Home » QPM.ORG » La otra cara de la moneda: Inteligencia Fake: “EE.UU. manipulo a la opinión pública antes de la guerra de Irak”: entrevista con el general Salim Khalaf al-Jumayli ex jefe de la mesa americana del servicio de inteligencia iraquí.

La otra cara de la moneda: Inteligencia Fake: “EE.UU. manipulo a la opinión pública antes de la guerra de Irak”: entrevista con el general Salim Khalaf al-Jumayli ex jefe de la mesa americana del servicio de inteligencia iraquí.

Por Russia Today  – Cortesía de Global Research

QPM.ORG. Bajo Saddam Irak e Irán eran acérrimos enemigos que lucharon una larga guerra y se oponían fuertemente entre si manteniéndose un equilibrio de poder entre ambos países. La administración de George W. Bush rompió el equilibrio geopolítico de la región con su intervención militar permitiendo que los chiíes se convirtieran en la fuerza política dominante en Irak haciendo más difícil para los EE.UU. y sus aliados el control del país, y por si fuera poco llevaron al poder a un gobierno que tiene al menos algunas simpatías y vínculos con Irán. Así, Irán es, con mucho, el principal beneficiario estratégico de la guerra contra Irak,  A pesar de ello deben ser ustedes los que saquen sus propias conclusiones. Foto/ Soldados de la 82 División Aerotransportada toman posición durante la búsqueda de un alijo de armas en Faluya, 50 kilómetros (30 millas) al oeste de Bagdad. (AFP Photo / Patrick Baz)

Los EE.UU. utilizaron todas las posibilidades para demostrar que Irak era reacio a cooperar en la guerra contra el terrorismo, mientras que no lo era, afirma Salim Khalaf al-Jumayli, un ex oficial de inteligencia iraquí, quien hizo la revelación a RT.

Diez años después de que Irak fue ocupado por los EE.UU., RT canal árabe Al-Yaum Rusiya hablo con un hombre que jugó un papel clave  dentro de la inteligencia del gobierno iraquí justo antes de la invasión. Su invitado fue el general Salim Khalaf al-Jumayli, un oficial de inteligencia iraquí y ex jefe de la mesa americana del servicio de inteligencia de Irak.

RT: Sr. Salim, como oficial que destruyó todos los documentos después que la guerra había terminado. Usted los quema en una casa de seguridad cerca de Bagdad. Pero estoy seguro de que todavía hay una gran cantidad de información que en su memoria. Vamos a empezar con el pretexto de  los EE.UU. para justificar la invasión. Dijeron que Irak tenía vínculos con Al-Qaeda. ¿Es cierto o era sólo un pretexto?

Salim Khalaf al-Jumayli: Por supuesto, Estados Unidos hizo todo lo posible para preparar a la opinión pública dentro de los EE.UU. e internacionalmente por la guerra contra Irak. Había dos grandes partes en esta obra: los EE.UU. trataron de convencer a todos de que Irak tenía armas de destrucción masiva y que tenía estrechos vínculos con Al-Qaeda y los terroristas en general. En la década de 1980, se tenían ciertas relaciones con algunas organizaciones. Pero en la década de 1990, se recibió la orden de detener todo contacto con cualquier organización que tuviera conexiones terroristas. Hablando de las relaciones con Al-Qaeda, George Bush dijo que el presidente Saddam Hussein había enviado a sus emisarios para reunirse con Osama bin Laden, pero nunca mencionó lo que fue el resultado de esa reunión. En 1992, después de la guerra con Kuwait, Irak estaba tratando de restablecer las relaciones con los países árabes, especialmente con Arabia Saudita. En ese momento, Arabia Saudita era muy anti-Irak, y el Presidente ordenó poner todos nuestros esfuerzos en cambiar esa situación. Habíamos logrado reunir información de inteligencia que podrían ayudarnos a alcanzar ese objetivo. Así que pusimos más personal en el departamento de los países del Golfo, y se centró la atención en Arabia Saudita. Fui el responsable de Siria en ese momento. Hemos tenido conexiones con la Hermandad Musulmana en Siria y con Adnan grupo de Uqla las que tenían conexiones con Osama Bin Laden, que se encontraba en Sudán en ese momento. Ese grupo se ofreció a establecer contactos con Bin Laden con el fin de trabajar en contra de Arabia Saudita. Nos dieron permiso para establecer ese contacto a través de la Hermandad Musulmana siria, concretamente a través de un hermano de Adnan Uqla, que estaba en un país árabe limítrofe con Irak. Lo invitamos a Bagdad, y me reuní con él en el hotel Mansour Milia. Le dije que nuestro mensaje a Osama bin Laden. Todos estaban en contra de la presencia estadounidense en Arabia Saudita. Teníamos el mismo enemigo, por lo que podríamos  trabajar juntos para socavar el régimen saudita y presionarlo para eliminar a los estadounidenses de la Península Arábiga. Esta persona fue a Sudán con nuestro mensaje, pero no se reunió con Osama bin Laden. Entonces nos dieron una respuesta de bin Laden – él dijo que el régimen baasista en Iraq era apóstata, y que era a causa del régimen iraquí que los estadounidenses llegaron a Oriente Medio, por lo tanto, que no podía tener ningún contacto con este régimen . Hubo otros intentos de establecer una conexión, a través de Hassan al-Turabi, por ejemplo. Pero nunca la posición de Osama bin Laden cambió. Todo esto ocurrió antes de 1995, cuando se trasladó a Afganistán y se puso a trabajar en contra de la presencia rusa.

RT: contra el régimen de Najibullah …

SHJ: Los estadounidenses también contactaron a bin Laden, fueron ellos los que lo trasladaron a Afganistán para luchar contra los rusos.

RT: Si Bin Laden se negó a trabajar con Saddam Hussein, ¿quiere esto entonces decir que se trataba de los EE.UU. los que cooperaron con al-Qaeda y no Irak?

SHJ: Yo no lo definiría como la cooperación, aunque como luego se supo que tenía contactos. Ellos coordinaban sus acciones y apoyaban la lucha de Al Qaeda contra los rusos en la Unión Soviética. Cuando Bush dijo que Saddam Hussein mandó un enviado a bin Laden, que no habló de los resultados de esa misión. Así formalmente su declaración era verdad, pero en términos equivocados del significado que el le estaba dando.

RT: ¿Así que se trata de Osama bin Laden y Al-Qaeda. Ahora vamos a hablar un poco sobre las armas de destrucción en masiva. ¿Iraq realmente tenia este tipo de armas como Estados Unidos reclamó cuando invadió el país?

SHJ: Una cosa más sobre Al-Qaeda. Antes de la guerra contra Irak, los medios de EE.UU. hablaron mucho de Abu Musab al-Zarqawi, quien presuntamente estaba en Irak y tenía conexiones con el régimen iraquí. Yo no tenía ninguna información sobre eso. Y puesto que al-Zarqawi era de Jordán, le pregunté a mi colega en el mostrador de Jordania acerca de eso. Él me dijo que había recibido informes de inteligencia de Jordania sobre Musab al-Zarqawi que el estaba enfermo y recibiendo tratamiento en un hospital de Bagdad. Incluso me dijo que este hospital se encontraba en Bataween. Se realizaron búsquedas en el área, pero no encontró Musab al-Zarqawi. Así que no tenía ninguna conexión con Musab al-Zarqawi y Al-Qaeda. Hubo un intento de establecer una conexión con los talibanes a través de uno de los ministros, que se encontraba en Pakistán. La Inteligencia iraquí propuso esto, pero el canciller Tariq Aziz, dijo que se trataba de un régimen inestable y no beneficiaría a Irak de tener relaciones con ella.

RT: ¿Qué pasa con las armas de destrucción masiva? ¿Sabía que Iraq tenía realmente  armas de destrucción masiva que podrían poner en peligro a todo el mundo o a la región?

SHJ: Se fabricó un determinado problema, se analizaron y sacaron sus conclusiones en  base de eso. Los datos que reciben de diversas fuentes no eran ciertos. Esta fue su intento de influir en la opinión pública. En términos de la operación de inteligencia, Irak era un país cerrado, y que obviamente no tenía fuentes dentro del país que les hubieran dicho la verdad. Así que se basó en otras fuentes que les daban de comer mentiras como, por ejemplo, fotos de camiones, laboratorios móviles que, conforme a sus alegaciones fueron utilizados para la producción de armas químicas. Ellos fueron realmente utilizados para el control de alimentos suministrados por el gobierno. Pero tomaron fotos de los laboratorios y las presentaron como unidades de producción de armas de destrucción masiva.

RT: Sr. Salim, ¿podría decirnos como agente de contra-inteligencia si Irak realmente se benefició de este muro de poderoso secreto que lo rodea? Tal vez, si hubiera habido más transparencia, y  los opositores hubieran sabido más sobre ellas y sacaron sus conclusiones sobre la base de eso, no sería una percepción de Irak como un poder desconocido, como un cuadro negro espantoso?

SHJ: Sin duda, el trabajo de un agente de contra-inteligencia implica proporcionar ciertos datos a los oponentes, pero tú eres el que debe tener todo bajo control. Desde mi experiencia, estoy absolutamente convencido de que si los estadounidenses hubiesen tenido una fuente de origen iraquí que les estuviera diciendo la verdad, no habrían hecho lo que hicieron, a pesar de existir problemas entre la CIA y la Asesora de Seguridad Nacional [Condoleezza Rice], la que quería imponer su opinión al hacer ciertos cambios en los informes de la CIA. Si solo la CIA tenía una fuente de información fiable y veraz en Irak. Así que me gustaría subrayar una vez más que, en la operación de contrainteligencia se debe dejar que el oponente tenga sus fuentes en su país, pero mantenerlas bajo control. Usted debe asegurarse de que hay una fuga de cierta información en la medida en que desea que lo tengamos. Incluso si esta fuente recibe cierta información, como ocurrió en nuestro caso, es mejor dejar que ellos lo entiendan como la situación real que cumple con nuestras declaraciones. Siempre hemos insistido en que no teníamos armas de destrucción masiva.

En efecto, las Comisiones de Inspección habían perdido su confianza después de algunos documentos fueron descubiertos en una granja de aves de corral en un área pequeña llamada Salman. Ellos fueron los únicos que teníamos, pero no lo creían. Antes de la guerra, en nuestra comunicación secreta que confirma eso: convenció al mundo de la necesidad de entrar en Irak con el fin de resolver dos cuestiones principales, armas de destrucción masiva y vínculos con Al-Qaeda. Pero, ¿qué dicen al mundo si la invasión de Irak y no encontraron armas de destrucción masiva o vínculos con Al-Qaeda? Usted puede haber notado que todo el discurso se llevó a cabo en una clave diferente. Después de un tiempo, se cambió todo el plan y dijo que estaban persiguiendo metas democráticas en Irak. Y una vez que comenzó el caos en Irak, lo llamaron “constructiva”. El caos se apoderó de la región árabe entera. En su estrategia creían que Estados Unidos descarta toda esta área una vez que derrocó a Saddam Hussein, pero que en realidad nos salió al revés cuando el caos se apoderó de toda la zona.

RT: Según tengo entendido, usted tuvo contacto o cooperación con los órganos políticos de Estados Unidos o de inteligencia?

SHJ: No, tenía contactos en el Gobierno de los EE.UU. a través de intermediarios estadounidenses de origen libanés. Intercambiamos cartas. Así que no tenía contactos con los órganos políticos de Estados Unidos o servicios de inteligencia. Queríamos tener una reunión con la CIA o algún miembro de la administración de EE.UU. para explicar la situación a ellos explícitamente, pero nunca tuvo éxito.

RT: ¿Estabas preparado para cooperar con la comunidad internacional, por ejemplo, con Europa o los EE.UU. en la lucha contra el terrorismo desde ese ámbito?

SHJ: Estábamos, y nos envió una serie de cartas sobre el asunto. En 1993, un camión lleno de explosivos entró en el World Trade Center. Ese ataque fue desarrollado y ejecutado por un iraquí estadounidense que vino de Samarra, Iraq. Este hombre huyó a Irak tras el ataque. La inteligencia de EE.UU. lo siguió e informó que llegó a Irak, así que empezamos a buscarlo. Nos llevó seis meses antes de que lo encontramos  trabajando en un taller de coches. La inteligencia iraquí lo detuvo y lo puso en la cárcel. Nos entregaron una carta diciendo que tenía información crucial sobre el ejecutor del atentado del WTC, e iraquíes americanos y que estábamos dispuestos a cooperar con el fin de transmitir esta información a ellos. Su respuesta fue que deberíamos pasar esta información a ellos por escrito y se negaron a reunirse con nosotros. Al mismo tiempo se prometió una recompensa de $ 25mln a cualquier persona que informara de esa persona o de su paradero. Se dieron cuenta de que él tenía, y que se les informó al respecto.

Tras el ataque de 9/11, que trató de actuar como intermediarios entre nosotros y la inteligencia de EE.UU. a través de la inteligencia egipcia a fin de organizar la extradición de este hombre. Los egipcios y las correspondientes fuerzas de Estados Unidos tuvieron una serie de reuniones. Estábamos dispuestos a extraditarlo. Él era un americano y que no tenía derecho a quedarse con él. Pero queríamos tener garantías de que la extradición se llevaría a cabo en el marco oficial. La inteligencia de EE.UU. quería volar por encima de él en un avión especial, sin embargo, nuestro Presidente no lo aprobó. Él dijo que sería inaceptable que venga a recoger a ese hombre, ya que teníamos nuestro propio avión y podríamos mandarlo otra vez en un avión iraquí. Los estadounidenses no estuvieron de  acuerdo con eso. Imagínense cómo estaban de persistente en esta materia. No querían que Irak demostrara que estaba contra el terrorismo y dispuesto a cooperar en este asunto. Después de que las autoridades de inteligencia persuadieron a nuestro Presidente para que este hombre volara en un avión egipcio. Al entregar al hombre ambos lados tenían que firmar declaraciones de transferencia y aceptación, en presencia de un intermediario. Hicimos esas declaraciones, que eran muy explícitos, y los americanos se negaron a firmar la declaración de aceptación.

RT: Y la única razón por la que lo hicieron fue afirmar que Irak era reacio a cooperar en la guerra contra el terror?

SHJ: Eso es correcto.

RT: ¿Y qué pasó con esa persona?

SHJ: Permaneció en prisión hasta el día de la intervención comenzó, y los detenidos fueron puestos en libertad. Se alejó y hasta la fecha, nadie sabe dónde está. La única razón por la que los estadounidenses redujeron el trato era que querían evitar que se confirmara oficialmente que habían llegado hasta el hombre. Y necesitábamos algunas garantías! Seguimos a este chico detenido tras su arresto en 1992, pero llevamos a cabo esas conversaciones con los EE.UU. en 2002. Lo habíamos mantenido bajo arresto durante diez años.

RT: ¿Recuerdas su nombre?

SHJ: Le dimos un alias y lo utilizó hasta el final. Lo llamábamos Aboud – por lo menos, ese era su nombre en nuestra base de datos. Incluso en su expediente personal que está registrado como “Aboud”. Pero creo que me acuerdo de su nombre original: fue Saied, creo. Saied de Samarra.

RT: ¿Era uno de los fundamentalistas islámicos? Estoy hablando de Al-Qaeda, por ejemplo…

SHJ: No tenía nada que ver con Al-Qaeda. Él había perpetrado el ataque como un acto de venganza por la Primera Guerra del Golfo. Tenía dos cómplices, uno de Egipto, el otro de Pakistán.

RT: Usted ha mencionado un “cinturón de seguridad” en Irak. A este respecto recuerdo mi conversación con el jefe de la tarde soviético Leonid Shebarshin inteligencia, que murió hace un año. Cuando se habla de la captura de Kuwait, me dijo que la inteligencia de EE.UU. no había logrado penetrar en Irak y obtener información desde el interior del país. Intentaron oficiales de reclutamiento del servicio de inteligencia soviético que se trataba de Irak. Soviético contra-inteligencia revelaron sus intenciones e interrumpió el plan. ¿Qué lecciones soviético contra-inteligencia enseñar a los servicios de seguridad iraquíes?

SHJ: Nuestra contra-inteligencia se basa en principios tomados de Rusia. El comienzo de nuestro trabajo se remonta a 1975 – los días de finales de los años Barzan al-Tikriti, una temprana edad de oro del aparato de inteligencia, que comenzó a crecer más fuerte en ese momento. Durante el período de Fadhil al-Barak como el jefe de la inteligencia iraquí, de 1984 a 1989, el desarrollo del aparato estaba haciendo grandes progresos: el procedimiento de tratamiento de la información se formó, la estructura de la seguridad del Estado y el procedimiento de contacto con los servicios secretos y fuentes fueron formados. En general, todos los procedimientos han sido adoptados de Rusia, y todas nuestras contra-inteligencia “expertos” han sido educados en Rusia.

Ellos fueron nuestros primeros especialistas altamente cualificados. Luego organizamos formación en el aparato de seguridad del Estado, que se completa el proceso de la educación con la experiencia de Alemania y Grecia. El método ruso de acercarse a su objetivo es multi-paso, por lo que el proceso es largo y sucesivos. A finales de los 90, hemos decidido cambiar la estrategia de trabajo y comenzó a reducir el número de etapas en el proceso de reclutamiento. La razón de esto era que teníamos que trabajar bajo una gran presión, lo que requiere un gran compromiso y esfuerzo de nuestra parte. Por otra parte, la agresión a Iraq era realmente grave. Nos quedamos cortos de tiempo y no podía permitirse el lujo de pasar un año entero para contratar a una persona, así que tuvimos que tomar una decisión en el plazo de un mes. Aún así nos quedamos sutil y tratamos de no salir demasiado pronto, por si acaso la persona no estaba dispuesto a cooperar con nosotros.

RT: Usted ha contratado a un número de personas. Se dice que usted incluso ha penetrado en el Departamento de Defensa de EE.UU.!

SHJ: Nuestra penetración en el Departamento de Defensa de EE.UU. era algo que aún no ha aplicado Rusia. Hemos contratado a un oficial de alto rango de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos Departamento de Defensa. Nos las arreglamos para que escapara una gran cantidad de información, y estudié esta información dos veces. Sin embargo, no toda esta información era verdadera – una parte de los que se suponía que engañarnos. Este funcionario incluso dio a conocer el panorama general de la guerra con Irak, la fuerza militar de EE.UU. en Turquía, la información sobre las tropas y contra inteligencia en los países vecinos de Irak, como Arabia Saudita y los Estados del Golfo Árabe. Él fue quien confirmó que no habría ningún ataque de Turquía. Guiados por esta información que se trasladó la división Adnan de la región de Mosul cerca de Bagdad, así fortificar posiciones de las tropas en la ciudad. Los EE.UU. contra-inteligencia sospechaba que tenía una fuente en el Departamento de Defensa y fue deliberadamente exponer toneladas de todo tipo de información. Pero sabíamos que la información era cierta.

RT: ¿Así que la información se selecciona, ¿no?

SHJ: Sí, la información engañosa fue fácil de identificar, y así fue la verdad. Sabíamos todo.

RT: ¿Así que tenía motivos para estar seguros de que la invasión era inminente. ¿Sabía usted compartir estos hallazgos con los líderes de Iraq, en particular el presidente Saddam Hussein?

SHJ: Nuestro trabajo consistía en reunir información sobre la presencia estadounidense en la región, y localizar la presencia de la CIA en Irak, identificando sus estrategias y planes, los objetivos que podrían estar buscando en Irak, y sus representantes en nuestro país. La mayoría de las guaridas de la CIA en Irak se encuentra en el norte. Teníamos información de que los estadounidenses invadieran el momento en que acumularan 75.000 soldados en el Golfo. El 24 de febrero, que era alrededor de un mes antes de la invasión, se nos envió un informe al personal de mando, informándonos  de que las fuerzas estadounidenses estacionadas en el Golfo se había hinchado a 73.000 en la fuerza, acercándose al punto de referencia para el lanzamiento de una invasión. Al mismo tiempo, los estadounidenses estaban amagando fugas de hacernos creer que la invasión sería empezar en alguna parte, en abril o mayo. Pero estábamos seguros de que sería poner en marcha en cualquier momento.

RT: ¿Eso quiere decir que los líderes de Irak en realidad tenía una oportunidad de evitar la guerra? ¿O era la guerra predeterminado, y los Estados Unidos iba a invadir Irak, independientemente de si lo hizo o no tenía armas de destrucción masiva y vínculos con Al Qaeda?

SHJ: Estábamos positivo que no habría guerra. La máquina de propaganda estadounidense y sus medios de comunicación había estado descaradamente manipulando  a la opinión pública internacional y dentro de los Estados Unidos. Ya era demasiado tarde para cancelar el esfuerzo de guerra. Y para nosotros, era difícil poder influir en la opinión pública después del 9/11. Hubo una oportunidad perdida aquí: antes de los ataques del 9/11, todavía era posible para nosotros llegar a un acuerdo con Washington al hacer algunas concesiones serias. Pero después de 9/11, con el gobierno de EE.UU., y en especial el Departamento de Defensa, dominado por la línea dura, encontramos cada vez más dificultades para hacer frente a los americanos. Tuvimos el lobby judío estadounidense que agradecérselo, ya que estaban invirtiendo grandes esfuerzos en derrocar “el régimen iraquí.” Para su información, cinco de los asesores de política de alto nivel en el Departamento de Defensa de EE.UU. en ese momento eran judíos. Todas aquellas personas que planearon esta guerra eran judíos. Todos ellos fueron posteriormente por debajo del radar, y hoy en día, es imposible seguirles el rastro.

RT: ¿Qué pasa con los tomadores de decisiones de alto nivel – el grupo de tomadores de decisiones neo-conservadores que son responsables de iniciar esta guerra?

SHJ: Ya he mencionado los que estaban oficialmente a cargo de la guerra: Colin Powell, Donald Rumsfeld, y encima de todos ellos, Dick Cheney y el presidente Bush. Pero los asesores de política que me refiero eran un grupo dentro del Departamento de Defensa, que efectivamente habían asumido el papel de la inteligencia, de la comunidad de seguridad nacional, el Departamento de Estado, y así sucesivamente. A lo largo de la historia, poder de decisión se comparten normalmente en vez de concentrarse en una sola oficina. En los Estados Unidos, la agenda de seguridad nacional que generalmente tiene forma colectiva por la CIA, el Consejo Nacional de Seguridad, los asesores presidenciales, la política exterior de los think tanks, medios de comunicación, etc. y el Pentágono sin duda tiene algo que decir, también. Sin embargo, durante el período en cuestión, la decisión estratégica se hizo exclusivamente por una sola institución: el Departamento de Defensa. El Departamento de Estado se opuso a su plan de guerra, y lo mismo hizo la CIA.

La CIA le dijo al Pentágono “derrocar al régimen iraquí es la parte fácil, pero ¿cuáles son los escenarios para Irak una vez que derrocar a Saddam Hussein?” El Departamento de Defensa respondió: “Sólo vamos a derrocarlo, y entonces todo se estabilizará.”

Ese es el tipo de marco de la mente que dominó el esfuerzo de guerra estadounidense. No había  una estrategia sostenible a largo plazo, y es por eso que todo terminó en caos. Por supuesto, cualquier persona sensata que le importaría tomar un buen vistazo a la situación en Irak en aquel entonces habría dado cuenta de que “el régimen” era en realidad un gobierno secular que se opuso el extremismo religioso. Hasta 2003, no había ni un solo ciudadano iraquí que fuera miembro de Al Qaeda. Hubo un informe – un solo informe que habíamos recibido – digitación de un individuo llamado Ali al-Jaburi como un agente vinculado con el brazo financiero de Al Qaeda. Hicimos una búsqueda y se acercó con miles de iraquíes por ese nombre, pero nunca se encontró el al-Jaburi que estábamos buscando.

Mira lo que sucedió en Irak después de 2003. Habíamos advertido a los estadounidenses que si el régimen caería, Irak se convertiría en un bastión yihadista e Irán ampliará su área de influencia en toda la región del Golfo. Fuimos nosotros quienes habíamos registrado la actividad terrorista y contenida la búsqueda de Irán de dominación regional. Estoy seguro de que todos nuestros mensajes y la información llegó a los fabricantes estadounidenses de decisiones, hasta lo más alto.

RT: ¿Los dirigentes iraquíes creen que Estados Unidos no llegan a iniciar la guerra debido a su política pragmática y poco interés en causar estragos y poniendo en peligro a sus aliados en el Golfo Pérsico?

SHJ: Creo que nuestro liderazgo cree que el gobierno de EE.UU. podría prever las consecuencias de derrocar al régimen iraquí, que sabían que esto podría dividir al país bajo la influencia de los extremistas sectarios, y permitir que la influencia de Irán llegara al Golfo. Que el gobierno estadounidense haría algo tan estúpido como dejar caer el régimen de Iraq y permitiendo Al-Qaeda e Irán extender su influencia en toda la región era totalmente inconcebible. Nuestras autoridades pensaron que la guerra no iba a durar mucho tiempo y que después los EE.UU. que impone unas condiciones determinadas y nos diría que sí. Pero nadie esperaba que los estadounidenses no sólo aplastaran al régimen, sino a todo el país y de manera brutal. Incluso llegó al extremo de dañar su propio país! Perdieron personas y dinero. Son esas guerras que provocaron la crisis económica que estamos atravesando ahora. Nadie había pensado que los norteamericanos actuaran tan irracionalmente.

RT: ¿Qué pasó con sus fuentes en los EE.UU.?

SHJ: Tuvimos tres tipos de fuentes. Dos de ellos se puede caracterizar como fuentes militares. Uno en la base aérea de Incirlik en Turquía, otro en el Golfo, más uno en el Pentágono. Esas fueron las fuentes militares. Además, teníamos a nuestros informantes en el Congreso y el Consejo Nacional de Seguridad. Otra categoría es la llamada “diáspora hostil” o los activistas de la oposición iraquí en el extranjero que trabajaban para derribar el régimen en el poder en Irak. Esto incluye a personas que viven en los EE.UU. y que cooperen con nuestro departamento especializado. Este departamento es responsable de sus conexiones en la Casa Blanca, el Departamento de Estado, el Pentágono y la ONU. Con el fin de poder acusar a alguien de ser nuestro informante en Estados Unidos, debe haber prueba de que colaboró con la inteligencia iraquí y se les pagaba por ello. La Oficina del Fiscal General debe tener motivos suficientes para presentar cargos – en otras palabras, un caso debe iniciarse ya sea en el FBI o aquí en Irak. Pero hemos destruido todos nuestros archivos en los EE.UU., y los estadounidenses no han presentado pruebas suficientes para tomar alguna de esas personas a los tribunales. En cuanto a nuestras fuentes en el lado americano – que se han ido y eso es todo lo que sabemos acerca de ellos.

RT: Usted puede negarse a responder a esta pregunta, pero aún a tratar de hacer eso. Pocos días después del ataque, que fueron detenidos por soldados estadounidenses. ¿Trataron de hacerle hablar o averiguar acerca de sus fuentes en los EE.UU.?

SHJ: El 9 de abril, la caída de Bagdad. El 12 de abril, puse en el fuego todos los archivos se mantienen en los EE.UU., Europa occidental y los países asiáticos.

RT: ¿Cuánto tiempo le tomó para quemarla?

SHJ: Un total de cuatro días después de que tomé la decisión y ordene quemar estos archivos – había un montón de documentos. Pero me aseguré de que todos fueron destruidos. El 22 de abril, fui arrestado. Los chicos querían hacerme hablar. (En su libro, el director de la CIA, escribió que habían localizado con éxito un informante importante de la inteligencia. Los pilotos dijeron que se preparan para un ataque aéreo. Insistimos que le necesitamos con vida. Eso era importante para nosotros ….) Ellos irrumpieron en mi casa a las cinco de la tarde.

RT: ¿Consideró intentar un escape?

SHJ:   No. Estaba seguro de que me iban a descubrir, no importa a dónde vaya. Yo era responsable del archivo en los EE.UU., que tenía toda la información. No estaba preocupado, porque el archivo se había quemado. Y las palabras son sólo palabras. Entonces comenzó a investigar a mí. Alrededor de 37 equipos de investigación han asignado a mi caso. El FBI quería saber acerca de nuestras fuentes en los EE.UU… La CIA trató de averiguar la identidad de los agentes dobles que trabajaban tanto para Iraq y los EE.UU. y si no controlamos “Sureyya”. Me fue investigado durante 9 meses. Y un equipo especial del Pentágono asignado al Ministerio de Defensa caso también se abrió una causa penal contra mí y me investigó durante una semana, durante 8 horas diarias. Sólo en relación con ese caso.

RT: sin resultados?

SHJ: No. Me preguntaron sobre nuestro origen en el Pentágono.

RT: ¿Usted no trataba de revelar sus fuentes?

SHJ: Como todo lo que pude, pero no podía negarlo todo. Tenían algo de información de los suyos como para nuestros contactos y fuentes en la población. Lo importante es que ninguno de ellos hablara.

RT: Hablemos de un tema delicado – ¿de verdad trataron de sobornar el señor El Baradei?

SHJ: Trabajo para la inteligencia, y el 90% del trabajo de inteligencia es ilegal! Es válido para todos los servicios de inteligencia de todo el mundo. Si siempre respetar la ley, usted no será capaz de trabajar para la inteligencia. Animamos a El Baradei, a decir verdad, en cuyo caso los norteamericanos han tratado de deshacerse de él. Si hubieran tratado de hacer eso, estábamos listos para tomar su lado y lo apoyan. Todo lo que tenía que hacer es decir la verdad, y no habría habido necesidad de preocuparse por su posición o garantía financiera. Él comenzó a vacilar en la reunión que tuvo lugar en enero de 19, pero él no expresó apoyo al uso de la fuerza contra Irak. No teníamos una manera de comunicarnos  con él directamente, sólo a través de intermediarios. Había dos de ellos, ambos egipcios. Uno de ellos ha fallecido recientemente, y la otra se encuentra en buen estado de salud. El dinero debía ser entregado al embajador egipcio en Viena o Ginebra, no recuerdo cuál. Mi visa Schengen estaba lista. La persona que estaba a cargo de transportar el dinero todavía está con vida, por cierto. Yo llevaba una carta que debía entregar al señor El Baradei. No íbamos a pedirle que firmar por la entrega ni nada por el estilo, por supuesto. No podría decir que ese dinero era para él. La operación se llevaría a cabo en un parque en el territorio de la Embajada de Egipto, sin una palabra hablada en el proceso. Finalmente, este plan fue desechado. Queríamos entregar el dinero antes de enero, 19, ya que fue entonces cuando la decisiva reunión iba a tener lugar. Después de eso no tenía ningún sentido en ir adelante con el plan.

RT: ¿Así que ni siquiera estamos seguros si el señor El Baradei sabía de este trato?

SHJ: No, no lo sé a ciencia cierta.

RT: ¿Y dónde se fue todo el personal experimentado y cualificado de los servicios de inteligencia a ir? Es como si hubiera desaparecido tras la ocupación.

SHJ:   Después de la ocupación 600 agentes con experiencia constituían el núcleo de un nuevo servicio de inteligencia. Ni el jefe del servicio de inteligencia, ni los altos funcionarios volvieron a trabajar allí, excepto tal vez uno o dos. Las personas que regresaron eran jefes de los departamentos y tal. Y así, el nuevo servicio de inteligencia fue creado. Entonces, el gobierno recurrió contra esta gente, les dispararon e hicieron sus nombres pública. Sus familias fueron expulsadas de las regiones sunitas que vivían porque volvieron a trabajar en el servicio de inteligencia. La mayoría de ellos abandonó Irak y se trasladó a Dubai, Jordania, Siria, Egipto, Líbano, Turquía y otros países.

RT: Y mi última pregunta. Hubo casos de traición dentro de comando militar de alto rango?

SHJ: Hasta donde yo sé, no había ningún tipo de casos. Estoy absolutamente seguro de ello. El mando militar se mantuvo unido. Sin embargo, cambios de última hora para nuestros planes de batalla condujeron a la destrucción de las tres divisiones de la Guardia Republicana que se movían para cortar a las columnas estadounidenses rodantes, ya que se extendía a lo largo de la ribera occidental del Éufrates. Por supuesto, no tenía ninguna ayuda desde el aire.

Ellos fueron capaces de aprovechar nuestras comunicaciones, por lo que se centraron en eso. Se las arreglaron para contratar a un experto en comunicaciones de servicios especiales que conocieron el funcionamiento del sistema de comunicaciones de las residencias de copia de seguridad del presidente trabajaba.

RT: ¿Era un iraquí?

SHJ: Sí, él era un iraquí. Cuando el barrio de Dora, en Bagdad fue golpeado esta persona desapareció sin dejar rastro.

Por lo tanto, el país fue ocupado. Después la resistencia volvio a empezar. Espero sinceramente que Irak se verá estable una vez más.

 

 

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress