Home » QPM.ORG » Franja de Gaza: El eje de la resistencia reabastece con armas a los palestinos de Gaza. En Israel son conscientes del fracaso de la ofensiva

Franja de Gaza: El eje de la resistencia reabastece con armas a los palestinos de Gaza. En Israel son conscientes del fracaso de la ofensiva

Cortesía de elespiadigital.com

La adquisición de importante arsenal bélico suministrado por fuerzas amigas permitirá a las milicias palestinas que combaten en Gaza resistir la embestida de Israel, estimó hoy una fuente digna de crédito

La adquisición de importante arsenal bélico suministrado por fuerzas amigas permitirá a las milicias palestinas que combaten en Gaza resistir la embestida de Israel, estimó hoy una fuente digna de crédito

La adquisición de importante arsenal bélico suministrado por fuerzas amigas permitirá a las milicias palestinas que combaten en Gaza resistir la embestida de Israel, estimó hoy una fuente digna de crédito. Un portavoz ligado a los movimientos de resistencia en el Líbano y Gaza aseguró a Prensa Latina, a condición de anonimato, que se logró introducir en la franja costera más municiones, explosivos y cohetes antitanques como contrapeso al apoyo militar de EEUU al régimen sionista.

Dicho material bélico ayudará a las fracciones palestinas a resistir la brutal agresión israelí, que en 26 días de bombardeos aéreos, terrestres y navales ha causado más de 1.800 muertos y unos 6.000 heridos, la inmensa mayoría civiles, incluidos niños, puntualizó.

La fuente destacó la disposición del gobierno de Irán a mantener su apoyo irrestricto a las agrupaciones islamistas que protagonizan episodios de verdadero heroísmo en un enfrentamiento muy desproporcionado con el Ejército más poderoso de Medio Oriente y uno de los mejor equipados del mundo. Al respecto, sacó a colación el discurso del pasado 30 de julio del mayor general Qassem Suleimani, jefe de las Brigadas de Al-Quds, una unidad de élite del Cuerpo de Guardianes de la Revolución islámica iraní, quien calificó de “alucinación irrealizable” el desarme de la Resistencia en Gaza.

Suleimani, conocido por ser el dirigente militar más cercano al líder supremo iraní, ayatolah Alí Jamenei, subrayó que “los asesinos sionistas y los mercenarios deben saber que Irán no escatimará esfuerzo para defender y apoyar a la resistencia palestina, y eso los asusta”.

“El suelo de Gaza se transformará en un infierno para los sionistas”, vaticinó en un mensaje sin precedentes divulgado por el canal satelital panárabe Al Mayadin el jefe militar de alto rango, conocido por su asesoría a grupos de la Resistencia en Palestina, El Líbano e Iraq.

Al comentar las escenas espeluznantes de muerte y atrocidades contra civiles, apuntó que “las imágenes dolorosas que provienen de Palestina hacen sangrar nuestros corazones y nos indignan profundamente. Debemos dirigir nuestra cólera contra los sionistas criminales en el momento oportuno”.

El general iraní también denunció a todos los que bloquean las vías de apoyo a la Resistencia palestina y condenó el silencio cómplice de Occidente, en particular de EEUU, respecto a las bárbaras agresiones del régimen sionista.

Recientemente también el Líder Supremo de la Revolución Islámica de Irán, Sayyed Ali Jamenei, invitó a los países islámicos a ayudar a los palestinos con armas y señaló que “No dudaremos durante un momento en acudir en ayuda de la resistencia palestina”. También señaló que la firmeza de los combatientes palestinos “es un ejemplo para todos nosotros”.

Por otro lado, la misma fuente aseveró que el movimiento Hezbolá se declaró en alerta máxima en el sur de el Líbano, fronterizo con Israel, a raíz de los sucesos de Gaza. El secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, manifestó en su discurso del Día de Al Quds (Jerusalén) que el partido apoya a todas las facciones de la resistencia en Gaza sin excepción.

Por su parte, el presidente sirio, Bashar al Assad, expresó también en un discurso en el Día del Ejército Árabe Sirio que Palestina sigue siendo la causa central para el mundo árabe.

 Gaza antes y después

Sin comentarios

Sin comentarios

La Resistencia palestina no baja la guardia en Gaza

La presencia de la población en las calles de Gaza en el primer día del cese el fuego era bastante discreta excepto en los mercados. Muchas personas llevaban bolsas y barras de pan. No se ve en las calles la presencia de miembros de las organizaciones de la resistencia. Sin embargo, ellos están allí.

Las organizaciones de la resistencia han adoptado medidas de seguridad para proteger las vidas de sus miembros y no confían en que las fuerzas de ocupación vayan a respetar la tregua, que han roto en dos ocasiones antes atacando a civiles.

En el norte de la Franja de Gaza, reporteros del periódico Al Akhbar se reunieron con Abu al Mumin, un jefe de la unidad de francotiradores de las Brigadas Al Qassam, la rama militar de Hamas. Él ha estado oculto en una posición cercana y recordó el ataque llevado a cabo por una unidad de las fuerzas especiales de la Marina israelí, que terminó en fracaso en el mismo momento de llegar a la orilla cuando fracotiradores y fuerzas de la Resistencia palestina abrieron fuego contra ella, causándole al menos cuatro heridos y obligándola a huir.

Abu al Mumin dijo que no ha abandonado su posición desde hace un largo tiempo y que él y sus compañeros no han podido regresar todavía a sus hogares y comprobar como se hallan sus familias porque tienen órdenes estrictas de mantener su disposición militar en sus puestos de combate hasta que reciban nuevas órdenes del mando y continuar su vigilancia de los movimientos de las tropas israelíes al otro lado de la frontera. Ellos señalan que responderán a cualquier incursión terrestre israelí durante el cese el fuego.

Contrariamente a lo que ha sucedido en las filas israelíes, en esta guerra la tasa de muertos entre los combatientes palestinos ha sido mucho menor que en enfrentamientos anteriores debido a las medidas de seguridad adoptadas. Esto provocó la rabia de los israelíes que atacaron a civiles al ser incapaces de localizar a los combatientes, que según miembros de la Brigada al Golani actuaban como “fantasmas”.

La rama militar del Yihad Islámico, las Brigadas de Al Quds, anunció la muerte de 60 de sus combatientes y así hicieron las Brigadas de Al Qassam. Las Brigadas de Al Quds señalan que sus combatientes martirizados fallecieron en los bombardeos contra los civiles y no como resultado de combates contra el Ejército israelí.

Los combatientes de las Brigadas Al Qassam han señalado que su futura estrategia dependerá de “las aspiraciones de nuestro pueblo que no podemos ignorar”. “El comportamiento del enemigo determinará el curso futuro de la batalla y sus resultados”.

Por su parte, el sitio israelí Debka.com ha señaldo que Hamas ha salido de la guerra con la gran mayoría de su infraestructura militar intacta y sus miembros constituyen ahora “el núcleo de un futuro ejército regular palestino”.

“Sus combatientes son ahora, después de la Operación Roca Sólida, una fuerza activa de combate entrenada y con una gran popularidad entre la población palestina, no sólo en Gaza sino también en Cisjordania. Esto permitirá a Hamas negociar con una carta militar fuerte sobre la mesa en El Cairo”, indicó.

Para justificar su ofensiva en Gaza, Israel suele presentar varios argumentos repartidos por sus medios de comunicación. Sin embargo, muchos de estos argumentos no se corresponden con la realidad.

La operación militar de Israel contra Hamás en la Franja de Gaza empezada hace 24 días ya ha resultado en más de 1.300 muertos y 7.500 heridos. Los medios de comunicación israelíes emplean todo tipo de métodos mediáticos para justificar la ofensiva, deshumanizar a los palestinos y librarse de la culpa de la muerte de los civiles, según afirma ‘The Nation’.

La situación vigente repite las ofensivas de 2008-2009 y de 2012, tanto en las tácticas de guerra como en la gestión de la percepción pública. Cada operación está justificada por los mismos argumentos que se consideran sólidos.

‘The Nation’ ha compilado la lista de cinco mitos más repartidos sobre las intervenciones de Israel en Palestina.

1. “Israel ejerce su derecho de defenderse” 

La Franja de Gaza no es un estado vecino de Israel: los territorios palestinos están bajo la jurisdicción israelí. Como Israel ocupa esta región, debe cumplir las leyes internacionales no de guerra, sino de ocupación, porque es imposible ocupar un territorio y al mismo tiempo declarar una guerra contra él.

Las leyes de ocupación son más estrictas en cuanto a la protección de los civiles, mientras que las leyes de guerra balancean las ventajas militares con el sufrimiento de la población. Sí que Israel tiene todo el derecho de protegerse contra los misiles de Hamás, pero al mismo tiempo debe ejercer más restricción en sus acciones que dañan a los civiles palestinos.

2. “Israel se retiró de Gaza en 2005” 

Este argumento presupone que Israel acabó con la ocupación de Gaza después de retirar sus fuerzas en 2005. Pero Israel nunca perdió el control de las funciones estatales en Gaza. Las aguas territoriales, el espacio aéreo, los datos sobre la población y otros aspectos los controlaba Israel, lo que se califica como ocupación y está sometido bajo las leyes correspondientes.

Además, las autoridades israelíes utilizaron este control para asediar la Franja de Gaza durante los conflictos pasados.

3. “La ofensiva israelí vigente fue provocada por los misiles lanzados desde Gaza” 

La operación actual no empezó con un misil, sino que se desató tras una operación de búsqueda de tres jóvenes israelíes supuestamente secuestrados por Hamás. Durante esta operación la Policía israelí detuvo en torno a 800 palestinos sin una acusación oficial, mató a 9 civiles y efectuó más de 1.300 registros en viviendas y oficinas de Gaza. A día de hoy no hay pruebas definitivas de la participación de Hamás en este secuestro.

Además, la estadística muestra una correlación directa: cuánto más pacíficas son las relaciones entre Israel y Gaza, menos misiles son lanzados contra Israel.

4. “Israel evita dañar a los civiles, pero Hamás lo hace deliberadamente” 

Es verdad que los misiles básicos de Hamás no poseen ningún equipo de precisión y, por supuesto, sus ataques son indiscriminados. Esto no se discute. Sin embargo, parece dudoso que Israel cambie su actitud si Hamás ataca precisamente a objetos militares.

Por su parte, Israel posee tecnologías avanzadas y armas de alta precisión que permiten disminuir la cantidad de víctimas entre los civiles. Pero desde 2006 Israel se adhiere a una doctrina militar denominada Dahiya Doctrine que presupone atacar infraestructuras como una forma de guerra asimétrica destinada a eliminar el riesgo de una guerra urbana guerrillera. Esto deja víctimas y daños excesivos durante todas las operaciones israelíes en Gaza.

5. “Hamás oculta armas en viviendas, mezquitas y escuelas, y emplea escudos humanos” 

Este argumento muy extendido se utiliza para justificar ataques contra objetos definitivamente civiles como escuelas o mezquitas. Pero a pesar de los casos en los que Hamás, de hecho, ocultó armamentos en las escuelas de la ONU, fueron descubiertos por la plantilla y denunciados sin daños adicionales.

Políticos israelíes culpan a la “ineptitud” de su Ejército del fracaso de Gaza

Un intercambio de acusaciones sobre el fracaso en lograr los objetivos de la guerra sionista contra Gaza se ha iniciado pocas horas después de que el Ejército israelí haya completado su retirada de la Franja, según los medios israelíes.

Los políticos y responsables gubernamentales israelíes han comenzado a echar la culpa al Ejército israelí por el fracaso de la Operación Roca Sólida con el fin sobre todo de salvar sus carreras políticas de cara a una población israelí cada vez más indignada por el fracaso y por el hecho de haber sido engañada durante casi un mes con “logros” que resultaron ser inexistentes.

El diario israelí Maariv ha publicado, en este sentido, un reportaje donde cita los fracasos del Ejército, incluyendo su incapacidad para detener los disparos de cohetes y misiles contra las colonias israelíes, y las bajas sufridas en las emboscadas y trampas tendidas por las facciones de la resistencia palestina.

Otros medios israelíes culpan, sin embargo, por el fracaso al propio Benyamin Netanyahu, al que acusan de haber engañado a la opinión pública israelí. El analista político del periódico israelí Yediot Aharonot, Shimon Shiffer, dijo que “Netanyahu escogió retirarse de la Franja de Gaza sin un compromiso o sin resolver nada. Él arrastró a Israel a una guerra interminable y que no se podía ganar”.

“Netanyahu ha prometido construir un muro a lo largo de la frontera con Gaza. Ha levantado un muro a lo largo de la frontera con Egipto y planea otro a lo largo del Río Jordán. Imaginen un estado rodeado de muros por todas partes y protegido por un sistema antimisiles. Sin embargo, él no dijo una palabra acerca de la otra solución – un acuerdo que garantice la vida a ambos lados de la frontera”.

“Estamos decepcionados con Netanyahu e irritados por el alto precio que ha pagado, especialmente los muertos y heridos, en estos 28 días sin conseguir nada. Netanyahu puede consolarse ahora con lo que Henry Kissinger dijo una vez: “Los gobiernos hacen lo correcto una vez que todas las otras opciones se han agotado. Y eso estamos esperando”, señaló Shiffer.

Análisis: El fracaso de Netanyahu arrastra al sistema político israelí

Por Yusuf Fernandez

Aleccionado por el fracaso israelí en la Guerra de Julio contra el Líbano en 2006, Benyamin Netanyahu necesitaba desesperadamente afirmar que sus objetivos se habían cumplido y, de este modo, estuvo cambiando continuamente los mismos para demostrar que la “victoria” ha sido conseguida. Lo peor para él es que se ha quedado sin objetivos que declarar.

Aleccionado por el fracaso israelí en la Guerra de Julio contra el Líbano en 2006, Benyamin Netanyahu necesitaba desesperadamente afirmar que sus objetivos se habían cumplido y, de este modo, estuvo cambiando continuamente los mismos para demostrar que la “victoria” ha sido conseguida. Lo peor para él es que se ha quedado sin objetivos que declarar.

Hubo una ciudad en Inglaterra donde había un arquero famoso por su puntería. Todas sus flechas acababan siempre en el centro de la diana. En una ocasión un visitante curioso le preguntó cómo era eso posible. “Muy sencillo”, le respondió el arquero, “primero disparo la fecha y luego dibujo la diana alrededor de donde se clavó”.

Esto es, según el escritor israelí Uri Avnery, lo que ha estado intentando hacer el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, en la guerra de Gaza. Aleccionado por el fracaso israelí en la Guerra de Julio contra el Líbano en 2006, él necesitaba desesperadamente afirmar que sus objetivos se habían cumplido y, de este modo, estuvo cambiando continuamente los mismos para demostrar que la “victoria” ha sido conseguida. Lo peor para él es que se ha quedado sin objetivos que declarar.

En un primer momento, Israel dijo que el objetivo de la guerra era destruir los cohetes y misiles de la resistencia palestina en Gaza. Pero esto no sucedió y Hamas continuó lanzando sus cohetes, unos 3,300 en total, durante todos y cada uno de los 28 días que ha durado el conflicto.

Cuando el Ejército israelí cruzó la frontera con Gaza con el fin de “destruir los cohetes”, una enorme red de túneles fue descubierta. La destrucción de la misma se convirtió entonces en el principal objetivo de la guerra para Israel. Los túneles fueron presentados como una amenaza estratégica para la entidad sionista y debían ser, pues, destruidos. Sin embargo, eso requería la reocupación de toda Gaza y el gobierno israelí no quería afrontar el coste político de las bajas que esto supondría ni tampoco la guerra de guerrillas que a tal hecho seguiría.

A continuación, se dijo que el objetivo era obtener un acuerdo internacional para desarmar a la resistencia en la Franja de Gaza, pero este objetivo ha sido unánimemente rechazado por las facciones de la resistencia palestina y por sus aliados, y en primer lugar por Irán. Hamas conserva en la actualidad, el 70% al menos de sus capacidades, según el Ejército israelí, y hay datos que permiten suponer que sus aliados están ya reabasteciendo los stocks de armas y municiones de la organización palestina y otras facciones de la resistencia.

Israel hace frente ahora a un colapso de su imagen y su diplomacia. El mundo entero se ha levantado y ha condenado los crímenes israelíes en Gaza. Incluso en su aliado principal, EEUU se han producido manifestaciones masivas contra su agresión a Gaza y las encuestas señalan que los palestinos cuentan con el doble de la simpatía entre los jóvenes estadounidenses que Israel. La imagen de Israel como un estado terrorista y genocida no será borrada. Múltiples acciones por parte de distintos colectivos en todo el mundo buscarán ahora intensificar el boicot a la economía israelí y presentar demandas para que los líderes israelíes sean enjuiciados como criminales de guerra.

Netanyahu prometió que no hablaría con “terroristas” pero ha enviado una delegación a El Cairo para hablar indirectamente con una delegación palestina, que incluye a miembros de Hamas. Se ha decretado una tregua de 72 horas que será seguida por negociaciones para poner fin a la agresión israelí después de ese período. Esto ha llevado a Netanyahu a desdecirse, una vez más, de su promesa de seguir adelante con la Operación Roca Sólida. Para recordar el fracaso israelí, Hamas lanzó una andanada de cohetes contra objetivos israelíes cinco minutos antes de iniciarse el alto el fuego.

El fracaso de Netanyahu no es sólo suyo sino el de todos los partidos israelíes, que, con pocas excepciones, apoyaron la guerra de agresión israelí contra Gaza. Ahora ellos tendrán que explicar al 86% de la población israelí que apoyó la guerra las razones por las que el globo del militarismo israelí se ha desinflado. Según el diario Haaretz, esto puede llevar a un total descrédito y colapso del sistema político israelí. A la mayoría de los israelíes no les importa, o incluso celebran, la matanza de civiles palestinos, pero no soportan la vergüenza de ver a su ejército humillado ni ser engañados de forma continua por el gobierno.

El lunes, cuando la retirada de las tropas israelíes de Gaza estaba ya en pleno apogeo, Netanyahu, el ministro de Defensa Moshe Yaalon y un grupo de altos oficiales encabezado por el jefe del Estado Mayor, teniente general Benny Gantz, se reunió con líderes de las colonias próximas a Gaza, donde viven 250.000 israelíes.

Los dirigentes israelíes dijeron que el Ejército israelí planea construir una valla de seguridad en la frontera con Gaza similar a la que ya existe con Egipto, equipada con sensores electrónicos y otros instrumentos. Sin embargo, ellos no respondieron a las preguntas de cómo dicha barrera podría afectar a los cohetes y misiles de Hamas o a los túneles construidos bajo tierra en caso de un nuevo conflicto israelí contra Gaza.

Por primera vez también, Israel sale de un conflicto con un problema interno de refugiados, algo que hasta el momento sólo afectaba a los países árabes agredidos por la entidad sionista. Se calcula que que la mitad del cuarto de millón de israelíes mencionados, muchos de ellos habitantes de kibbutzim o de granjas privadas que huyeron durante las hostilidades, no volverán a sus hogares. Muchos de ellos no encuentran divertida la idea de ver salir a un combatiente de Hamas de un túnel en su salón o su jardín y prefieren quedarse en el norte. De este modo, han aparecido los primeros pueblos fantasma en Israel desde la creación de la entidad sionista.

Uno de los habitantes de la zona expresó su frustración en la página de Facebook de la publicación israelí 0404. “Que no nos digan que controlamos todos los túneles ya que vemos a combatientes de Hamas salir de ellos cada día. Ellos disparan cientos de cohetes todos los días. Dígannos la verdad tal como es y ya decidiremos lo que vamos a hacer con esa información.”

 

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2016 CódigoAbierto360 · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress