Home » QPM.ORG » El Estado Islámico (EI) lanza dos cohetes que sirven a Israel de “excusa” para bombardear a los chiíes en la Franja de Gaza

El Estado Islámico (EI) lanza dos cohetes que sirven a Israel de “excusa” para bombardear a los chiíes en la Franja de Gaza

Cortesia de elespiadigital

Varias explosiones masivas sacudieron la Franja de Gaza el jueves por la noche en medio de múltiples informes sobre aviones israelíes que sobrevolaban la zona. Se informa que previamente, dos cohetes fueron lanzados desde Gaza contra Israel, pero no lograron causar ningún daño.

Varias explosiones masivas sacudieron la Franja de Gaza el jueves por la noche en medio de múltiples informes sobre aviones israelíes que sobrevolaban la zona. Se informa que previamente, dos cohetes fueron lanzados desde Gaza contra Israel, pero no lograron causar ningún daño.

Varias explosiones masivas sacudieron la Franja de Gaza el jueves por la noche en medio de múltiples informes sobre aviones israelíes que sobrevolaban la zona. Se informa que previamente, dos cohetes fueron lanzados desde Gaza contra Israel, pero no lograron causar ningún daño.

Al menos tres grandes explosiones sacudieron la ciudad de Gaza, de acuerdo con los mensajes de ciudadanos enviados a través de Twitter. Muchos reportan que se despertaron al escuchar ataques aéreos israelíes y aviones F-16 volando sobre sus casas.

Los ataques tuvieron lugar en la parte occidental de la ciudad, cerca de Maqousi Towers. También fueron bombardeadas las guarniciones Jan Yunis y Ubaidah, pertenecientes a las Brigadas Al-Qassam, afiliadas a Hamás.

Según Times of Israel, no ha habido reportes inmediatos de víctimas. De momento, no ha habido ningún comentario oficial por parte de la Fuerza Aérea Israelí.

Previamente al menos dos cohetes fueron lanzados desde Gaza contra Israel este miércoles por la noche. El Consejo Regional Sdot Negev, ubicado en la frontera con la Franja de Gaza, informó que dos cohetes explotaron en una zona abierta del distrito, informa el periódico ‘Haaretz‘.

La Policía y Fuerzas de Seguridad del movimiento islamista Hamás evacuaron varios edificios e instalaciones militares en diversos puntos de la franja por temor a los ataques de represalia.

Al menos un misil fue dirigido contra una instalación de entrenamiento de las Brigadas Al Kasam, brazo armado de Hamas.

“En respuesta a fuego de cohetes, la Fuerza de Defensa de Israel ha atacado sitios terroristas en Gaza. Ayer (miércoles), dos cohetes fueron disparados contra el sur de Israel desde la franja que cayeron en zonas abiertas cerca de las ciudades de Ashkelon y Netivot sin que se informase de heridos. Es el segundo ataque desde Gaza en los últimos diez días”, afirma un comunicado del Ejército israelí.

El Ejército “atacó tres infraestructuras terroristas” y “confirmó haber hecho blanco”, añade la nota.

El portavoz militar, teniente coronel Peter Lerner, señaló que los cohetes de anoche “pusieron en peligro más de 140.000 vidas israelíes“.

“Los israelíes y palestinos merecen vivir vidas normales pero, en cambio, Hamas elige usar la franja de Gaza como una plataforma de lanzamiento de ataques con cohetes. El Ejército actuará contra la agresión, contra los que intentan aterrorizar a Israel y actuará para proteger a los israelíes del indiscriminado fuego con cohetes de Gaza”, señaló Lerner en la nota.

Ninguna milicia palestina ha reclamado la autoría de los ataques, si bien fuentes palestinas que pidieron anonimato precisaron a Efe que fueron lanzados por un grupo salafista asociado con el Estado Islámico.

Ese grupo también reclamó el último ataque y advirtió de que no respetará la tregua mientras Hamas no ponga fin a las redadas contra sus miembros, libere a sus detenidos y les devuelva las armas que les ha confiscado.

Un grupo salafista lanzó los cohetes hacia el sur de Israel y desafía a Hamas en Gaza

La sucesión de los hechos de los últimos días refleja la complejidad de un conflicto que esconde múltiples duelos internos. Esta semana, efectivos de Hamas -el grupo que controla la Franja de Gaza desde 2007- mataron a un extremista identificado con el Estado Islámico (IS, en sus siglas en inglés). Grupos salafistas condenaron la acción de Hamas y exigieron la liberación de un centenar de militantes suyos detenidos y encarcelados por Hamas. De lo contrario, insinuaban, no se verían comprometidos con la tregua pactada por las milicias de Gaza e Israel tras la sangrienta guerra de los 50 días de este verano.

La espera no fue muy larga. En la noche del jueves, se activaron las sirenas antiaéreas en numerosas localidades israelíes al sur del país. No fue falsa alarma. Dos proyectiles de tipo Grad lanzados desde la franja palestina contra las zonas israelíes de Netivot y Ahskelón cayeron en campo abierto sin provocar heridos o daños materiales.

La reivindicación tampoco tardó en llegar. “Seguimos la Guerra Santa (Yihad) contra los judíos, enemigos de Ala, y nadie nos podrá frenar”, comunicó esta madrugada un grupo palestino que apoya a IS y se autodenomina “Brigadas Omar”.

Poco después y como estaba previsto, la Fuerza Aérea israelí respondió atacando tres objetivos militares en Gaza. Hace una semana, atacó varios objetivos de la Yihad Islámica en respuesta a otro Grad disparado por las milicias.

A los habitantes del sur de Israel no les importa tanto quien les ataca -Hamas, Yihad Islámica o salafistas- sino cómo frenarlo. Anoche, exigían al Gobierno de Benjamin Netanyahu una respuesta contundente. “Hace una semana nos dispararon un Grad al parecer debido a un conflicto interno de la Yihad y ahora por el enfrentamiento entre Hamas y Daesh (IS en árabe). A nosotros nos da igual quien nos ataca. Queremos vivir en calma. Debemos golpear el terror con toda la fuerza”, señala Haim Yelin, diputado centrista y conocido habitante de una localidad fronteriza con la franja palestina.

La campaña de Hamas contra los grupos más radicales vinculados a IS se inició a raíz de algunas explosiones ocurridas en las últimas semanas. A mediados de mayo, un grupo denominado “Fieles a Daesh” lanzó un proyectil de mortero contra una base de Hamas en Jan Yunes, al sur de la Franja.

“Los proyectiles no son obra de Hamas sino de un grupo salafista que quiere arrastrar la zona a una guerra y desafiarnos”, acusan desde el régimen islamista en Gaza. Aunque Hamas asegura que no hay presencia oficial de IS en la franja habitada por 1.8 millones de habitantes, no niega que hay grupúsculos e individuos que han abrazado la ideología y pensamiento de IS. Según los gazatíes que apoyan el grupo que aspira proclamar el Califato Islámico en la región, Hamas comete dos pecados: la tregua con Israel y no aplicar a raja tabla la ley islámica (Sharia) en Gaza.

Netanyahu tiene un dilema. Por un lado, debe responder a los ataques de proyectiles tal y como suele prometer y le piden los suyos. Por otro, sabe que la cadena de acción-reacción puede descontrolarse y desembocar incluso en otro enfrentamiento directo con Hamas.

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress