Home » INTEL (G2) MEDIATICA (OSINT) » El exagente de la CIA que denunció el escándalo Irán-Contra exige que Obama aclare el envío secreto de armas a Al Qaeda

El exagente de la CIA que denunció el escándalo Irán-Contra exige que Obama aclare el envío secreto de armas a Al Qaeda

Por elespiadigital.com

Las declaraciones del ex agente de la CIA, Tosh Plumlee, sobre la existencia de una red de tráfico de armas utilizada para apoyar a los rebeldes sirios que combaten al régimen de Bashar Al Assad, y que habría gatillado el asesinato del embajador Chris Stevens en Bengasi por “saber mucho” sobre la operación, siguen generando estragos en Washington.

Las declaraciones del ex agente de la CIA, Tosh Plumlee, sobre la existencia de una red de tráfico de armas utilizada para apoyar a los rebeldes sirios que combaten al régimen de Bashar Al Assad, y que habría gatillado el asesinato del embajador Chris Stevens en Bengasi por “saber mucho” sobre la operación, siguen generando estragos en Washington…

Las declaraciones del ex agente de la CIA, Tosh Plumlee, sobre la existencia de una red de tráfico de armas utilizada para apoyar a los rebeldes sirios que combaten al régimen de Bashar Al Assad, y que habría gatillado el asesinato del embajador Chris Stevens* en Bengasi por “saber mucho” sobre la operación, siguen generando estragos en Washington.

Plumlee reveló a finales de septiembre que un funcionario de alto rango de la OTAN le confesó que Stevens protestó al Departamento de Estado por el desvío de armas a grupos terroristas que conforman la oposición siria a través del programa Direct Commercial Sales (DCS) del gobierno de Estados Unidos.

“Algunos colegas de Stevens dicen que el embajador estaba tratando de bloquear la entrega de misiles Stinger a Al Qaeda”, escribe el periodista Jim Marrs.

El ex piloto de inteligencia que llevó armas a los Contras y participó en el envío de grandes toneladas de cocaína a EEUU en la década de 1980, capturó rápidamente la atención de la cadena estadounidense Fox News y la Revista Proceso de México, medios que se apoyaron en el testimonio de Plumlee para resucitar el bullado caso del ex agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena, quien habría sido torturado hasta la muerte por la CIA.

El ex piloto de inteligencia que llevó armas a los Contras y participó en el envío de grandes toneladas de cocaína a EEUU en la década de 1980, capturó rápidamente la atención de la cadena estadounidense Fox News y la Revista Proceso de México…

El ex piloto de inteligencia que llevó armas a los Contras y participó en el envío de grandes toneladas de cocaína a EEUU en la década de 1980, capturó rápidamente la atención de la cadena estadounidense Fox News y la Revista Proceso de México, medios que se apoyaron en el testimonio de Plumlee para resucitar el bullado caso del ex agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena, quien habría sido torturado hasta la muerte por la CIA.

De acuerdo a Phil Jordan, ex director del Centro de Inteligencia de El Paso, y Héctor Berrellez, ex agente de la DEA, Camarena descubrió la triangulación de dineros provenientes de las drogas para financiar la insurgencia antisandinista de Nicaragua. Al ser un testigo importante del escándalo de Irán-Contra que unía al coronel Oliver North con Félix Rodríguez, contrabandistas israelíes y carteles del narcotráfico, explican los ex agentes, Camarena debía ser sacado del camino. Y así lo fue.

Ya con 67 años de edad, Plumlee reitera que el gobierno de Obama está usando la misma estrategia para inyectar armas en Medio Oriente y promover la desestabilización de gobiernos que no siguen las directrices de Washington. Hasta la fecha ha dado tres entrevistas en el programa radial de Alex Jones, donde se explaya sobre lo que ha debido enfrentar para arrojar luz sobre estas sucias operaciones de inteligencia.

En una de ellas, Plumlee revela que informó oportunamente a las autoridades federales sobre el envío de armas y municiones a terroristas a través de una red de pisos francos de la CIA instalados en Turquía, Jordania, Paquistán, Arabia Saudita y otros países de Medio Oriente, por civiles y mercenarios financiados con el “presupuesto negro” de la Agencia. Los pertrechos luego caerían en manos del Frente Al Nusra y otras milicias afiliadas a Al Qaeda en Siria.

11 preguntas sobre tráfico de armas que incomodan a la Casa Blanca: Tosh Plumlee

El 3 de octubre, Plumlee difundió a través de Facebook 11 preguntas dirigidas a las autoridades norteamericanas en lo relativo al caso Bengasi, el asalto armado ocurrido en septiembre de 2012 contra un edificio diplomático de EEUU en Libia y que se prolongó inexplicablemente por más de seis horas sin contar con la intervención de militares apostados muy cerca del sitio de los hechos.

“Plumlee no recibió respuesta a estas preguntas pero sí recibió, no obstante, una amenaza del DOJ (Departamento de Justicia) exigiéndole saber de dónde sacó su información”, escribe Julie Wilson.

“Kiki Camarena fue torturado y asesinado por la CIA”: Tosh Plumlee

Las preguntas que la administración Obama se ha negado a responder son las siguientes:

1. ¿Se encuentra EE.UU. armando y apoyando en secreto a diversas facciones de los rebeldes sirios con armas de alto calibre provenientes de arsenales estadounidenses?

2. ¿Están usando el programa del “Direct Commercial Sales” (DSC), también conocido como el “Reporte Blue Latern”, como una ‘fachada’ para asistir a ambos bandos de una guerra civil en Medio Oriente?

3. ¿Se encuentra EE.UU., nuevamente, jugando a ambos bandos por ganancias corporativas, como quedó antes demostrado con el Proyecto Cubano de los cincuenta y sesenta, y con el fiasco de Irán-Contra de los ochenta, y las guerras contra la droga en México y Sudamérica durante los noventa?

Se ha establecido a través de reportes de campo de Medio Oriente y algunos medios aislados que el Programa “Direct Commercial Sales” (DCS), un programa internacional estadounidense que permite legalmente a EE.UU. vender armas a países extranjeros sin monitorear dichas armas después de abandonar nuestro arsenal, almacenes y jurisdicción, ha enviado armamento de alto impacto a los rebeldes sirios durante los últimos dos años.

4. Debo preguntar, ¿qué sucede con esas armas después de ser vendidas legalmente a través de este programa y dejan nuestro control?

5. ¿Son monitoreadas, rastreadas, certificadas e inventariadas después de llegar a otros países?

6. ¿Enfrentarán nuestras tropas, algún día, estas armas hechas en EE.UU. en el campo de batalla?

7. ¿Se trata el “Direct Commercial Sales” (DSC) de un fondo de dinero secreto para muchas corporaciones estadounidenses, mercantes internacionales de armas, sus insiders y afiliados?

8. ¿Es posible que ésta sea otra operación encubierta secreta, ‘fuera de los registros’, dirigida por la Unidad Táctica Especial de la CIA, similar a las operaciones de Irán-Contra de los ochenta y los viejos proyectos cubanos de los cincuenta y sesenta, en los que proveímos armas a ambos bandos e hicimos escalar el conflicto por ganancias financieras personales y corporativas?

9. ¿Podríamos estar vendiendo y entregando peligrosas armas de alto impacto, mientras asistimos y financiamos a ambos bandos de una guerra civil en Siria?

Las similitudes del conflicto en Medio Oriente son sorprendentes. Me recuerdan a una vieja operación de la CIA ejecutada años atrás por diversos intereses políticos especializados en conjunción con mercantes internacionales de armas; similar a los tratos de Edward P. Wilson de fama libia y la formación del Frente Sur de los Contras en Costa Rica durante la década de los ochenta.
Ahora, la gran pregunta:

10. Acaso nuestro embajador Christopher Stevens (en Bengasi) y otros, semanas antes de morir, ¿notificaron al Departamento de Estado y a la CIA que los rebeldes sirios habían obtenido armas estadounidenses, que incluían misiles Stinger de Jordania, Turquía y Paquistán, trasladados desde pisos francos de la CIA?

11. ¿Se les dijo que no actuaran al respecto?

NOTA: 

* QPM.ORG. Un Análisis de Inteligencia publicado bajo el titular de Gadafi a Benghazi sobre el ataque al Consulado de los EE.UU. en Benghazi, Libia, sobre la muerte del Embajador Chris Stevens en esa región expuso de que este fue producto del incumplimiento de la División de Actividades Especiales de la CIA (Ops. Black)  de entregar a los rebeldes libios, de la rama de Al Qaeda, que derrotaron y asesinaron, con la cooperación de los Servicios Especiales de Francia, a Muamar el Gafadi, en Libia, de la entregar de misiles antiaéreos FIM-92 Stinger, AK-47 y otros materiales bélicos para ser utilizados en la guerra de Siria contra Al Assad, tal como el Embajador se había comprometido. Hoy para nadie es un secreto que una delegación de alto nivel del Partido Republicano de la campaña presidencial de Ronald Reagan visito Irán para convencer al régumen de los Ayatolá el  retener la salida de los rehenes capturados en la Embajada de los EE.UU. en ese país  hasta después de efectuadas las elecciones en los EE.UU. a cambio del mejoramiento de las relaciones y otros “negocios”, como más tarde ocurriría  ante la negativa del Congreso de aportar fondos para los contra nicaragüenses, serian Irán (escándalo Irán-Contras) y los Carteles colombianos de la droga quienes asumirían esos gastos de guerra.

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress