Home » PRIMERA PLANA » Operaciones de Bandera Falsa más destacadas llevadas a cabo en el mundo. Algunas Operaciones de Bandera Falsa de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense contra el régimen de Castro.-

Operaciones de Bandera Falsa más destacadas llevadas a cabo en el mundo. Algunas Operaciones de Bandera Falsa de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense contra el régimen de Castro.-

Por José R. Alfonso

Parte II.-

bandera Falsa realLas “Operaciones de Bandera Falsa” se han asociado de forma natural con grupos selectos de naciones, a sus líderes y también con aquellos que buscan obtener grandes y exclusivos beneficios de ella, como dinero, territorio, poder, prestigio, etc.

La historia ha documentado casos de naciones que de manera pública buscan ofrecer la “imagen y percepción” de querer evitar la guerra, pero que sin embargo, utilizan de forma encubierta e ilegal las “Black Ops” de “Falsa Bandera” (que pueden ir desde actos terroristas contra sus propias instituciones y ciudades, atentados a sus mismos líderes, ataques a sus propios barcos, bombardeos contra sus soldados, e incluso llegar a vestir a éstos con los uniformes de combatientes enemigos, etc.) para iniciar guerras o involucrarse en ellas.

Ustedes lo pueden encontrar a través de información pública en Internet —o de Código Abierto—señalándoles que estas no aparecen procesadas por especialistas en Análisis de Contenido y de Situación que es lo que les ofrecemos a nuestros lectores. A modo de ejemplo nos limitaremos a mostrarles un número limitado de algunas de estas acciones encubiertas realizadas bajo “Operaciones de Bandera Falsa”:

  • El Incidente de Gleiwitz (Alemania): Es el ejemplo más notorio —y clásico— de Operación de Falsa Bandera de todos los tiempos, sobre todo debido a sus consecuencias de largo alcance.Fue la chispa que Adolf Hitler necesitaba para invadir Polonia y comenzar la Segunda Guerra Mundial en Europa.
  • Operación Greif (Alemania): fue la “Operación de Falsa Bandera desarrollada durante la Batalla de las Ardenas en 1944.Es relevante debido a su potencial porque pudo haber alterado, por un corto tiempo, el curso de la Segunda Guerra Mundial. Fue dirigida por el famoso comando Waffen SS, Otto Skorzeny, líder del comando favorito de Adolf Hitler y que a capa y espada logró las hazañas de organizar la fuga de la cárcel del dictador fascista Benito Mussolini en la primavera de 1943.
  • Incidente del Golfo de Tonkin (EE.):En la noche del 2 de agosto de 1964, el USS Maddox, un destructor de EE.UU que estaba llevando a cabo patrullas rutinarias de inteligencia en costas de Vietnam entabló combate con patrulleras vietnamitas, infligiendo y recibiendo daños que fueron mediáticamente transmitido al pueblo estadounidense. Todo ello era falso ya que el USS Maddox ni siquiera estaba en el lugar. En realidad se trataba de una “Operación de Falsa Bandera” cuyos resultados fueron el que la Administración Johnson etiquetara este incidente falso como un ataque comunista y lanzara una participación más amplia de las tropas en Vietnam.
  • Bombardeo soviético de Mainilla, Finlandia: Caso de “Operación de Falsa Bandera” que guarda similitud con el ficticio incidente alemán en Gleiwitz, cuando en la mañana del 26 de noviembre de 1939 la artillería soviética bombardeó la aldea de Mainilla a una milla de la frontera finlandesa. Aunque los finlandeses negaron su participación e incluso propusieron una investigación conjunta o neutral, los soviéticos se negaron y lanzaron una invasión sólo tres días después.

Algunas Operaciones de Bandera Falsa de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense  contra el régimen de Castro

Antecedentes

8 de enero de 1959: Fidel Castro saluda a los habaneros en su entrada a la ciudad. Apenas tenía 32 años.

8 de enero de 1959: Fidel Castro saluda a los habaneros en su entrada a la ciudad. Apenas tenía 32 años…

Sin entrar en disquisiciones filosóficas, fundamentos ideológicos, sociopolíticos, etc. —que no es el objetivo del presenté análisis— sino basándonos en una realidad histórica, es cierto que en el triunfo de la revolución cubana tuvieron participación y contribuyeron de forma directa diferentes factores, organizaciones políticas y estamentos de la sociedad civil de la isla en la lucha contra el régimen del presidente Fulgencio Batista y Zaldívar, lo que contribuyó a su derrota.

Algunos de esos factores humanos, muchos de ellos hombres y mujeres de reconocido valor personal, más tarde disconformes con la dirección y el carácter ideológico con que Fidel Castro estaba conduciendo el proceso, optaron continuar la utilización de los métodos de violencia política similares a los practicados durante esa lucha —heredados de las generaciones de cubanos que les antecedieron (desde la guerra de independencia)—a través de guerrillas rurales (fundamentalmente entre los sectores de origen campesino agrupados en el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y urbanas (integrado principalmente por revolucionarios no comunistas, de diferente ideologías políticas, vínculos sociales y otros elementos provenientes de la burguesía, clase media y de fe religiosa de origen católica) que practicaron y participaron activamente en la preparación y realización de planes y acciones de sabotajes, de asesinatos y atentados, políticos, etc. (abrazados a organizaciones anticastristas como el MRR, el MRP, MDC,  el 30 de Noviembre, etc. y más tarde en otras como Resistencia Cívica Anticomunista (RCA), etc. Para finalmente terminar en  en estrecha dependencia con relación al gobierno de los Estados Unidos y en particular con sus Servicios Especiales (CIA).

Pero lo que las incipientes fuerzas anticastristas y los Servicios Especiales estadounidense no lograrían entender era que ya el régimen de Castro, con asombrosa rapidez, estaba desarrollando unos servicios de seguridad objetivos y eficientes — de inteligencia interna (contrainteligencia) y externa (inteligencia) a pesar de la carencia de experiencia en esas materias — los que llegarían a competir entre los más profesionales y exitosos  desarrollando extensas y numerosas operaciones en todas la latitudes del mundo. Baste señalar que la contrainteligencia cubana logró neutralizar con éxito la casi totalidad de los planes y actividades violentas contrarrevolucionarias internas y alzamientos guerrilleros, en tanto su inteligencia penetraría también no sólo a la dirección de las propias organizaciones anticastristas radicadas en el exterior sino hasta a la propia CIA.

En la historia moderna de los Servicios Especiales, las actividades de inteligencia de la Mossad israelí, la de los servicios secretos franceses (DGSEF) ni los de la propia Agencia Central de Inteligencia (CIA) habían conseguido desplazarse en un radio de acción tan vasto y de forma tan eficiente y sistemática como los cubanos.

Ahora, con algunas de estas evidencias históricas a su disposición, expondremos algunas de las “Black Ops.” de Falsa Bandera desarrolladas por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos de Norteamérica contra el régimen de Castro:

Operación Clean Up, Trinidad, Zapata, Bahía de Cochinos.

Tanto es así, que en fecha tan temprana como el 17 de marzo de 1960, el presidente Dwight D. Eisenhower aprobó el Programa de Acción Encubierta contra el ...

Tanto es así, que en fecha tan temprana como el 16 de marzo de 1960, el presidente Dwight D. Eisenhower aprobó el Programa de Acción Encubierta Contra el Régimen de Castro…

En el mes de enero de 1960 el director de la CIA Allen Dulles pidió al presidente Eisenhower “una reunión para presentarle una propuesta de la Agencia para sabotear los Centrales azucareros cubanos”…el presidente dijo que él no tenía objeciones, pero que sin embargo ya era tiempo de moverse contra Castro de una forma positiva y más agresiva…él pidióal Sr. Dulles que volviera con una propuesta más amplia… (3) Ante este reclamo presidencial, se organizó dentro de la CIA, un aparato de dirección encargado de llevar a cabo la guerra secreta contra Cuba. A esos efectos el 18 de enero de 1960, se constituyó la Sección 4 de la División del Hemisferio Occidental de la CIA (WH/4) (1)… A partir de esta orden ejecutiva presidencial se elaboró “El Programa de Acción Contra el Régimen de Castro (16 de marzo de 1960)”(2). “Un día después de haber sido presentado el programa de “Acción Encubierta” el presidente Eisenhower convocó a una reunión donde manifestó sentirse complacido por la propuesta… y a estar preparado para jurar que él nunca ha oído algo al respecto… y que nuestras manos no debían aparecer en nada de lo que se hiciera…” (3). Uno de los principios básicos de las “Operaciones de Bandera Falsa” de los EE.UU. descansa precisamente en el concepto de la “negación plausible” (4).

Si bien la CIA logra estructurar con relativo éxito diferentes “Operaciones de Bandera Falsa” como el desarrollo de una “oposición unificada e independiente” de cubanos residentes en el exterior, el Frente Revolucionario Democrático (FRD), así como el reclutamiento de cubanos radicados principalmente en Miami para entrenarlos paramilitarmente en Guatemala -con la anuencia y apoyo del gobierno de éste país presidido por Miguel Ydigoras Fuentes (fuera del territorio continental de EE.UU.)— de ejercer presiones económicas internacionales sobre el régimen de Castro, el establecer un medio de comunicación radial —Radio Swan— con fines propagandísticos y psicológicos dirigido directamente hacia la isla, sin embargo, y a pesar de ello, dentro de la isla se sucedían una serie de constantes fracasos por lo que la Agencia de Inteligencia cambia sus conceptos del “Programa de Acción Encubierta contra Cuba”, bajo la dirección exclusiva de los Servicios Especiales(CIA). El papel del Pentágono en esa primera etapa se resumía solamente en el aporte de equipos y medios básicos así como facilitar personal en calidad de instructores.

Ante estos fracasos de la CIA dentro de Cuba, el 24 de enero de 1961 “el Estado Mayor Conjunto cada vez más preocupado por el incremento continuo del poderío militar del gobierno de Castro y por el férreo control de los comunistas sobre los medios de la contrarrevolución, así como de las Fuerzas Armadas, la policía, los recursos financieros gubernamentales y los órganos de propaganda… recomendaba un Grupo de Planificación Interdepartamental que formulara un plan de acción global para el derrocamiento de Castro… (5)

El 28 de enero de 1961, en una reunión en la Casa Blanca, John F. Kennedy –ya electo como presidente de los EE.UU.- “recibió el primer resumen del programa de la CIA, llamado “Operación Trinidad” (6), para derrocar a la Revolución Cubana consistente en… la captura de un área limitada de suelo cubano por una fuerza anfibia y aerotransportada de alrededor de 750 hombres… (7).

Otros documentos desclasificados señalan que de acuerdo a instrucciones presidenciales del 11 de marzo de 1961 “el personal de la CIA encargado de elaborar los planes de operaciones militares contra Cuba que tuvieran las características deseadas por Kennedy, presentó dos días más tarde al grupo de trabajo del Estado Mayor Conjunto un informe que contenía tres alternativas de invasión a Cuba, basadas en tres áreas distintas de desembarco: la primera en la costa sur de Las Villas, en un área situada entre Trinidad y Cienfuegos; la segunda en el Central Preston en la costa norte de la provincia de Oriente; y la tercera al este de Zapata, en Bahía de Cochinos”.

“El 15 de marzo el Estado Mayor Conjunto elevó un memorándum al secretario de defensa informándole que consideraba que la variante Zapata era la más factible y de mayores posibilidades de cumplir los objetivos. Ese mismo día le fueron presentadas al presidente Kennedy las tres variantes de acción en una reunión en la Casa Blanca “...

“El 15 de marzo el Estado Mayor Conjunto elevó un memorándum al secretario de defensa informándole que consideraba que la variante Zapata era la más factible y de mayores posibilidades de cumplir los objetivos. Ese mismo día le fueron presentadas al presidente Kennedy las tres variantes de acción en una reunión en la Casa Blanca “…

“El 15 de marzo el Estado Mayor Conjunto elevó un memorándum al secretario de defensa informándole que consideraba que la variante Zapata era la más factible y de mayores posibilidades de cumplir los objetivos. Ese mismo día le fueron presentadas al presidente Kennedy las tres variantes de acción en una reunión en la Casa Blanca “ (8).

El resto es historia conocida internacionalmente, la Invasión de Bahía de Cochinos (o de Playa Girón) fue en realidad otro fracaso más de Operaciones “Black Ops” de Bandera Falsa de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) contra  Castro.

Después de conocer estos antecedentes sobre la aplicación de algunos de las numerosas Operaciones de Falsa Bandera desarrolladas por los Servicios Especiales estadounidenses (CIA) contra el régimen de Castro, entramos a detallar las diferentes Operación de Falsa Bandera que consideramos hubiera sido de mayores  impacto político-militar y de consecuencia impredecibles, dado el apoyo mayoritario entre la población de Cuba, rayando en lo incondicional por una gran parte de los ciudadanos de “a pie”, que habían demostrado a favor de la Revolución Cubana cuando la “Operación Bahía de Cochinos”, todo ello sin tener en cuenta la inmensa repercusión internacional que hubieran producido.

Operación de Bandera Falsa dentro de la Operación  “Bahía de Cochinos”

Encabezados por Higinio “Nino” Díaz, un excomandante del Ejército Rebelde, un grupo de exiliados cubanos, vestidos con uniforme verde olivo  desembarcaran por las costas próximas al poblado de Imías, cerca de la ciudad de Guantánamo y posteriormente marcharían hacia la Base Naval de Guantánamo donde, simulando ser tropas cubanas, lo atacaran —provocación de Falsa bandera que daría por resultado una respuesta militar norteamericana y la motivación formal para la intervención de las fuerzas armadas estadounidenses en vísperas de la Invasión de Bahía de Cochinos. Ni siquiera el Presidente Kennedy tenía conocimiento de esta Operación Black Ops.

Un grupo de exiliados cubanos, vestidos con uniforme verde olivo desembarcarían por las costas próximas al poblado de Imías, atacarían la Base Naval Norteamericana —en una provocación de Falsa bandera— originando una respuesta militar norteamericana hacia suelo cubano…

Dentro de la “Operación de Bahía de Cochinos” —una  “Black Ops” de la Agencia Central de Inteligencia (CIA)— fue concebida una “Operación de Bandera Falsa” que consistía en que un grupo de exiliados cubanos, vestidos con uniforme verde olivo —similar a los usados por el Ejército Rebelde— al mando de Higinio “Nino” Díaz, un ex Comandante del ER, desembarcarían por las costas próximas al poblado de Imías, cerca de la ciudad de Guantánamo, tomarían ese poblado y posteriormente marcharían hacia la Base Naval de Guantánamo donde, simulando ser tropas cubanas, lo atacaran —provocación que daría por resultado una respuesta militar norteamericana y la motivación formal para la intervención de las fuerzas armadas estadounidenses en vísperas de la Invasión de Bahía de Cochinos— esta “Operación de Falsa Bandera” era una alternativa secreta del Pentágono de la que ni siquiera el Presidente Kennedy tenía conocimiento.

“Operación Mangosta” (9)

Al parecer, el presidente John F. Kennedy no era un hombre que cometía el mismo error dos veces, por lo que después del fracaso de Bahía de Cochinos toma la decisión ejecutiva de montar un “Grupo Especial Ampliado” encargado de la dirección, propósitos y objetivos (DPO) dentro de la lucha anticastrista. Este grupo se compone de su hermano, Robert Kennedy (Attorney General),

Al parecer, el presidente John F. Kennedy no era un hombre que cometía el mismo error dos veces, por lo que después del fracaso de Bahía de Cochinos toma la decisión ejecutiva de montar un “Grupo Especial Ampliado” encargado de la dirección, propósitos y objetivos (DPO) dentro de la lucha anticastrista. Este grupo se compone de su hermano, Robert Kennedy (Attorney General).

Al parecer, el presidente John F. Kennedy no era un hombre que cometía el mismo error dos veces, por lo que después del fracaso de Bahía de Cochinos toma la decisión ejecutiva de montar un “Grupo Especial Ampliado” encargado de la dirección, propósitos y objetivos (DPO) dentro de la lucha anticastrista. Este grupo se compone de su hermano, Robert Kennedy (Attorney General), de su consejero militar (el general Maxwell Taylor), del consejero nacional para la seguridad (McGorge Bundy), del Secretario de Estado (Dean Rusk), asistido por un consejero (Alexis Johnson), del Secretario de Defensa (Robert McNamara), asistido también por un consejero (Roswell Gilpatric), del nuevo director de la CIA (John McCone), y del jefe de Estado Mayor Interarmas (el general Lyman L. Lemnitzer).

Este Grupo Especial Ampliado elabora un conjunto de acciones secretas agrupadas bajo el título genérico de operación ‘Mangoose’ (Mangosta).

Para ejecutarla, la coordinación operacional entre el Departamento de Estado, el Departamento de Defensa y la CIA es confiada al general Edward Lansdale (asistente del Secretario de Defensa, encargado de las Operaciones Especiales, y por lo tanto director de la NSA).

Mientras que en el seno de la CIA, se constituye una unidad “ad hoc” —el “Grupo W”’— dirigido por William Harvey. Los que son los encargados de planificar y ejecutar varias “Operaciones de Bandera Falsa, entre ellas:

Operación Northwoods.

Los jefes de estado-mayor responsables del proyecto Northwoods. De izquierda a derecha : el almirante George W. Anderson Jr. (jefe des operaciones navales), ...

Los jefes de estado-mayor responsables del proyecto Northwoods. De izquierda a derecha : el almirante George W. Anderson Jr. (jefe des operaciones navales) …

La “Operación de Falsa Bandera” denominada Northwoods proponía convencer a la comunidad internacional de que Fidel Castro era tan irresponsable que representaba un grave peligro para la paz de occidente. Para ello planearon desarrollar operativamente diferentes actos terroristas y así imputar a Cuba graves daños sufridos por Estados Unidos.

He aquí algunas de las provocaciones proyectadas:

• Atacar la base americana de Guantánamo. La operación se realizaría por cubanos anticastristas bajo uniforme de las fuerzas del Ejército Rebelde de Fidel Castro e incluiría varios sabotajes y la explosión del almacén de municiones, lo que necesariamente provocaría daños materiales y humanos considerables.

• Hacer explotar un navío norteamericano en aguas territoriales cubanas, manera de reavivar la memoria de la destrucción del Maine, en 1898 (donde se produjeron 266 muertos), que provocó la intervención estadounidense contra España. El buque estaría en realidad vacío y seria teleguiado. La explosión se vería desde La Habana o desde Santiago de Cuba para así disponer de testigos. Una operación de rescate se organizaría para dar crédito a las pérdidas. La lista de las víctimas se publicaría en la prensa y falsos funerales se organizarían para suscitar la indignación ante la opinión pública. La operación debía comenzar cuando navíos y aviones cubanos estuviesen en la zona para poder imputarles el ataque.

• Aterrorizar a los exiliados cubanos organizando algún bombazo en Miami, en Florida, y hasta en Washington. Falsos agentes cubanos serían arrestados para disponer de confesiones. Falsos documentos comprometedores, establecidos de antemano, serían embargados y distribuidos a los medios de comunicación.

• Movilizar los Estados vecinos de Cuba acreditando una amenaza de invasión por parte del gobierno revolucionario de la isla. Un falso avión con insignia de la Fuerza Aérea Revolucionaria bombardearía de noche la República Dominicana, u otro Estado de la región. Las bombas utilizadas serían por supuesto de fabricación soviética.

• Movilizar la opinión pública internacional destruyendo un vuelo espacial habitado. Para marcar las mentes, la víctima hubiera sido John Glenn, primer americano en haber recorrido una órbita completa de la tierra (vuelo Mercury).

• Una provocación se estudió particularmente consistia en valorar la posibilidad de crear un incidente que demostrara de manera convincente que un avión cubano atacó y derrumbó un vuelo charter civil procedente de Estados Unidos y con destino a Jamaica, Guatemala, Panamá o Venezuela. Un grupo de pasajeros cómplices, que podrían ser estudiantes por ejemplo, hubiesen embarcado a bordo de un vuelo Charter de una compañía pantalla de la CIA. A la altura de Florida sería reemplazado por un avión réplica, aparentemente idéntico, pero vacío y transformado en avión sin piloto. Los pasajeros cómplices regresarían a una base de la CIA, mientras que el avión mantendría aparentemente su trayectoria. El avión emitiría mensajes de auxilio indicando que ha sido atacado por cazas cubanos, y explotaría en vuelo.

La realización de estas operaciones implicaba necesariamente la muerte de numerosos ciudadanos americanos, civiles y militares. Pero precisamente es el coste humano elevado que hace de ellas Operaciones de Falsa Bandera (“Black Ops.”) eficientes de manipulación.

Finalmente esta Fase de la “Operación Mangosta” —Operación Northwoods— fue abortada ante el riesgo político que implicaba su filtración a los medios de comunicación.

 Operación “Patty”

A principios de 1962 la CIA proyectó otra Operación Encubierta “Black Ops” denominada “Patty” en conjunto con la elaboración de planes para efectuar un atentado contra Raúl Castro el 26 de Julio de 1961, en Santiago de Cuba, donde hablaría en el acto conmemorativo de esa fecha.

Paralelamente, dentro de “Patty”, existía una “Operación de Falsa Bandera” que consistía en disparar con morteros de 82mm desde una finca llamada “El Cuero —cercana a la Base Naval de Guantánamo— contra esta base estadounidense y simultáneamente contra la instalación militar cubana, de forma tal que diera la impresión de que entre ambas partes se atacaban generalizándose un combate. Operación de Falsa Bandera que era del conocimiento del Servicio de Inteligencia Naval estadounidense ya que las armas provenían de la mencionada Base.

Operación “Cupido”

En el mes de Octubre de 1962, a penas pasados unos días de la Crisis de los Misiles, se desarrolló otra Black Ops por parte de los Servicios Especiales estadounidense bautizada como “Cupido” en la cual su segunda Fase consistía en una “ Operación de Bandera Falsa” que involucraría al régimen de Castro mediante un supuesto ataque de “sus fuerzas” —integrada por cubanos anticastristas radicados en Miami— a Puerto Cabezas, en la costa Atlántica de Nicaragua, como represalia a que su presidente Luis Somoza facilitó su país para la expedición de Bahía de Cochinos. Una “Operación de Bandera Falsa” de fácil aceptación por ser conocimiento público el rol de apoyo del presidente nicaragüense y de su país contra la Revolución Cubana.

 NOTAS

(1) Gray to Don Wilson-Assistant Director, Dwihgt D. Eisenhower Library- Dec. 3, 1974, p.1, Gray Paper, box 2, DDL.

(2) Memorandum of Discussion at the Meeting of National Security Council, Washington, January 14, 1960. Foreing Relation of the United States, 1958-1960. Vol VI Cuba. US Government Printing Office, Washington, 1991, pp.742-743.

(3) Fuente: Biblioteca Eisenhower: Documento del proyecto “Clean Up” (Limpieza), Cuba, Secreto: solo para leer.

(5) De acuerdo con un informe del Senado estadounidense, el propósito original y fundamental de la doctrina negación plausible fue la no atribución de las operaciones clandestinas a Estados Unidos, para proteger al país y a sus ocupantes operativos de … las consecuencias de posibles revelaciones indiscretas…de enmascarar las decisiones del Presidente y de sus altos miembros de su personal. Fuente: informe provisional del Comité Selecto del Senado de los Estados Unidos para estudiar operaciones gubernamentales relacionadas con la actividad de inteligencia. 94 Congreso, 1ra. Sección. Informe No. 94-465. Imprenta del gobierno de los Estados Unidos, Washington, 1975. Tomo I, pág. V-17.

(6) Herter, Memorándum for the President, March 17, 1960. Véase “Foreing Relations of the United States, 1958-1960. Vol. VI. Cuba. Ed. Cit., p. 860.

(7) Fuente: Biblioteca Kennedy, Memorándum de la JCSM 44-61. Firmado por L.L. Lemnitzer, Presidente del Estado Mayor Conjunto, 27 de enero de 1961, NSF, caja 61ª, Anexo 7.

(7) Trinidad, nombre de la localidad cubana cercana al lugar de la costa donde se proyectaba realizar el desembarco anfibio.

(8) El 18 de noviembre de 1960, Allen Dulles y Richard Bissell se habían reunido con Kennedy para informarle de la existencia del plan de la CIA. Biblioteca Kennedy, JCSM 166-61, 15 de marzo de 1961, Anexo 12, NFS, caja 61-A

(9) Zenit Technical Enterprises Inc, fue la fachada utilizada por la CIA para la Oficina de Operaciones Especiales —Estación JM/Wave— la más grande en toda su historia y la primera en operar intercontinentalmente estadounidense y en planificar las “operaciones autónomas” a desarrollar en territorio cubano. Contaba con 4000 agentes cubanos y 400 Oficiales de Casos.

Continuará Parte III.- “Operaciones de Bandera Falsa” planeadas y ejecutadas por el brazo armado de la Fundacion Nacional Cubana Americana (FNCA) contra el régimen de Castro en la decada de los años noventa.-

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress