Home » ANALISIS DE INTELIGENCIA MEDIATICA » ANALISIS: Las consecuencias de la intervención en Siria

ANALISIS: Las consecuencias de la intervención en Siria

Por Scott Stewart – Cortesía de Stratfor

En esta foto del 29 de enero del 2013, tomada por la oficina audivisual de comunicaciones del ejército francés y suminstrada el 1 de febrero, paracaidistas franceses descienden sobre Timbuctú como parte de una operación militar en Mali para desalojar a extremistas islámicos (AP Foto/ ECPAD, Olivier Debes)

La actual campaña militar francesa para desalojar a los militantes yihadistas del norte de Malí y la reciente de alto perfil ataque contra una instalación de gas natural en Argelia están directamente vinculadas a la intervención extranjera en Libia que derrocó al régimen de Gadafi. También hay una fuerte conexión entre estos sucesos y decisiones potencias extranjeras no intervenir en Malí cuando los militares realizaron un golpe de Estado en marzo de 2012. El golpe se produjo mientras miles de miembros de una tribu tuareg fuertemente armados estaban regresando a casa al norte de Malí después de servir en el ejército de Muammar Gadafi, y la confluencia de estos hechos dio lugar a una implosión del ejército maliense y un vacío de poder en el norte. Al Qaeda en el Magreb Islámico y otros yihadistas fueron capaces de tomar ventaja de esta situación para hacerse con el poder en la parte norte de la nación africana.

Como todos estos eventos transpiran en el norte de África, otro tipo de intervención extranjera que está ocurriendo en Siria. En lugar de una intervención directa de fuerzas militares extranjeras, como la adoptada contra el régimen de Gadafi en Libia en 2011, o la falta de intervención se ve en Malí, en marzo de 2012, el West – Media y sus socios orientales – han adoptado un enfoque medio-tierra en Siria. Es decir, estos poderes están proporcionando ayuda logística a las facciones rebeldes sirios diferentes pero no intervenir directamente.

Así como hubo repercusiones de las decisiones para llevar a cabo una intervención directa en Libia y no intervenir en Malí, habrá repercusiones para el enfoque de intervención parcial en Siria. Esas consecuencias son cada vez más evidente a medida que la crisis se prolonga.

La intervención en Siria

Desde hace más de un año, países como los Estados Unidos, Turquía, Arabia Saudita, Qatar y los Estados europeos han estado proporcionando ayuda a los rebeldes sirios. Gran parte de esta ayuda ha sido en forma de ayuda humanitaria, ofreciendo cosas tales como el cuidado de refugio, alimento y medicina para los refugiados. Otras ayudas ha ayudado a proporcionar a los rebeldes con los suministros no letales militares tales como radios y chalecos balísticos. Pero una revisión de las armas manchas en el campo de batalla revela que los rebeldes también están recibiendo un número cada vez mayor de suministros letales.

Por ejemplo, se han publicado numerosos videos mostrando los rebeldes sirios con armas como el lanzacohetes M79 Osa, el RPG-22, la M-60 rifle sin retroceso y el lanzagranadas RBG-6 múltiple. El gobierno sirio también ha publicado los vídeos de estas armas después de apoderarse de ellos en depósitos de armas. Lo que es interesante acerca de estas armas es que no estaban en el inventario del ejército sirio antes de la crisis, y todos ellos probablemente fueron adquiridos de Croacia. También hemos visto muchos informes y fotos de los rebeldes sirios llevan rifles Steyr austriacos agosto, y el gobierno suizo ha quejado de que Swiss-made granadas de mano se venden a los Emiratos Árabes Unidos están haciendo su camino a los rebeldes sirios.

Rebeldes-sirios

Con los grupos rebeldes sirios utilizando predominantemente de segunda mano armas de la región, las armas capturadas del régimen, o un surtido de artefactos extraño que ellos mismos han fabricado, la aparición y propagación de estas armas en los arsenales rebeldes exógenos en los últimos meses está en evidencia a primera vista de suministro de armas externa. La aparición de una sola agosto Steyr o RBG 6-en el campo de batalla puede ser una anomalía interesante, pero la variedad y concentración de estas armas visto en Siria son mucho más allá del punto en el que podría ser considerado una coincidencia.

Esto significa que el nivel actual de intervención externa en Siria es similar al nivel ejercida contra la Unión Soviética y sus aliados comunistas después de la intervención soviética en Afganistán. Los partidarios externos están proporcionando no sólo la formación, la inteligencia y la asistencia, pero también armas – armas exógenos que hacen que la prestación externa de armas obvias para el mundo. También es interesante que en Siria, al igual que Afganistán, dos de los apoyos externos más importantes son Washington y Riad – aunque en Siria se unió a las potencias regionales como Turquía, Jordania, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, en lugar de Pakistán.

En Afganistán, los saudíes y los estadounidenses permitieron a sus socios en la agencia de inteligencia de Pakistán Inter-Services para determinar cuál de los innumerables grupos militantes en Afganistán recibió la mayor parte de los fondos y las armas que estaban proporcionando. Esto resultó en dos cosas. En primer lugar, los paquistaníes financió y armó grupos a los que pensaban que mejor podría utilizar como sustitutos en Afganistán después de la retirada soviética. En segundo lugar, pragmáticamente tendido a canalizar dinero en efectivo y armas a los grupos que fueron los más exitosos en el campo de batalla – grupos tales como los dirigidos por Gulbuddin Hekmatyar y Jalaluddin Haqqani, cuya eficacia en el campo de batalla estaba directamente relacionado con su teología celoso que hizo emprender jihad contra los infieles un deber religioso y la muerte durante una lucha el logro final.

Un proceso similar ha estado ocurriendo desde hace casi dos años en Siria. Los grupos de la oposición que han sido los más eficaces en el campo de batalla han tendido a ser los grupos de orientación yihadista como Jabhat al-Nusra. No es sorprendente que una de las razones para su efectividad fue de las habilidades y tácticas que aprendieron luchando contra las fuerzas de la coalición en Irak. A pesar de esto, los saudíes – junto con los qataríes y emiratíes la – han estado armando y financiando a los grupos yihadistas en gran parte debido a su éxito en el campo de batalla. Como mi colega Kamran Bokhari señaló en febrero de 2012, la situación en Siria estaba dando la oportunidad a los yihadistas, incluso sin apoyo externo. En el paisaje fracturado de la oposición siria, la unidad de propósito y la eficacia campo de batalla de los yihadistas es en sí misma suficiente para garantizar que estos grupos atrajo a un gran número de nuevos reclutas.

Pero ese no es el único factor que conduce a la radicalización de los rebeldes sirios. En primer lugar, la guerra – y particularmente una brutal e interminable guerra – tiende a hacer que los extremistas de los combatientes que participan en ella. Piense en Stalingrado, la Guerra Fría se debate en América Central o la limpieza étnica en los Balcanes tras la disolución de Yugoslavia; este grado de lucha y sufrimiento tiende a hacer que incluso los no-ideológicas personas ideológico. En Siria, hemos visto a muchos musulmanes seculares convertirse en yihadistas estrictas. En segundo lugar, la falta de esperanza de una intervención por parte de Occidente eliminado cualquier impulso para mantener una narrativa secular. Muchos combatientes que habían puesto sus esperanzas en la OTAN estaban muy decepcionados y enojados de que su sufrimiento fue ignorada. No es raro que los combatientes sirios a decir algo así como: “¿Qué ha hecho Occidente para nosotros? Ahora tenemos sólo Dios”.

Cuando estos factores ideológicos se combinaron con la infusión de dinero y armas que se ha canalizado a grupos yihadistas en Siria durante el último año, el crecimiento de los grupos yihadistas sirios se aceleró dramáticamente. No sólo son un factor en el campo de batalla hoy en día, sino que también será una fuerza a tener en cuenta en el futuro.

El Gambito de Arabia

A pesar del retroceso experimentado yihadista los sauditas después del final de la guerra contra los soviéticos en Afganistán – y la lección práctica actual de la Siria yihadistas enviados a luchar contra las fuerzas de EE.UU. en Irak ahora los grupos líderes como Jabhat al-Nusra – el gobierno saudí aparentemente ha calculado que el uso de proxies yihadistas en Siria es la pena el riesgo inherente.

Hay algunos beneficios inmediatos para Riad. En primer lugar, los saudíes esperan ser capaces de romper el arco de influencia chií que se extiende desde Irán a través de Irak y Siria al Líbano. Después de haber perdido el sunnita contrapeso al poder de Irán en la región, con la caída de Saddam Hussein en Irak y la instalación de un gobierno liderado por los chiítas amistoso con Irán, los saudíes ver la posibilidad de instalar un régimen amistoso sunita en Siria como una mejora dramática al su seguridad nacional.

El apoyo a la jihad en Siria como un arma contra la influencia iraní también da a los saudíes la oportunidad de pulir sus credenciales islámicas internamente, en un esfuerzo para ayudar a evitar las críticas de que son demasiado laica y occidentalizada. Permite que el régimen saudí la oportunidad de demostrar que está ayudando a los musulmanes bajo asalto por el régimen sirio vicioso.

Apoyo a los jihadistas en Siria también da a los saudíes la oportunidad de enviar sus propios radicales a Siria, donde pueden luchar y hasta morirse. Con un gran número de hombres desempleados, subempleados y jóvenes radicalizados, la jihad en Siria proporciona una válvula de presión similar a las luchas del pasado en Irak, Chechenia, Bosnia y Afganistán. Los saudíes no sólo están tratando de aventar por su propia juventud preocupada, hemos recibido informes de una fuente creíble de que los sauditas también están facilitando los viajes de los hombres yemeníes a campos de entrenamiento en Turquía, donde son entrenados y equipados antes de ser enviado a Siria para luchar. Los informes también indican que los jóvenes que viajan de forma gratuita y recibir una remuneración por sus servicios. Estos jóvenes radicales de Arabia Saudita y Yemen incluso fortalecer aún más los grupos yihadistas en Siria, proporcionándoles nuevas tropas.

Los saudíes están ganando beneficios temporales nacionales de apoyo a la jihad en Siria, pero el conflicto no va a durar para siempre, ni tampoco dar lugar a la muerte de todos los jóvenes que van allí para luchar. Esto quiere decir que algún día los hombres que sobreviven a volver a casa, ya través del proceso que nos referimos como “darwinismo táctico” los combatientes ineptos habrán sido eliminados, dejando un núcleo de militantes competentes que los sauditas tendrán que lidiar.

Pero los problemas planteados por proxies yihadistas en Siria tendrá efectos más allá de la Casa de Saud. Los yihadistas sirios representan una amenaza a la estabilidad de Siria en mucho la misma manera que los grupos afganos hicieron en la guerra civil se puso en marcha para el control de Afganistán después de la caída del régimen de Najibullah. De hecho, la violencia en Afganistán se agravó después de la caída de Najibullah en 1992, y el sufrimiento de los civiles afganos en particular era atroz.

Yihadistas en Libia

Ahora estamos viendo que los militantes yihadistas en Libia representa una amenaza no sólo para el régimen libio – hay serios problemas en el este de Libia -, sino también a los intereses extranjeros en el país, como se ve en el atentado contra el embajador británico y el EE.UU. Misión Diplomática en Bengasi. Por otra parte, los acontecimientos en Malí y Argelia en los últimos meses muestran que Libia a base de militantes y las armas que poseen también una amenaza regional. Similares consecuencias duraderas y de gran alcance se puede esperar a fluir desde la intervención en Siria.

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress