Home » QPM.ORG » Indulta el Reino Unido a criptoanalista, genio informático de la WWII, condenado por “indecencia”

Indulta el Reino Unido a criptoanalista, genio informático de la WWII, condenado por “indecencia”

Por Ian Allen   –  Cortesía de intelNews.org

Una de las mentes más grandes de las matemáticas de la época moderna, considerado ampliamente como el padre de la informática, y a quien se le acredita ayudar a los aliados a ganar la Segunda Guerra Mundial, ha recibido un perdón póstumo por el gobierno británico, el que en 1952 lo declaró culpable de homosexualidad.

Una de las mentes más grandes de las matemáticas de la época moderna, considerado ampliamente como el padre de la informática, y a quien se le acredita ayudar a los aliados a ganar la Segunda Guerra Mundial, ha recibido un perdón póstumo por el gobierno británico, el que en 1952 lo declaró culpable de homosexualidad.

Alan Turing, matemático y lógico, con las carreras de las universidades de Cambridge y Princeton, trabajó como criptoanalista para el gobierno británico durante la Segunda Guerra Mundial.

Su trabajo para Código de Gobierno de Gran Bretaña y la Cypher School (GC y CS) en Bletchley Park, el centro de codebreaking conjunta durante la guerra de las Fuerzas Armadas británicas, fue instrumental en ayudar a las grietas británicos a descifrar las comunicaciones encriptadas, cifras militares, de los alemanes.

Turing se acredita personalmente con la elaboración de un método complejo para comprometer la máquina Enigma -un dispositivo de codificación de mensajes altamente secreto utilizado por los servicios de inteligencia militar alemana.

En 1952, mientras trabajaba para el Departamento de Matemáticas de la Universidad de Manchester, Turing fue acusado de “indecencia grave” en virtud del artículo 11 de la Ley de enmienda del Código Penal de 1885, que tipificaba como delito la homosexualidad.

Después de declararse culpable de haber mantenido una relación sexual con un hombre desempleado de 19 años de edad, Turing fue condenado y se le dio la opción de prisión o sometidos a “castración química” -un tratamiento hormonal sobre la base de inyecciones de estrógeno sintético- destinadas a reducir el deseo sexual de una persona. Turing optó por la segunda opción, que lo dejó impotente y causó enorme desequilibrio químico en el cerebro.

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress