Home » INTEL (G2) MEDIATICA (OSINT) » SIRIA Movimiento Harakat Hazm: Fracaso total: Pentágono gasta $ 41 millones en la formación “cuatro o cinco” combatientes sirios

SIRIA Movimiento Harakat Hazm: Fracaso total: Pentágono gasta $ 41 millones en la formación “cuatro o cinco” combatientes sirios

Por Zero Hedge

Sólo alrededor de "cuatro o cinco" rebeldes sirios que han sido entrenados por Estados Unidos permanecen en el campo de batalla para después sumarse al Estado Islámico expreso el general Lloyd Austin III, del Comando Central de Estados Unidos, declaro que parecía que miembros de Operaciones Especial (Spec. Ops.) estadounidenses estaban luchando junto a Unidades de Protección del Pueblo, o YPG (perteneciente a la de la Unión Democrática Kurda). Como señalamos cuando estalló la noticia, si es cierto esto no le va a caer muy bien a Erdogan, el presidente de Turquía, nuevo socio de la coalición de Washington contra ISIS, el que ha ocultado su desconfianza para el YPG. Foto: Reuters U.S Thomson. El presidente Barack Obama se encuentra junto al Comandante del Comando Central general Lloyd Austin III durante en una sesión informativa de los principales líderes militares ...

Sólo alrededor de “cuatro o cinco” rebeldes sirios que han sido entrenados por Estados Unidos permanecen en el campo de batalla para después sumarse al Estado Islámico expreso el general Lloyd Austin III, del Comando Central de Estados Unidos, declaro que parecía que miembros de Operaciones Especial (Spec. Ops.) estadounidenses estaban luchando junto a Unidades de Protección del Pueblo, o YPG (perteneciente a la de la Unión Democrática Kurda). Como señalamos cuando estalló la noticia, si es cierto esto no le va a caer muy bien a Erdogan, el presidente de Turquía, nuevo socio de la coalición de Washington contra ISIS, el que ha ocultado su desconfianza para el YPG. Foto: Reuters U.S Thomson. El presidente Barack Obama se encuentra junto al Comandante del Comando Central general Lloyd Austin III durante en una sesión informativa de los principales líderes militares …

Sólo alrededor de “cuatro o cinco” rebeldes sirios que han sido entrenados por Estados Unidos permanecen en el campo de batalla para después sumarse al Estado Islámico expreso el general Lloyd Austin III, del Comando Central de Estados Unidos, declaro que parecía que miembros de Operaciones Especial (Spec. Ops.) estadounidenses estaban luchando junto a Unidades de Protección del Pueblo, o YPG (perteneciente a la de la Unión Democrática Kurda). Como señalamos cuando estalló la noticia, si es cierto esto no le va a caer muy bien a Erdogan, el presidente de Turquía, nuevo socio de la coalición de Washington contra ISIS, el que ha ocultado su desconfianza para el YPG.

Cuatro horas más tarde, el Pentágono afirmó que las palabras de Austin fueron tomadas fuera de contexto y que, de hecho, las fuerzas de Estados Unidos no estaban (todavía) jugando un papel de combate. Pero por si acaso Washington finalmente no está decida a admitir que las botas de los Estados Unidos estén de hecho en el suelo sirio junto con las botas rusas. Siempre puede simplemente apuntar a su propio fallo operativo miserable como justificación de por qué la disposición anterior no se va a cortar cuando se trata de “degradar” capacidades militantes.

Como se recordará, a principios de este año el Pentágono decidió probar su suerte en la formación de un “apropiadamente investigado [grupo] de reclutas de la oposición siria” cuya misión sería la de “degradar y en última instancia derrotar ISIL.”

Hay dos cosas inmediatamente divertidas sobre el esfuerzo:

  • La noción de “investigación de antecedentes apropiada”.
  • Está representada de manera efectiva la formación del Departamento de Defensa a un nuevo grupo de combatientes sirios en un esfuerzo por destruir a otro grupo de combatientes sirios que fueron entrenados por el CIA, pero que terminaron añadiendo “sus propósitos de establecer califato medieval” dentro de una lista de objetivos operativos que sólo debían suponer “desestabilizar y en última instancia eliminar a Bashar al-Assad.”

    Como se informó en torno a tres meses después del lanzamiento de la nueva iniciativa, las cosas no iban muy bien.

    A partir de julio, sólo 54 combatientes habían sido entrenados y hacia el final del mes – el día 30 para ser específicos – el grupo sufrió su derrota más vergonzosa hasta la fecha cuando su comandante y subcomandante fueron capturados por nada menos que al-Qaeda (que se está convirtiendo también en un grupo terrorista del montón), cerca de la frontera sirio-turca.

    Seríamos negligentes si no señaláramos cuán ridículo es el giro de los acontecimientos. Efectivamente, el nuevo grupo de combatientes sirios entrenados por Estados Unidos estaban enfrentados en luchar contra ISIS, otro grupo de combatientes sirios entrenados por Estados Unidos, cuando sus líderes fueron capturados por al-Nusra, una rama de al-Qaeda, cuyo fundador y aliados recibieron apoyo de Estados Unidos durante la guerra afgano-soviética.

    Vamos a llamar que “retroceso al cuadrado” o tal vez “cubos de retroceso”.

El año pasado el grupo "asestó un golpe más serio al programa de la CIA, al atacar y desmantelar al Movimiento Harakat Hazm (Movimiento de la Firmeza) —una alianza de grupos rebeldes sirios opuestos al gobierno de Bashar al-Asad— y aprovecharse de la ocupación de algunos de sus, misiles antitanques sofisticados suministradas por Estados Unidos".

El año pasado el grupo “asestó un golpe más serio al programa de la CIA, al atacar y desmantelar al Movimiento Harakat Hazm (Movimiento de la Firmeza) —una alianza de grupos rebeldes sirios opuestos al gobierno de Bashar al-Asad— y aprovecharse de la ocupación de algunos de sus, misiles antitanques sofisticados suministradas por Estados Unidos”.

Por supuesto que no era la primera vez que al-Nusra había tenido éxito en la interrupción de un esfuerzo de Estados Unidos para entrenar a un contingente de Siria como el New York Times nos recordó en julio sobre estos “luchadores por la libertad.” El año pasado el grupo “asestó un golpe más serio al programa de la CIA, al atacar y desmantelar al Movimiento Harakat Hazm (Movimiento de la Firmeza) —una alianza de grupos rebeldes sirios opuestos al gobierno de Bashar al-Asad— y aprovecharse de la ocupación de algunos de sus, misiles antitanques sofisticados suministradas por Estados Unidos”.

Si pensabas que esta historia no podía conseguir nada más ridículo, habrías sido un error, porque el miércoles, el general Lloyd Austin, jefe del Comando Central de Estados Unidos (mencionado anteriormente) y el subsecretario de Defensa para Política Christine Wormuth dieron una actualización en el más reciente esfuerzo del Pentágono para entrenar y armar a los combatientes sirios y reconoció que era muy poco probable el Departamento de Defensa pudiera alcanzar su objetivo de alinear a un contingente que contaba con más de 5.000 a finales de este año .

¿Y cuánto dinero de los contribuyentes se gastaron para entrenar y armar este-ISIS contra “la fuerza”, te preguntarás?: Alrededor de $ 41 millones.

Os dejamos con la siguiente valoración del senador Kelly Ayotte (RN.H.) y el senador Jeff Sessions (R-Ala.):

“Que no nos engañemos, eso es una broma. Esto es sólo un fracaso total.

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress