuareg.

Antecedentes históricos

En septiembre de 2006, el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) se unió a Al Qaeda. El GSPC fue fundado por Hassan Hattab un ex comandante de la GIA.

En enero de 2007, el grupo cambió su nombre oficialmente a la Organización Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). También a principios de 2007, la recién formada AQMI estableció una estrecha relación con el Grupo de Combate Islámico de Libia (LIFG).

Los comandantes del GSPC se había inspirado en la doctrina religiosa del salafismo en Arabia Saudita, que históricamente jugó un papel importante en la formación de los muyahidines en Afganistán.

La historia de AQMI comandantes yihadista es de importancia en el tratamiento de la cuestión más amplia:

• ¿Quién está detrás de las diversas facciones de Al Qaeda afiliadas?

• ¿Quién está apoyando a los terroristas?

• ¿Qué intereses políticos y económicos que se están sirviendo?

El Consejo con sede en Washington on Foreign Relations (CFR) rastrea los orígenes de AQMI de nuevo a la guerra soviético-afgana:

La mayoría de los principales líderes de AQMI se cree que fueron entrenados en Afganistán durante la guerra de 1979-1989 contra los soviéticos como parte de un grupo de voluntarios del norte de África conocida como “árabes afganos”, que volvió a la región y a los movimientos islamistas radicalizados en los años siguientes. El grupo se divide en “katibas” o brigadas, que se agrupan en células diferentes e independientes a menudo.

El Máximo líder del grupo, o emir, desde 2004 ha sido Abdelmalek Droukdel, también conocido como Abou Mossab Abdelwadoud, un ingeniero entrenado y experto en explosivos que ha luchado en Afganistán y tiene raíces con el GIA en Argelia. Es bajo el liderazgo de Droukdel que el AQMI fue declarado por Francia como su objetivo principal. Uno de los líderes de AQMI “más violentos y radicales” es Abdelhamid Abu Zeid, según los expertos antiterroristas. Abou Zeid está vinculado a varios secuestros y ejecuciones de europeos en la región. (Consejo de Relaciones Exteriores, Al Qaeda en el Magreb Islámico, cfr.org, sin fecha).

Lo que el informe CFR no menciona es que la yihad islámica en Afganistán fue una iniciativa de la CIA, inicialmente lanzada en 1979 durante la administración Carter. Y más tarde apoyada activamente por el presidente Ronald Reagan a partir de los años 80.

En 1979, la mayor operación encubierta de la historia de la CIA se puso en marcha en Afganistán. Misioneros wahabíes de Arabia Saudí configurar las escuelas coránicas (madrasas) en Pakistán y Afganistán. Los libros de texto islámicos utilizados en las madrazas fueron impresos y publicados en Nebraska. Financiación encubierta que se canalizó a los muyahidines, con el apoyo de la CIA:

“Con el apoyo activo de la CIA y el ISI de Pakistán, que quería convertir la yihad afgana en una guerra global de todos los estados musulmanes contra la Unión Soviética, unos 35.000 radicales musulmanes de 40 países islámicos se unieron a la lucha de Afganistán entre 1982 y 1992. Decenas de miles más llegaron a estudiar en las madrasas paquistaníes. Con el tiempo, más de 100.000 radicales musulmanes extranjeros fueron influenciados directamente por la jihad afgana “(Ahmed Rashid,” El talibán: exportando extremismo “, Foreign Affairs, noviembre-diciembre de 1999).

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) conjuntamente con  el Inter-Services Intelligence (ISI) militar de Inteligencia de Pakistán jugaron un papel clave en la formación de los muyahidines. A su vez, la formación de guerrillas patrocinadas por la CIA se integró con las enseñanzas del Islam:

En marzo de 1985, el presidente Reagan firmó la Directiva de Seguridad Nacional Decisión 166, lo cual […] autoriza [d] La intensificación de la ayuda militar encubierta a los muyahidines, y dejó en claro que la guerra secreta afgana tenía un nuevo objetivo: derrotar a las tropas de la Union Soviética en Afganistán a través de acciones encubiertas y fomentar la retirada soviética.

La nueva ayuda encubierta EE.UU. comenzó con un dramático aumento en los suministros de armas – un aumento constante de 65.000 toneladas anuales para el 1987 … así como un “flujo incesante” de especialistas de la CIA y el Pentágono que viajaron a la sede secreta de la ISI de pakistaní en la carretera principal cerca de Rawalpindi, Pakistán. Allí, los especialistas de la CIA se reunieron con funcionarios de inteligencia paquistaníes para ayudarlos a planificar las operaciones de los rebeldes afganos. “(Steve Coll, Washington Post, 19 de julio de 1992)
Mokhtar Belmokhtar, autor intelectual del ataque terrorista por la Brigada islamista al-Mulathameen (enmascarado)  en el complejo Gas en In Amenas, es uno de los miembros fundadores de AQMI.

Fue entrenado y reclutado por la CIA en Afganistán. Belmokhtar era de los voluntarios provenientes del norte de África, un “afgano árabe” alistado a los 19 años como muyahidines para combatir en las filas de Al Qaeda en Afganistán, en momentos en que la CIA y su afiliada, la Inter Services Intelligence (ISI) pakistaní – apoyaban activamente a los jihadistas en el reclutamiento y formación. Mokhtar Belmokhtar luchó en la  “guerra civil de “Afganistán. Él volvió a Argelia en 1993 y se unió al GSPC. Belmokhtar tiene historia y su participación en Afganistán sugiere que fue patrocinado por los EE.UU. como un  “activo de inteligencia”.

El papel de los aliados de Estados Unidos, Arabia Saudita y Qatar

Al-Qaeda, en el Magreb Islámico (AQMI), desde inicios del año 2007 estableció una estrecha relación con el Grupo Islámico Combatiente Libio (LIFG), cuyos líderes también habían sido entrenados y reclutados en Afganistán por la CIA. El Grupo Islámico Combatiente Libio es apoyado secretamente por la CIA y el Servicio de Inteligencia británico (MI6).

El Grupo Islámico Combatiente Libio fue apoyado directamente por la OTAN durante la guerra de 2011 en Libia “, el suministro de armas, entrenamiento de fuerzas especiales e incluso aviones para apoyarlos en el derrocamiento del gobierno de Libia.” (Tony Cartalucci, el reordenamiento geopolítico de África: Apoyo EE.UU. Covert a Al Qaeda en el norte de Malí, Francia “viene al rescate”, Global Research, enero de 2013)

. Fuerzas especiales británicas SAS había sido puesta en Libia antes del comienzo de la insurrección, en calidad de asesores del Mlitary al Grupo Islámico Combatiente Libio.

Más recientemente, los informes confirman que AQMI ha recibido armas del Grupo de Combate Islámico de Libia (LIFG). Mercenarios LIFG han integrado brigadas de AQMI. Según el comandante Mokhtar Belmokhtar, que coordinó la operación de secuestro en In Amenas:

“Hemos sido uno de los principales beneficiarios de las revoluciones en el mundo árabe. En cuanto a beneficiarnos con las armas (de Libia), esto es una cosa natural en este tipo de circunstancias”. Http://www.hanford.gov/c.cfm/oci/ci_terrorist.cfm?dossier=174

La planta de BP en In Amenas está situada en la frontera con Libia. Por lo que se sospecha Uno sospecha que hubo un contingente de islamistas de Libia luchando con el grupo de combatientes (LIFG) que participan en la operación.

AQMI también tiene vínculos con el Frente Al Nusra en Siria, que es apoyada secretamente por Arabia Saudita y Qatar.

Al Qaeda en el Magreb Islámico está indeleblemente ligado a una agenda de inteligencia de países occidentales. Se describe como “uno de los más ricos de la región y de mejores grupos armados”, financiados secretamente por Arabia Saudita y Qatar.

Canard enchaîné de Francia reveló (junio de 2012) que Qatar (un aliado incondicional de Estados Unidos) ha estado financiando diversas entidades terroristas en Malí como el Ansar Salafista Ed-Dine:

Tanto los rebeldes tuareg del MNLA (independencia y laicos), Ansar Ed Dine, AQMI (Al Qaeda en el Magreb Islámico) y Mujao (Jihad en el oeste de África) fueron atendidos con los dólares de Qatar, de acuerdo a un informe (The Examiner)

El satírico francés Canard Enchaîné informó [en junio de 2012]  el papel que Qatar  presuntamente a financiado a grupos armados en el norte de Malí los que se abrieron paso en las tomas de África y el oeste de Argelia.

Las sospechas de que Ansar Ed-Dine, el principal grupo armado pro-sharia en la región, ha estado recibiendo fondos de Qatar ha circulado en Malí durante varios meses.

Informes (todavía sin confirmar) señalan que las aeronaves  que aterrizaron en Gao, lleno de armas, dinero y drogas, por ejemplo, casi al comienzo del conflicto provenían de Qatar. El informe original cita un documento de la inteligencia militar francesa como una indicación de que Qatar ha proporcionado apoyo financiero a los tres de los principales grupos armados en el norte de Mali: Iyad Ag Ghali Ansar Ed-Dine; al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI); y el Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (MUJWA).

El monto del financiamiento dado a cada uno de los grupos no se menciona, pero si mencionan repetidas denuncias de la DGSE francesa al Ministerio de Defensa mencionado el apoyo de Qatar a los grupos “terroristas” en el norte de Mali.El papel de Al Qaeda en el Magreb Islámico como un activo de inteligencia debe ser cuidadosamente evaluada. La insurgencia islámica crea condiciones que favorecen la desestabilización política de Malí como un Estado-nación. ¿A qué intereses geopolíticos han servido?

Observaciones finales: “El Sudán americano”

En una amarga ironía, la operación de secuestro en el sur de Argelia y la tragedia que resulto de la intervención militar, operación, de rescate argelino llevó a proporcionan una justificación humanitaria para la intervención militar occidental liderada por EE.UU. AFRICOM. Este último no sólo se refiere a Malí y Argelia. También podría incluir la región en general si se extiende a través del cinturón subsahariana del Sahel, desde Mauritania hasta la frontera occidental de Sudán.

Este proceso de escalada es parte de una estrategia militar de EE.UU.,  “hoja de ruta”, para en una etapa posterior avanzar a la militarización del continente africano, “un seguimiento” a los Estados Unidos y la OTAN en 2011 la guerra de Libia.

Se trata de un proyecto de neo-colonial conquista por parte de los EE.UU. sobre una vasta área. Mientras que Francia, la antigua potencia colonial,  continua interviniendo en nombre de Washington, aunque el final del juego es excluir eventualmente a Francia del Magreb y del África subsahariana. Este desplazamiento de Francia como potencia colonial ha estado en curso desde la guerra de Indochina en los años 1950.

Mientras que los EE.UU. se preparan en el corto plazo a compartir el botín de la guerra con Francia,  el último de objetivo de Washington es “redibujar el mapa del continente africano”, y, finalmente, transformar el África francófona en una esfera de influencia americana. Este último se extendería por todo el continente desde Mauritania en el Atlántico hasta el Sudán, Etiopía y Somalia.

Un proceso similar de exclusión de Francia del África de habla francesa ha estado en curso desde la década de 1990 en Ruanda, Burundi y la República del Congo.

Por su parte, el francés como lengua oficial en el África francófona está siendo invadido. Hoy, en Ruanda, el inglés es el idioma oficial, junto kinyarwanda y francés. A partir del gobierno del FPR en 1994, la educación secundaria se ofrece en francés o en inglés. Desde 2009 se ofrece únicamente en inglés. La Universidad desde 1994, ya no opera en francés. (El presidente de Ruanda Paul Kagame no ha leído o no habla francés).

Lo que está en juego es un vasto territorio que durante el periodo colonial incluyó África Occidental Francesa y el África Ecuatorial Francesa (ver mapa a la izquierda, así como mapas abajo).

Malí durante el período francés se conoció como Le Soudan français (el Sudán francés).
Irónicamente, este proceso de debilitamiento y eventual exclusión de Francia desde el África francófona se ha llevado a cabo con el apoyo tácito de ambos (ex) presidente Nicolas Sarkozy y el presidente François Hollande, quienes están sirviendo a los intereses geopolíticos de Estados Unidos en detrimento de la República Francesa.

La militarización del continente africano forma parte del mandato de EE.UU. el Africom. Su  objetivo a largo plazo consiste en ejercer el control geopolítico y militar sobre una vasta área, que históricamente ha sido dentro de la esfera de influencia de Francia. Esta zona es un aceite rico en minerales, gas natural, oro, uranio y estratégica. (Véase R. Teichman, La guerra en Malí Lo que usted debe saber:. Un Eldorado de uranio, oro, petróleo, minerales estratégicos …, Global Research, 15 de enero de 2013)

El nuevo reparto colonial de África se decidió en la 1884-85 en la Conferencia de Berlín (derecha). Para los mapas de África colonial francesa, ver abajo.

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress