Home » QPM.ORG » Funcionarios de inteligencia estadounidenses defienden programas espía. PRIM, como salvaguardas contra el terror

Funcionarios de inteligencia estadounidenses defienden programas espía. PRIM, como salvaguardas contra el terror

Cortesía de Associated Press

Snowden, que dice que trabajó como contratista de la Agencia de Seguridad Nacional y la CIA, dio documentos clasificados a los periodistas, por lo que dos programas de vigilancia de los Estados Unidos de barrido público y que desató un debate nacional sobre la privacidad frente a la seguridad. (AP Photo / Richard Drew)

Snowden, que dice que trabajó como contratista de la Agencia de Seguridad Nacional y la CIA, dio documentos clasificados a los periodistas, por lo que dos programas de vigilancia de los Estados Unidos de barrido público y que desató un debate nacional sobre la privacidad frente a la seguridad. (AP Photo / Richard Drew)

WASHINGTON – Funcionarios de inteligencia buscó convencer a legisladores de la Cámara en una sesión informativa inusual que los años de duración colección de registros de llamadas y el uso de Internet del gobierno es necesaria para proteger a los estadounidenses – y no pisotear sus derechos de privacidad.

Pero la organización de libertades civiles más importante del país no se lo creía, que presenta la demanda más importante en contra del programa de recolección de registro telefónico barrido hasta ahora. La Unión Americana de Libertades Civiles y el capítulo de Nueva York demandaron al gobierno federal el martes en Nueva York, pidiendo a un tribunal para exigir que el gobierno de Obama al final del programa y purga los registros que ha recogido.

Los manifestantes sostienen letreros de apoyo a Edward Snowden en Union Square Park de Nueva York, Lunes, 10 de junio 2013. Snowden, que dice que trabajó como contratista de la Agencia de Seguridad Nacional y la CIA, dio documentos clasificados a los periodistas, por lo que dos programas de vigilancia de los Estados Unidos de barrido público y que desató un debate nacional sobre la privacidad frente a la seguridad. (AP Photo / Richard Drew)

La ACLU afirma pie como un cliente de Verizon, que se identificó la semana pasada que la compañía telefónica que el gobierno había ordenado a entregar registros diarios de llamadas realizadas por todos sus clientes.

El desfile del FBI y oficiales de inteligencia que informó a toda la Cámara el martes fue el último intento de calmar la indignación por programas de la Agencia de Seguridad Nacional que recogen miles de millones de teléfonos de los estadounidenses y de los registros de Internet. Desde que se dieron a conocer la semana pasada, los programas han provocado la desconfianza en el gobierno de Obama de todo el mundo.

Varios legisladores clave, como presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, reorientar el furor el martes en el jugador de 29 años de edad, ex contratista de inteligencia escurridizo que reclama la responsabilidad de revelar los programas de vigilancia de dos periódicos. Boehner se unió a los demás en llamar Edward Snowden un “traidor”.

Pero los intentos de defender los sistemas NSA por un senador líder republicano que les apoya destacaron cómo crear confusión intrincada los programas – incluso a los legisladores que siguen el tema de cerca.

Explicando los programas a los periodistas, el senador republicano Lindsey Graham, un miembro de la Fuerzas Armadas del Senado y comités Judicial, inicialmente descrito como el NSA utiliza el análisis de patrones de millones de llamadas telefónicas de los Estados Unidos, incluso si esos números no tienen ninguna relación conocida con el terrorismo. Director de Inteligencia Nacional, James Clapper ha mantenido vigorosamente que hay límites estrictos sobre los programas de prevención de intrusión en la privacidad de los estadounidenses, y funcionarios de alto rango negó rápidamente la descripción de Graham.

Graham dijo más tarde que él se equivocó al hablar y que Badajo tenía razón: Los registros telefónicos son accesibles únicamente si hay una conexión conocida con el terrorismo.

Legisladores de la Cámara tenían más preguntas y, en muchos casos, más preocupación por el nivel de vigilancia por parte de las agencias de inteligencia de EE.UU. martes después del FBI, la Justicia y otros funcionarios de inteligencia les informó sobre los dos programas de la NSA.

“Realmente se trata de un debate entre la seguridad pública, ¿hasta dónde vamos con la seguridad pública y que nos protege de los ataques terroristas contra lo lejos que ir al otro lado”, dijo el representante holandés CA Ruppersberger de Maryland, el principal demócrata en el Comité de Inteligencia de la Cámara. “El Congreso debe debatir este asunto.”

Dijo que su Grupo y el Comité Judicial examinarán lo que ha sucedido y ver si hay recomendaciones para el futuro.

El representante demócrata Brad Sherman de California, al igual que muchos de los miembros, dijo que no estaba al tanto del alcance de la recopilación de datos.

“Yo no sabía 1000000000 registros al día venían bajo el control del poder ejecutivo federal”, dijo Sherman.

Uno de los críticos más acérrimos del Senado de los programas de vigilancia puesto badajo en la mira, acusándolo de no ser veraz en marzo, cuando se le preguntó durante una audiencia en el Senado si la NSA recoge todos los datos de millones de estadounidenses. Badajo dijo que no lo hizo. Los funcionarios no suelen discutir la información clasificada en el ámbito público, reservando el debate sobre los programas de alto secreto para las sesiones cerradas con legisladores en el que no se dará a conocer a los adversarios.

El senador demócrata Ron Wyden dijo que había estado satisfecho con las respuestas de la NSA a sus preguntas y le había dado badajo preaviso de un día antes de la audiencia para preparar una respuesta. No creer plenamente la negación pública de la chapaleta del programa, Wyden dijo que le pidió badajo privada después si quería seguir con una firma “no” a la pregunta.

El martes, Wyden reveló sus esfuerzos para conseguir la chapaleta para decirle sobre el programa y pidió audiencias para discutir los programas. También se encontraba entre un grupo de senadores que introdujeron la legislación para obligar al gobierno a desclasificar opiniones de un tribunal secreto que autoriza la vigilancia.

El portavoz del badajo no hizo ningún comentario sobre la declaración de Wyden. Pero en una entrevista con NBC News a principios de esta semana, badajo dijo que “en lo que respondió que creía que era la manera más falsa más veraz o menos, diciendo, ‘No'”, ya que el programa se clasificó.

El Comité de Inteligencia del Senado, se informó sobre los programas de nuevo el jueves.

Los líderes del Congreso y miembros del comité de inteligencia han sido rutinariamente informados acerca de los programas de espionaje, dijeron las autoridades, y el Congreso tiene por lo menos dos veces renovados leyes que los aprueben. Pero la revelación de su ámbito de aplicación pura sorprendió a algunos legisladores, aliados extranjeros sorprendidos de las naciones con las protecciones de privacidad estrictas y envalentonados defensores de las libertades civiles que durante mucho tiempo han acusado al gobierno de ser demasiado invasivo en nombre de la seguridad nacional.

En los talones de las nuevas encuestas muestran que una mayoría de los estadounidenses apoyan algunos aspectos de los programas espía, los legisladores defendieron la vigilancia diaria de miles de millones de registros telefónicos y de Internet que dijeron haber ayudado a que los EE.UU. más seguro en los años posteriores a los ataques del 9-11. Una encuesta de The Washington Post y el Centro de Investigación Pew realizado durante el fin de encontrar los estadounidenses en general dan prioridad a la necesidad del gobierno para investigar las amenazas terroristas sobre la necesidad de proteger la privacidad personal.

Sin embargo, una encuesta de CBS News realizada 9-10 de junio mostró que mientras que la mayoría aprueban colección gobierno de los registros telefónicos de estadounidenses sospechosos de actividades terroristas y las actividades de Internet de los extranjeros, la mayoría desaprobó agencias federales recogiendo los registros telefónicos de estadounidenses comunes y corrientes. El treinta por ciento estuvo de acuerdo con la evaluación del gobierno de que la revelación de los programas perjudicaría la capacidad de los EE.UU. “para prevenir futuros ataques terroristas, mientras que el 57 por ciento dijo que no tendría ningún impacto.

En cambio, la ira se centró en Snowden, el empleado que se convirtió en NSA contratista de la CIA que admitió en una entrevista en línea que expuso los programas en un intento por salvaguardar los derechos de privacidad estadounidenses de espionaje del gobierno.

“Es un traidor”, dijo Boehner en la cadena ABC “Good Morning America”.

Sus comentarios se hicieron eco de un creciente coro en el Congreso condenando las acciones de Snowden.

Sólo un estadounidense – prófugo al-Qaida jefe de propaganda Adam Gadahn – ha sido acusado de traición a la patria desde la época de la Segunda Guerra Mundial. Un funcionario policial dijo que los fiscales estaban construyendo un caso contra Snowden el martes y no habían decidido qué cargos serían presentados contra él.

El funcionario habló a condición de guardar el anonimato porque no hay una decisión final sobre los cargos. Pero es poco probable que Snowden sería acusado de traición a la patria, que lleva la pena de muerte como un castigo, y por lo tanto podría complicar la extradición de otros países.

Snowden, quien fue despedido formalmente Martes de su trabajo con el gobierno contratante firma Booz Allen Hamilton, fue visto por última vez en Hong Kong. En una entrevista con el periódico The Guardian, Snowden admitido a revelar los dos programas de la NSA.

Paradero exacto de Snowden se desconocía el martes.

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress