Home » INTELIGENCIA POLITICA » OSINT-ISRAEL: Primer Ministro (PM) nombra nuevo jefe del Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales (Mossad).

OSINT-ISRAEL: Primer Ministro (PM) nombra nuevo jefe del Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales (Mossad).

OSINT: Por José R Alfonso y coolaboradores

INTRODUCCION

Yossi Cohen, un alto oficial del Mossad con 30 años en actividades operativas y de inteligencia, ha sido designado por Benjamín Netanyahu, Primer Ministro (PM) de Israel, al cargo de director del Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales (Mossad), la Agencia Nacional de Inteligencia del Estado judío, también conocido como por su acrónimo en el argot de inteligencia como: “El Instituto”.

Yossi Cohen, un alto oficial del Mossad con 30 años en actividades operativas y de inteligencia, ha sido designado por Benjamín Netanyahu, Primer Ministro (PM) de Israel, al cargo de director del Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales (Mossad), la Agencia Nacional de Inteligencia del Estado judío, también conocido como por su acrónimo en el argot de inteligencia como: “El Instituto”.

La política exterior de gobiernos o naciones —sin importar el status oficial que ocupe el Estado en la escala política, socio-económica o religiosa— dependen para su vital supervivencia nacional, su escudo o blindaje, de la capacidad de colección, de inteligencia, de su evaluación y el potencial de análisis por parte de sus Servicios Especiales acerca de las planes y actividades desarrolladas en su contra por enemigos, adversarios y amigos.

Todo ello permite a los dirigentes de Estado y a sus principales Asesores, obtener una visión global sobre los diferentes espectros políticos, económicos, militares y diplomáticos internacionales necesarios para poder formular política, proyectar planes estratégicos y geoestratégicos a mediano y largo plazo, así como tomar decisiones ejecutivas que permitan proteger con un máximo de objetividad y eficiencia la seguridad nacional de sus respectivas naciones e intereses.

En el mundo de la Comunidad de Inteligencia son principalmente tres las que se destacan por sobre las demás, producto a su volumen de fuentes potenciales y porque en ellos prima la lealtad por encima del dinero. Estas son: La Santa Alianza o “La Entidad” (su acrónimo), del Estado del Vaticano; El Mossad o “Instituto” (su acrónimo) del Estado de Israel: y la Dirección de Inteligencia (DI) o “M” (su acrónimo) de la República de Cuba. En el argot de los Servicios Especiales sus profesionales utilizan los acrónimos, por ejemplo, al Servicio Secreto del Reino Unido- MI6 se le conoce por “La Firma”.

 

OSINT

Yossi Cohen, un alto oficial del Mossad con 30 años en actividades operativas y de inteligencia, ha sido designado por Benjamín Netanyahu, Primer Ministro (PM) de Israel, al cargo de Director del Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales (Mossad), la Agencia Nacional de Inteligencia del Estado judío.

Yossi Cohen, un alto oficial del Mossad con 30 años en actividades operativas y de inteligencia, ha sido designado por Benjamín Netanyahu, Primer Ministro (PM) de Israel, al cargo de Director del Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales (Mossad), la Agencia Nacional de Inteligencia del Estado judío.

 

Cohen, de 54 años, nacido en 1961, procede de una familia identificada como Masortí (judíos tradicionalmente observantes) —aunque lleva su casquete (kipá) sólo en Shabat— y mantiene estrechos vínculos con algunos líderes ultra ortodoxos, incluyendo a los dirigentes Shas Arye Dery y Menahem Gescheid, figura de alto nivel político familiarizado con los pasillos del poder de Israel.

Cohen creció en Jerusalén, en el barrio de Ramot, cerca de Sara Netanyahu – esposa del actual primer ministro Benjamin Netanyahu -siendo vecino también de Shai Nizan, fiscal del estado de Israel y de Yoram Cohen, jefe del Shin Bet. Posteriormente deja la ciudad para trasladarse al suburbio de Modi’inm donde vive con sus cuatro hijos.

Estudió en el seminario de Yeshiva Or Etzion bajo el rabino Haim Drukman y, después de servir en el ejército israelí, fue reclutado por el “Instituto” como Oficial de Inteligencia, especializándose inicialmente en entrenar a agentes de manejo, desde donde fue ascendiendo escalonadamente a través de sus filas hasta convertirse en su subdirector, pero antes de ocupar ese cargo dirigió durante varios años el Departamento de Colecciones del Mossad, que se ocupa de los encargados de Operaciones en todo el mundo; el Tzomet —División de colectivos del Mossad— y la División de recolección de inteligencia tecnológica.

Por desacuerdos profesionales con Tamir Pardo —el jefe del Mossad saliente—decidió buscar una posición fuera de las filas del servicio secreto, hasta que, finalmente fue nombrado Consejero de Seguridad Nacional de Israel en 2013.

Una vez designado en esa función, Cohen nunca ocultó que además de sus desacuerdos con Tamir otra de las razones por las que había pedido ser nombrado Asesor de Seguridad Nacional era para adquirir experiencia y conocimientos adicionales en otras áreas—pues a pesar de sus tres décadas en actividades operativas y de inteligencia no estaba familiarizado con el mundo diplomático, el proceso de toma de decisiones en el gabinete y el gobierno y prácticamente no tenía experiencia en la formulación de políticas o estrategias en seguridad diplomática— además de que quería hacerse de un hueco en la Oficina del Primer Ministro.

Para lograrlo invirtió parte de su capital operacional como de su experiencia profesional en capital político dado que durante los dos años en esa posición ؙcomo asesor de seguridad nacional en la Oficina del Primer Ministro pasaba días y noches con el “designador” (Benjamín Netanyahu). Basta repasar la lista de los ex Asesores del Consejo de Seguridad Nacional que han trabajado en la Oficina del PM para comprender que éstos no necesitan mucho más tiempo ni otros méritos para lograr un ascenso en sus carreras. Política de la cual, al igual que sus antecesores, Cohen no sería la excepción.

Algunos especialistas del “Instituto” —fuentes de OSINT— coinciden en reconocer que Jossi Cohen goza del talento necesario, una larga experiencia operacional, una reputación limpia y lo que es aún mejor, mantiene una estrecha relación con la familia de Netanyahu, todo lo cual es sumamente importante para el tipo de trabajo característico que enfrenta actualmente el Mossad lo que le permitirá poder invertir en mejoras de las actividades operacionales de la organización las que en opinión de algunos expertos han sido descuidadas a favor de los avances tecnológicos en los últimos años.

Es bueno recordar que anteriormente a su reciente designación, Cohen estuvo al frente del Departamento de Acción Política y Coordinación del “Instituto” —el que tiene como rol facilitar la coordinación entre este y los servicios de inteligencia extranjeros—lo que le permitió ser testigo de primera mano del empeoramiento de las relaciones entre Israel y los Estados Unidos, producidas al estrechar Washington las manos con Irán a pesar de las fuertes objeciones de Tel Aviv y las presiones políticas del Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC).

Tratado nuclear entre la República Islámica de Irán y Los Estados Unidos de Norteamérica. que provocaría no sólo la peor crisis entre los EE.UU. e Israel sino el más fuerte debate interno entre la Comunidad de Inteligencia israelí —Servicio de Seguridad General (Shin Be o Shabak); el “Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales” (Mossad); y la Dirección de Inteligencia militar (Aman)— con los “halcones” del ejecutivo encabezado por el PM Benjamín “Bibí” Netanyahu”. Debate que saliera a la luz pública cuando el Director saliente del Mossad, Tamir Pardo junto a otros ex Directores de la Comunidad de Inteligencia judía se opusieron a la postura de línea dura del PM Netanyahu sobre Irán durante el año 2011.

Tamir Pardo (a la derecha) se retirará de su cargo de Director del Mossad el próximo mes de enero —después de 5 años en el mismo— opinaba, al igual que los otros altos funcionarios de la Comunidad de Inteligencia judía, “que el programa nuclear iraní no era una amenaza existencial para Israel y que el estado judío debía concentrarse en su disputa con los palestinos” y en otra ocasión expresaría que” el conflicto con los palestinos era la principal amenaza para Israel, no armas nucleares iraníes”. Palabras que al ser publicadas en medios de prensa plana israelíes provocaron la furia del PM Netanyahu.

Tamir Pardo (a la derecha) se retirará de su cargo de Director del Mossad el próximo mes de enero —después de 5 años en el mismo— opinaba, al igual que los otros altos funcionarios de la Comunidad de Inteligencia judía, “que el programa nuclear iraní no era una amenaza existencial para Israel y que el estado judío debía concentrarse en su disputa con los palestinos” y en otra ocasión expresaría que” el conflicto con los palestinos era la principal amenaza para Israel, no armas nucleares iraníes”. Palabras que al ser publicadas en medios de prensa plana israelíes provocaron la furia del PM Netanyahu.

Tamir Pardo se retirará de su cargo el próximo mes de enero —después de 5 años en el mismo— y opinaba, al igual que los otros altos funcionarios de la Comunidad de Inteligencia judía, “que el programa nuclear iraní no era una amenaza existencial para Israel y que el estado judío debía concentrarse en su disputa con los palestinos” y en otra ocasión expresaría que” el conflicto con los palestinos era la principal amenaza para Israel, no armas nucleares iraníes”. Palabras que al ser publicadas en medios de prensa plana israelíes provocaron la furia del PM Netanyahu.

Periodo de crisis en el cual Cohen era casi el único responsable de mantener el diálogo con el gobierno de Estados Unidos a pesar de que éste se opuso al polémico discurso de Netanyahu ante el Congreso en la víspera de las elecciones israelíes e hizo todo lo posible para evitar una escalada en la confrontación con el gobierno de Obama. Su éxito e influencia eran sólo parciales, pero no fueron insignificantes. Mientras, el embajador de Israel en Estados Unidos, Ron Dermer, era percibido como un agente republicano por la Casa Blanca que lo considera persona non grata, Cohen, en las circunstancias más difíciles, mantenía un canal de diálogo con el subsecretario de Estado Wendy Sherman, quien encabezó el equipo estadounidense de negociaciones con Irán y con Susan Rice, Asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Cohen, en las circunstancias más difíciles, mantenía un canal de diálogo con el subsecretario de Estado Wendy Sherman, quien encabezó el equipo estadounidense de negociaciones con Irán y con Susan Rice, Asesora de seguridad nacional de la Casa Blanca. Foto: Susan Rice (derecha) saluda Asesor de Seguridad Nacional israelí Yossi Cohen antes de una reunión en la Casa Blanca sobre la cooperación de Irán el 30 de octubre de 2014. (Foto: Casa Blanca / Chuck Kennedy)

Cohen, en las circunstancias más difíciles, mantenía un canal de diálogo con el Subsecretario de Estado Wendy Sherman, quien encabezó el equipo estadounidense de negociaciones con Irán y con Susan Rice, Asesora de seguridad nacional de la Casa Blanca. Foto: Susan Rice (derecha) saluda Asesor de Seguridad Nacional israelí Yossi Cohen antes de una reunión en la Casa Blanca sobre la cooperación de Irán el 30 de octubre de 2014. (Foto: Casa Blanca / Chuck Kennedy)

Faltan sólo días para enero del 2016, fecha en la cual entrará en la sede del Mossad, próximo a Tel Aviv, no el Asesor Personal y de confianza del PM Netanyahu, sino el jefe de una de organización cuyo lema es “los hijos de Israel no duermen” , siendo una de las más fuertes y respetadas dentro de la Comunidad de Inteligencia Internacional así como uno de los más importantes Servicios Especiales de Israel en el cual el jefe del Mossad tiene que parecer y ser audaz; donde el “border line” no existe; donde hay que incumplir límites legales; pero sobre todo ser capaz de darle a entender al decisor político —en este caso al Primer Ministro sea en privado o en las reuniones del gabinete de seguridad— que si bien la inteligencia necesita de la guía proporcionada por la política sobre los aspectos necesarios para su producción, en algunas ocasiones los resultados de esta tal vez no sean lo que quiera escuchar.

Cabe señalar que a sólo semanas de diferencia de la designación de Cohen el PM Netanyahu nombro a Roni Alsheich —ex compañero de clase de este en la yeshiva de secundaria Netiv Meir en Jerusalén— como Comisionado de la Policía del Estado de Israel.

Con la colaboración de:

Barak Ravid Corresponsal del Diario Haaretz

Jaim Levinson Corresponsal de Haaretz

 

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress