Home » INTERNACIONALES » ¿Qué relación tiene el precio del petróleo con la decisión de Rusia de intervenir en Siria?

¿Qué relación tiene el precio del petróleo con la decisión de Rusia de intervenir en Siria?

Cortesía de The Telegraph.

La orden de Vladimir Putin para comenzar a bombardear objetivos en Siria ha dejado a muchos expertos políticos en Washington y Londres preguntándose exactamente cual es el último objetivo estratégico de Rusia en el Oriente Medio.
La orden de Vladimir Putin para comenzar a bombardear objetivos en Siria ha dejado a muchos expertos políticos en Washington y Londres preguntándose exactamente cual es el último objetivo estratégico de Rusia en el Oriente Medio.

La orden de Vladimir Putin para comenzar a bombardear objetivos en Siria ha dejado a muchos expertos políticos en Washington y Londres preguntándose exactamente cual es el último objetivo estratégico de Rusia en el Oriente Medio.

Además de apuntalar al régimen de Bashar al-Assad, la presencia en Siria de los bombarderos rusos con sus misiones de vuelo en contra de los objetivos de la oposición marca el mayor despliegue de fuerzas de Moscú en la región desde la intervención soviética en Afganistán.

Entonces, como ahora, el petróleo tuvo un gran papel que desempeñar en la decisión del Kremlin de atacar. En 1979, mientras los tanques rusos entraban en Kabul, el petróleo se aproximaba a los $110 por barril y la revolución islámica en Irán debilitó el control de Occidente sobre la dinámica de la oferta y la demanda.

el petróleo tuvo un gran papel que desempeñar en la decisión del Kremlin de atacar. En 1979, mientras los tanques rusos entraban en Kabul, el petróleo se aproximaba a los $110 por barril y la revolución islámica en Irán debilitó el control de Occidente sobre la dinámica de la oferta y la demanda.
El petróleo tuvo un gran papel que desempeñar en la decisión del Kremlin de atacar en Afganistán. En 1979, mientras los tanques rusos entraban en Kabul, el petróleo se aproximaba a los $110 por barril y la revolución islámica en Irán debilitó el control de Occidente sobre la dinámica de la oferta y la demanda.

Los altos precios del petróleo envalentonaron a la dirección soviética y ayudaron al gobierno comunista a financiar su guerra fría contra Occidente, además de alimentar a su población en el país. Entonces, como ahora, las exportaciones petroleras eran vitales para las arcas de Moscú, que representa casi el 70% de los ingresos de divisas del país.

Al colocar las botas sobre el terreno en Afganistán la Unión Soviética también amenazó el vital corredor de energía de Occidente en el Golfo y los estados clientes de Estados Unidos ricos en petróleo entre los emiratos de reciente independencia de la región.

Los soviéticos esperaban que su presencia militar en la región mantendría los precios del petróleo lo suficientemente altos para que el país ganara la Guerra Fría al causar dolor económico a los principales países industrializados en Occidente.

Sin embargo, la estrategia fracasó, con el colapso de los precios del petróleo en la década provocando la bancarrota del Kremlin y obligando a Mijail Gorbachov a poner en marcha las reformas de la “Perestroika” que finalmente vieron la caída de la antigua república soviética.

Putin – que, como ex jefe de la KGB, es un producto de la guerra fría – se enfrenta hoy con el mismo dilema que sus antecesores soviéticos. El colapso de los precios del petróleo, que ha sido diseñado por los principales aliados de Estados Unidos en la región – Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Kuwait – y que está paralizando la economía rusa.

Rusia está ahora en recesión por primera vez desde 2009 y, como fue el caso durante la Guerra Fría, el petróleo sigue siendo la mayor fuente de ingresos de exportación del país. El rublo se ha depreciado alrededor de un 43% frente al dólar en los últimos 12 meses y la inflación de precios al consumidor alcanzó un máximo de 13 años a principios de este año.

Si los precios del petróleo siguieran en promedio por debajo de los $50 por barril para el próximo año es probable que incluso el sufrido pueblo ruso comenzará a cuestionar el liderazgo de Putin, que coloca al país en un curso de colisión con los EE.UU..

Con los mercados de petróleo con un exceso de oferta de al menos 2 millones de barriles por día (bpd) y ni Rusia ni Arabia Saudita dispuestos a recortar la producción, la intervención de Putin en Siria es un intento de devolver la pelota a la estrategia liderada por Estados Unidos para la bancarrota de Moscú.

La visión de los bombarderos rusos en Siria, junto con el despliegue de unos 500 soldados en la ciudad portuaria de Latakia ha tenido hasta ahora sólo un impacto modesto en los precios del petróleo. Pero eso podría cambiar drásticamente por tres grandes razones. Foto: bombarderos rusos en Siria,
La visión de los bombarderos rusos en Siria, junto con el despliegue de unos 500 soldados en la ciudad portuaria de Latakia ha tenido hasta ahora sólo un impacto modesto en los precios del petróleo. Pero eso podría cambiar drásticamente por tres grandes razones. Foto: bombardeo rusos en Siria,

La visión de los bombarderos rusos en Siria, junto con el despliegue de unos 500 soldados en la ciudad portuaria de Latakia ha tenido hasta ahora sólo un impacto modesto en los precios del petróleo. Pero eso podría cambiar drásticamente por tres grandes razones. Foto: bombarderos rusos en Siria,

En primer lugar, subirá las apuestas con Arabia Saudita y sus aliados del Golfo, que están financiando la oposición en Siria luchando tanto contra el régimen de Assad y el Estado islámico. Riad ya se ha visto obligado a retirar unos estimados $73 mil millones en activos extranjeros para apuntalar su economía y también tiene que financiar una guerra cada vez más arraigada contra los rebeldes apoyados por Irán en sus fronteras del sur de Yemen.

el régimen saudí está bajo presión económica severa por los precios del petróleo. La gobernante Casa de Saud, dirigida por el recién entronizado rey Salman, está siendo criticada abiertamente por los príncipes entre sus propias filas. La estrategia controvertida de bombeo a niveles récord cerca de 10,5 millones de bpd, a pesar del debilitamiento del fundamento de la demanda, está amenazando con romper a la familia real saudí. Foto: El ministro de Defensa Mohammed bin Salman (izquierda) y el nuevo heredero del tronoArabia's King Salman on April 29, 2015 named his powerful interior minister, Prince Mohammed bin Nayef (R), as heir in a major shakeup that also saw King Salman's son, Prince Mohammed bin Salman (L), who is in his early 30s, be named deputy crown prince. Prince Salman retains his position of defence minister, in which he has recently played a key role in a Saudi-led coalition conducting air strikes on Yemeni rebels.  AFP PHOTO/SPA/HO  == RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO/SPA/HO" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS ===
El régimen saudí está bajo presión económica severa por los precios del petróleo. La gobernante Casa de Saud, dirigida por el recién entronizado rey Salman, está siendo criticada abiertamente por los príncipes entre sus propias filas. La estrategia controvertida de bombeo a niveles récord cerca de 10,5 millones de bpd, a pesar del debilitamiento del fundamento de la demanda, está amenazando con romper a la familia real saudí. Foto: El ministro de Defensa Mohammed bin Salman (izquierda) y el Rey Salman nuevo heredero del  trono.

Al igual que Rusia, el régimen saudí está bajo presión económica severa por los precios del petróleo. La gobernante Casa de Saud, dirigida por el recién entronizado rey Salman, está siendo criticada abiertamente por los príncipes entre sus propias filas. La estrategia controvertida de bombeo a niveles récord cerca de 10,5 millones de bpd, a pesar del debilitamiento del fundamento de la demanda, está amenazando con romper a la familia real saudí.

Frente a la opción de poner en riesgo la supervivencia de la dinastía, manteniendo su apoderada guerra de precios del petróleo, o el recorte de producción para forzar el costo del barril, el régimen saudita es más probable que retroceda.

En segundo lugar, la presencia física de Rusia se suma a las tensiones ya que alcanzan el punto de ebullición en una región que proporciona alrededor de una quinta parte de la oferta de petróleo del mundo y una parte considerable de su gas natural. Aunque el riesgo político en la actualidad no se refleja en los precios del petróleo rondando por debajo de $50 por barril, esto ahora podría cambiar a medida que Putin busca establecer un punto de apoyo estratégico en la región.

Por último, Rusia ha fortalecido la mano del archienemigo de Arabia Saudita, Irán. Aunque los iraníes han asegurado un acuerdo para levantar las sanciones económicas a cambio de recortar su programa nuclear, una resolución final pende de un hilo.

Irán está siendo golpeado por los precios del petróleo y las sanciones, que le impiden maximizar sus ingresos de sus vastas riquezas en recursos.

Los iraníes quieren aumentar la producción de petróleo por 1m de bpd, pero se están encontrando con el férreo control de Arabia Saudita sobre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Con Rusia apareciendo para respaldar a los aliados de Irán en Siria, el régimen de Teherán puede sentirse envalentonado a probar la determinación de Arabia Saudita con más fuerza cuando la OPEP se reúna en diciembre.

Por supuesto, la intervención directa de Rusia en Siria podría dar lugar a que todas las partes involucradas en la guerra mundial de los precios del petróleo a persistir aún mas profundamente en sus políticas actuales de la conducción del costo del barril a precios aún más bajos. El resultado de esa batalla de desgaste que dura ya otros 12 meses podría ser el colapso de los gobiernos de Riad y Moscú.

En cualquier caso, precios más altos del petróleo llegarán rápidamente.

Leave a Reply

You must be Logged in to post comment.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress