Home » QPM.ORG » Rusia traza una “línea roja” para EEUU en Siria y suprime la comunicación directa con el Pentágono. La base de Shairat ya está operativa tras el fracasado ataque

Rusia traza una “línea roja” para EEUU en Siria y suprime la comunicación directa con el Pentágono. La base de Shairat ya está operativa tras el fracasado ataque

Cortesía de elespiadigital.com

Ministerio de Defensa de Rusia

 

 

Con suspender el memorando sobre la prevención de incidentes aéreos durante las operaciones en Siria, Rusia ha trazado una “línea roja” para EEUU. Así lo considera el director de estudios geopolíticos del Instituto Europeo de Relaciones Internacionales, Pierre-Emmanuel Thomann.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso había informado que después del ataque aéreo de EEUU a una base en Siria, Moscú suspendía el acuerdo con Washington sobre la prevención de incidentes y garantía de seguridad de la aviación durante las operaciones en ese país.

“Con esta acción Rusia, estará mostrando al presidente estadounidense Donald Trump que ir más lejos en el camino de la escalada de esta situación supondría un peligro para Estados Unidos”, aclaró el experto a Sputnik.

El memorando de entendimiento sobre la prevención de incidentes y seguridad de la aviación durante las operaciones en el espacio aéreo de Siria entre Rusia y Estados Unidos, está vigente desde octubre de 2015. Su objetivo es mejorar la seguridad en el espacio aéreo de Siria. Las dos partes han celebraron videoconferencias periódicas sobre el acuerdo a través de un Grupo de trabajo de alto nivel.

La abrogación de este protocolo libera a Rusia de tomar medidas destinadas a evitar todo incidente eventual con aviones de EEUU en el cielo sirio. Dicho de otro modo, existe ahora el riesgo de combates aéreos entre los cazas rusos, por un lado, y la aviación de la coalición liderada por EEUU, por otro. Otro aspecto de esta decisión es que las baterías de misiles S-300 y S-400 rusas podrían pasar a la acción si los misiles norteamericanos atacan de nuevo Siria.

Reforzamiento de la defensa antiaérea siria

El Ministerio de Defensa ruso prometió también reforzar las defensas antiaéreas sirias tras el ataque. “Para proteger a los objetos más sensibles de la infraestructura siria, próximamente será aplicado un conjunto de medidas destinado a consolidar y aumentar la eficacia del sistema de defensa antiaérea de las Fuerzas Armadas sirias”, declaró el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general mayor Ígor Konashénkov, durante una sesión informativa.

Asimismo, el Ministerio restó importancia a la efectividad del mismo señalando que 23 misiles de crucero habían alcanzado sus objetivos, mientras que no estaba claro que otros 36 lo hubieran hecho.

El Ministerio de Exteriores ruso dijo que “Obviamente, el ataque con misiles de crucero estuvo preparado de antemano. Cualquier experto puede decir que la decisión de atacar fue tomada en Washington antes de los eventos de Idleb, que fueron utilizados como un mero pretexto para el ataque”.

El Ministerio también condenó la presencia de tropas norteamericanas en suelo sirio, que “se produce sin el consentimiento del gobierno sirio y como una violación flagrante, evidente y justificada del Derecho Internacional”.

“Si antes, ella era justificada en base a combatir el terrorismo, ahora es fácil ver en ella ahora un claro acto de agresión contra un estado soberano. Siria y las acciones norteamericanas llevadas a cabo hoy buscan destruir aún más las relaciones entre EEUU y Rusia”, señaló la declaración.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, dijo a los periodistas que el presidente ruso, Vladimir Putin, celebraría un encuentro de su gabinete de seguridad el viernes para discutir el ataque de EEUU contra Siria.

Por su parte, el ministro de Exteriores, Serguei Lavrov, dijo que el ataque le recordaba las acciones bélicas llevadas a cabo contra Iraq en 2003, que no contaron con la aprobación de la ONU, y añadió que Moscú pediría una explicación a Washington sobre el ataque.

Ataques aéreos rusos en Idleb

Algunas horas después de la agresión de EEUU, cazabombarderos rusos bombardearon con intensidad las posiciones de los grupos terroristas en la periferia de la provincia de Idleb, en el noroeste de Siria, una provincia controlada por el Frente al Nusra y otras facciones de los militantes.

Rusia suprimirá sus números telefónicos de emergencia con Estados Unidos

El Ministerio de Defensa de Rusia ha indicado que su país suprimirá sus números telefónicos de emergencia con Estados Unidos, según ha anunciado el portavoz de ese organismo ruso, Ígor Konáshenkov, informa la agencia RIA Novosti.

Konáshenkov ha indicado que el Ministerio de Defensa de Rusia ha informado a EE.UU. sobre este hecho a través de “canales diplomáticos militares”.

Esas líneas de comunicación habían sido establecidas por Moscú y Washington en el memorando sobre seguridad de los vuelos sobre Siria, que firmaron ambas partes y ha suspendido el Kremlin.

Horas antes, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, había asegurado que ese documento había “perdido su sentido” después de que el Pentágono decidiera lanzar 59 misiles de crucero Tomahawk contra la base aérea Shayrat del Ejército sirio la madrugada de este viernes, un ataque que causó múltiples muertos y heridos, incluidos civiles y niños.

Los norteamericanos justificaron esa maniobra por el ataque con presuntas armas químicas que sufrió Jan Sheijun (Idlib, Siria) este 4 de abril, en el que habrían muerto entre 58 y 100 personas.

Varios altos funcionarios de Rusia alegan que Washington adoptó esa medida antes de que se investigaran los hechos. Su presidente, Vladímir Putin, y su canciller, Serguéi Lavrov, afirmaron que el motivo fue “una excusa ficticia”.

La fragata rusa con misiles de crucero Admiral Grigoróvich vuelve al Mediterráneo

 

La fragata rusa Admiral Grigoróvich, perteneciente a la Flota del Mar Negro y equipada con misiles de crucero Kalibr, ha vuelto a formar parte de un grupo permanente de la Marina rusa en el mar Mediterráneo después de participar en un simulacro ruso-turco, reza un comunicado del Ministerio ruso de Defensa.

Entre el 3 y el 5 de abril la nave rusa participó en ejercicios navales durante una visita informal de un grupo de buques de la Marina turca en la ciudad rusa Novorossiisk.

Los buques de la clase Admiral Grigoróvich desplazan 4.000 toneladas, alcanzan una velocidad de 30 nudos y poseen una autonomía de 30 días. Su principal arma de ataque, además de los sistemas de defensa antiaérea y las armas antisubmarinas (incluido un helicóptero a bordo) son los lanzadores de misiles de crucero Kalibr-NK.

La fragata rusa lanzó varios misiles de crucero contra las posiciones de los yihadistas en Siria en el marco de la operación antiterrorista llevada a cabo por Moscú en noviembre de 2016.

El mando militar sirio inspecciona a base tras el ataque

Los heroicos soldados sirios asesinados por la agresión estadounidense

Cazas sirios reanudan operaciones desde base atacada por EEUU

Dos cazas han despegado de la base aérea siria atacada horas antes por EE.UU. y han bombardeado objetivos cerca de la histórica ciudad de Palmira.

“Las aeronaves despegaron desde la base de Al-Shairat –que horas antes fue blanco de los bombardeos de EE.UU., pero que ha vuelto a entrar en funcionamiento– y bombardearon objetivos cerca de Palmira”, ha informado el llamado Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Dicha ONG no ha precisado si los aviones eran sirios o rusos ni los objetivos del bombardeo.

Las aeronaves despegaron desde la base de Al-Shairat –que horas antes fue blanco de los bombardeos de EE.UU., pero que ha vuelto a entrar en funcionamiento– y bombardearon objetivos cerca de Palmira”, ha informado el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

No obstante, el portal Web Al-Masdar News ha reportado que dos aviones Sujoi Su-22 de fabricación rusa han despegado de la base aérea de Al-Shairat y han lanzado bombardeos cerca de Palmira.

Una fuente militar siria ha señalado a la agencia de noticias francesa AFP que el Ejército tenía constancia de la acción estadounidense y había “tomado precauciones”, desplazando aviones de la base aérea atacada.

A pesar de que el objetivo de los bombardeos sirios hasta el momento no es claro, tales ofensivas podrían ser dirigidas contra el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) que opera en Palmira. El ataque estadounidense con 59 misiles Tomahawk a la base aérea siria, según la cadena libanesa de noticias Al-Mayadeen, ha animado a los terroristas a reanudar sus ataques a dicha ciudad.

Video de la base de Al-Shairat en el día de hoy
Esta ofensiva responde a un presunto ataque químico acaecido el martes en una localidad de Jan Sheijun, en la provincia noroccidental siria de Idlib, del que Washington culpa a Damasco sin presentar evidencia alguna, mientras el Gobierno sirio ha negado el uso de materiales químicos y acusa a los grupos extremistas de ser los responsables del incidente.

Por su parte, la Presidencia siria calificó los bombardeos estadounidenses de acto “irresponsable” e “idiota”.

Irán y Rusia, dos aliados de Siria, han condenado tajantemente la agresión estadounidense al territorio sirio. Moscú ha instalado un radar terrestre sobre una gran área de la región norteña de Siria con el fin de detectar futuras amenazas, y ha anunciado la suspensión de un acuerdo con Estados Unidos para impedir colisiones aéreas en el suelo sirio.

“EEUU envía una señal a China mediante su ataque con misiles”

El ataque con misiles de crucero estadounidenses sobre la base aérea de Shairat tuvo lugar en plena cumbre de EEUU y China en Florida. Se trata de una acción bien planeada, opinan diversos analistas rusos.

Así, las autoridades en Washington dan una señal al gigante asiático de que EEUU está listo para desempeñar el papel de ‘policía mundial’, ser más activo en la península de Corea y en el mar de China Meridional. No obstante, según los expertos rusos, el gigante asiático no cederá ante la presión de Washington, de manera que los estadounidenses tomaron una “decisión equivocada” al atacar Siria mientras, paralelamente, tenía lugar la reunión en Florida.

“EEUU envió una señal de su disposición a usar la fuerza militar si es necesario para proteger sus intereses nacionales, aunque en Siria no les haga ninguna gracia”, indicó a Sputnik el analista militar Vladímir Yevséev.

El ataque de Washington es “toda una provocación”, muy parecida a una acción militar bien planificada justo para la visita de la delegación china al país norteamericano, a juicio de Yevséev. De esta manera, el uso de armas químicas en Siria fue una “excusa”, prosiguió.

Alexandr Lómanov, especialista del Instituto del Lejano Oriente, apuntó a Sputnik que la coincidencia temporal del ataque de misiles de EEUU y la cumbre en Florida respalda la idea de que Donald Trump está “intentando revivir la autoridad de EEUU y no tiene miedo a nada”.

“A pesar de que el ataque tuvo lugar en Siria, Corea del Norte sigue siendo el problema principal de EEUU”, expresó Lómanov, quien agregó que el mandatario norteamericano no vacilará antes de tomar medidas semejantes en Corea.

Con la demonstración de fuerza, Trump busca no solo intimidar a Pekín, sino también presionar al gigante asiático para que elimine el régimen de Kim Jong-un por su cuenta y evite incidentes parecidos en la península coreana, consideró Lómanov. No obstante, es poco probable que Xi Jinping se deje llevar por la provocación de Trump.

Además, el analista militar Vasili Kashin aseveró a Sputnik que “los chinos percibirán las acciones de Trump como una humillación deliberada”.

Según comentó a Sputnik el analista chino Yu Chu, Washington no solo intenta excluir a Bashar Asad de la solución de la crisis en Siria, sino también “demostrar a Rusia y la comunidad internacional su determinación, autonomía y posición dominante” en el país árabe.

“Anteriormente, existía un tipo de cooperación y diálogo sobre la lucha antiterrorista entre Rusia y EEUU, y está claro que Trump espera seguir desarrollándola. No obstante, el ataque hace que sea posible ver que EEUU aspira a desempeñar el papel predominante en esta cooperación”, indicó.

La portavoz del Ministerio de Defensa de China, Hua Chunying, expresó la esperanza de que las partes involucradas en el conflicto sirio no renuncien a los esfuerzos dirigidos a la resolución política de la crisis.

La diplomática afirmó que Pekín “siempre se ha opuesto al uso de la fuerza militar en las relaciones internacionales”.

“Nos preocupa cada vez más la evolución de la situación en Siria”, expresó.

China apoyará al Presidente de Siria Bashar Al-Assad

El representante del Ministerio del exterior de China Hua Chunying hoy durante la intervención dijo, que China apoyará al Presidente de Siria, Bashar Al-Assad.

El representante del Ministerio del exterior de China Hua Chunying también recalcó, que Assad fue elegido por el pueblo de Siria y China respeta la elección del pueblo sirio en la elección de su propio camino de desarrollo, informa RIA Novosti.

En la pregunta, si las acciones recientes de los Estados Unidos significan que la política de Washington ha cambiado, Chunying dijo que esta pregunta deberían consultarla a los propios EE.UU.

Anteriormente, el presidente de China, Xi Jinping se reunió en Florida con Trump.

Justo antes de la cena con el líder chino, Trump dio la orden de atacar a los misiles de crucero Tomahawk en la base aérea gubernamental siria de Shayrat en la provincia de Homs.

Experto: “EE.UU. cumple la petición de un tercero para derrocar a Assad”

Con su ataque a Siria, Estados Unidos ayudaría a una monarquía de Oriente Medio y Trump demostraría a sus electores que es “un verdadero presidente”.

El director del Instituto de Oriente Próximo de Rusia y antiguo presidente de las comunidades judías de ese país, Evgueni Satanovski, considera que “esta claro” que Estados Unidos “se empeñará en cumplir” la petición de un tercero para “derrocar a Bashar al Assad”, según ha declarado al periódico ruso ‘Vzgliad’.

Satanovski estima que el presidente de EE.UU., Donald Trump, habría llegado a un acuerdo con Arabia Saudita para llevar a cabo esa iniciativa, a diferencia de su predecesor en el cargo, Barack Obama, quien “riñó” con los gobernantes de ese país de Oriente Medio.

Este especialista detalla que “el ataque tuvo lugar porque Trump no es Obama” y su situación en EE.UU. es “más difícil”, con lo cual “ha tenido que demostrar a sus electores que es un verdadero presidente” y hacer ver a los votantes demócratas que “no dejará pasar ninguna situación que requiera su actuación”.

Evgueni Satanovski considera que “a EE.UU. realmente no le importa qué sucedió realmente” y se trata de una situación “similar” a la que se produjo en el golfo de Tonkín, ya que “muchos años más tarde se reveló que todos mintieron“: tanto el Congreso de EE.UU. como el director de la CIA y el inquilino de la Casa Blanca, pero “la guerra de Vietnam ya era una realidad”.

¿Sabía algo? Hillary Clinton llamó a bombardear las bases de Al Assad poco antes del ataque en Homs

La rival de Donald Trump en las presidenciales del pasado noviembre aseguró que EE.UU. debería realizar ataques contra las bases aéreas en Siria y, horas después, eso fue lo que hizo Trump.

“Yo creo, de verdad, que debíamos –y aún debemos– eliminar sus campos de aviación [del presidente sirio Bashar al Assad]”, aseguró este jueves Hillary Clinton, exsecretaria de Estado de EE.UU. y rival del presidente Donald Trump en las elecciones del año pasado, en una entrevista con NBS News.

El llamamiento de la demócrata se produjo horas antes de que Trump ordenara bombardear la base aérea del Ejército sirio de Shayrat, en la provincia de Homs, que ha dejado varios muertos y heridos.

En su argumentación, Clinton acusó a las Fuerzas Aéreas sirias de ser “la causa de la mayoría de las muertes civiles”, cargando sobre el Gobierno de Assad la culpa del ataque ocurrido este martes en la ciudad siria de Jan Sheijun en el que, presuntamente, se habrían empleado armas químicas y que habría dejado entre 58 y 100 muertos, según distintas estimaciones.

Pese a que estos sucesos aún no han sido investigados completamente, varios líderes europeos aseguraron que este acto fue perpetrado por el Gobierno sirio, después de lo cual Washington bombardeó la base en Homs. Las autoridades rusas han criticado las acciones de la Casa Blanca, subrayando la falta de información sobre el incidente en Idlib. El presidente ruso, Vladímir Putin, y el canciller Serguéi Lavrov han afirmado que el lanzamiento de misiles estadounidenses se efectuó sobre la base de “una excusa ficticia”.

¿Y ahora qué? El Estado Islámico usa gas tóxico contra civiles en Mosul

El alcalde de Mosul denuncia un ataque con gas tóxico contra civiles y fuerzas gubernamentales.

Los terroristas habrían usado gas tóxico contra civiles en la ciudad iraquí de Mosul, según su alcalde, informa RIA Novosti.

“El Estado Islámico ha usado hoy proyectiles con gas tóxico de cloro contra los residentes civiles y contra las fuerzas del Gobierno en las áreas ya liberadas de la ciudad”, dijo a la agencia el alcalde Abdel Sattar Al Jabu. Según él, los barrios de Yarmuk y Matajin se vieron afectados por el ataque.

El funcionario no dispone del número exacto de víctimas causadas por el ataque.

El pasado mes de marzo 12 personas fueron hospitalizadas por intoxicación en la ciudad de Mosul como resultado de un supuesto ataque con armas químicas por parte del Estado Islámico. El Ministerio ruso de Defensa expresó en aquella ocasión su sorpresa ante la nula reacción internacional a esta información inquietante.

Análisis: Bombardeo estadounidense contra Siria: ¿Prepotencia o debilidad?

Oliver Zamora Oria

La estrategia de Donald Trump es clara: mantener desconcertada a la comunidad internacional y nunca dar pistas respecto hacia dónde apuntará con su dedo.

Hace tan solo unos días, su secretario de Estado, Rex Tillerson, aseguraba en Moscú que echar a Bashar al Assad no era la prioridad de su Gobierno, y en la misma línea, la embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley ratificaba públicamente: “Uno escoge sus batallas y nuestra prioridad no radica en sentarnos y expulsar a Al Asad”. Entonces, ¿сómo entender el desproporcionado ataque ordenado por Trump contra una base siria?

Lo menos importante para el magnate eran los verdaderos autores del ataque químico contra la localidad de Jan Sheijum y, mucho menos, castigar a esos culpables. Las razones de tal decisión se encuentran en la debilidad de Trump y en cómo va cediendo terreno frente a los fuerzas que le exigen posiciones más firmes respecto a Rusia y determinados conflictos como el de Siria o Irán.

Con esta operación militar, el magnate-presidente le hizo un guiño a los sectores ultraconservadores del Partido Republicano, que se niegan a que Estados Unidos pierda su ‘liderazgo mundial’. Le ofreció ‘una caricia’ a sus aliados de Oriente Medio, a las monarquías del Golfo que desde hacía rato exigían una mayor implicación de Washington en el tema sirio, le tiró un beso a esa Europa que Obama comprometió en sus planes de cambio de regímenes en el mundo árabe y, de paso, no menos importante, le calla la boca a quienes lo vinculan con Rusia. Ahora, tras provocar al Kremlin, ¿qué podrán decir?

Muchos analistas lo advirtieron cuando Donald Trump ganó las elecciones y se sentó en la silla de la Oficina Oval: será un presidente como los anteriores, una cosa es el discurso y otra muy diferente la práctica política. Ya el ‘establishment’ le puso la camisa de fuerza al mandatario y él actúa como tal, consecuente con su cargo, no con sus promesas.

El bombardeo contra la base siria está lejos de ser una muestra de fortaleza, siendo, en esencia, una muestra de debilidad frente a otros poderes.

Lo que, al parecer, no calcula Trump ni sus asesores, son los efectos negativos de sus actos a corto, medio y largo plazo. Generar incertidumbre y no ser fiel a las promesas y principios nunca han sido buenas cartas de presentación en el ámbito diplomático y de las relaciones políticas internacionales. Esa actitud te aleja, te distancia y te empuja a no tener alianzas sólidas.

Si Trump cree que ahora se librará de cuestionamientos y ataques internos está muy equivocado, pues mostró debilidad y ahora esos que aplauden eufóricos sus bombardeos comenzarán a exigirle más hasta verlo hecho una marioneta.

Análisis: Donald Trump impone su autoridad a sus aliados

Thierry Meyssan

No se deje engañar por los rejuegos diplomáticos y los medios de difusión que reaccionan como rebaño. Lo sucedido en Siria este viernes no tiene nada que ver ni con la presentación de los hechos que se está divulgando ni con las conclusiones que muchos exponen.

Estados Unidos anunció que en la madrugada de este viernes disparó desde el Mediterráneo 59 misiles del tipo crucero para destruir la base aérea siria de Sha’irat. Supuestamente se trata de una acción unilateral de Estados Unidos como castigo al ataque químico atribuido al Ejército Árabe Sirio.

Sorprendidos ante la envergadura de la acción estadounidense, todos los comentaristas concluyen que la administración Trump ha dado un giro de 180 grados en cuanto al tema sirio. La Casa Blanca supuestamente ha acabado plegándose a lo que le exigían su oposición estadounidense y sus aliados británicos, franceses y alemanes.

¿Es realmente así?

La realidad no concuerda con lo que nos dicen los comunicadores

Los misiles crucero estadounidenses atravesaron sin problema la zona actualmente cubierta por el nuevo armamento radioeléctrico ruso que permite anular los sistemas de comunicaciones, control y mando de la OTAN. Según reconoció el general estadounidense Philip Breedlove, cuando aún era Comandante Supremo de las fuerzas de la OTAN, con ese nuevo dispositivo Rusia ha tomado ventaja sobre Estados Unidos en materia de guerra convencional. Ese dispositivo tendría que haber anulado, o al menos haber afectado, los sistemas de guía de los misiles estadounidenses. Pero como eso no sucedió, nos vemos ante 2 posibilidades: Estados Unidos ha encontrado una contramedida que neutraliza el dispositivo ruso o… Rusia desactivó ese sistema.

La defensa antiaérea del territorio sirio incluye ahora los misiles antiaéreos S-300, en manos de las fuerzas armadas de la República Árabe Siria, así como los S-400, en manos de las fuerzas rusas presentes en suelo sirio. Aunque se trata de una situación que nunca se ha presentado en el campo de batalla, los S-300 y los S-400 son considerados como ampliamente capaces de interceptar los misiles crucero. Y se trata, por supuesto, de un tipo de armamento que funciona automáticamente. Pero tampoco funcionó. No se disparó ningún tipo de misil antimisiles, ni por parte del contingente ruso, ni por parte de las fuerzas armadas de la República Árabe Siria.

Cuando los misiles crucero estadounidenses se abatieron sobre su objetivo, la base militar siria acababa de ser evacuada y se hallaba prácticamente vacía. El ataque estadounidense destruyó la pista de la base, varios radares y algunos aviones que desde hace tiempo se hallaban fuera de servicio, así como algunos hangares e instalaciones destinadas a albergar el personal de la base. Pero hubo una docena de víctimas, 9 de ellas fatales.

Aunque no se ha reportado oficialmente ningún misil crucero estadounidense perdido ni destruido, en la base de Shairat cayeron sólo 23 de los 59 misiles disparados.

¿Qué significa todo este teatro?

Desde su llegada a la Casa Blanca, el presidente Trump ha estado tratando de modificar la política de su país y de reemplazar los actuales enfrentamientos por diversas formas de cooperación. En lo referente al «Medio Oriente Ampliado», Trump se pronunció por la «destrucción» de las organizaciones yihadistas, en vez de la «reducción» que mencionaba su predecesor Barack Obama.

En los últimos días, la administración Trump había reconocido incluso la legitimidad de la República Árabe Siria y, por ende, había aceptado que el presidente sirio Bachar al-Assad –democráticamente electo por el pueblo sirio– pudiera mantenerse en el poder. Trump recibió en la Casa Blanca al presidente de Egipto, el mariscal Abdel Fattah al-Sissi, aliado de Siria, y lo felicitó por su lucha contra los yihadistas. Incluso restableció un canal directo de comunicación entre Washington y Damasco.

El problema del presidente Trump era cómo convencer a los aliados de Estados Unidos para que apliquen la política que él preconiza, a pesar de todo lo que ya han gastado en su empeño por acabar con la República Árabe Siria.

Claro, siempre es posible que el presidente Trump se haya dejado convencer por alguno de los videos que están circulando en YouTube… pero es más probable que su acción militar de este viernes forme parte de la lógica de su acción diplomática anterior.

Con este ataque contra una base militar siria, el presidente Trump satisface a sus opositores, que ya no podrán por tanto oponerse a lo que venga después. La propia Hillary Clinton reclamaba este miércoles un bombardeo contra Siria como reacción estadounidense ante el supuesto uso de armas químicas por el «régimen sirio».

De todo lo que están diciendo los medios de difusión, nos queda como hecho concreto que Donald Trump ordenó disparar casi 100 misiles crucero contra una base siria prácticamente vacía… después de haberle anunciado a Rusia, y por ende a Siria, lo que iba a suceder.

Aceptando ese sacrificio, Siria confiere de cierta manera al presidente Trump una forma de “autoridad” para actuar contra todo el que use armas químicas. Y, hasta el momento, los únicos utilizadores de armamento químico claramente identificados por la ONU son… los yihadistas.

Por su parte, los yihadistas del Emirato Islámico (Daesh), también avisados sobre el inminente ataque estadounidense –pero por sus jefes británicos, franceses y alemanes– iniciaron de inmediato un ataque contra la ciudad de Homs, que ahora carece de la protección que le garantizaba la base aérea.

Habrá que esperar a ver cómo reaccionan Washington y sus aliados ante el posible avance de los yihadistas en esa zona. Sólo entonces sabremos si la maniobra de Donald Trump y la apuesta de Vladimir Putin y Bachar al-Assad realmente funcionan.

Con suspender el memorando sobre la prevención de incidentes aéreos durante las operaciones en Siria, Rusia ha trazado una “línea roja” para EEUU. Así lo considera el director de estudios geopolíticos del Instituto Europeo de Relaciones Internacionales, Pierre-Emmanuel Thomann.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso había informado que después del ataque aéreo de EEUU a una base en Siria, Moscú suspendía el acuerdo con Washington sobre la prevención de incidentes y garantía de seguridad de la aviación durante las operaciones en ese país.

“Con esta acción Rusia, estará mostrando al presidente estadounidense Donald Trump que ir más lejos en el camino de la escalada de esta situación supondría un peligro para Estados Unidos”, aclaró el experto a Sputnik.

El memorando de entendimiento sobre la prevención de incidentes y seguridad de la aviación durante las operaciones en el espacio aéreo de Siria entre Rusia y Estados Unidos, está vigente desde octubre de 2015. Su objetivo es mejorar la seguridad en el espacio aéreo de Siria. Las dos partes han celebraron videoconferencias periódicas sobre el acuerdo a través de un Grupo de trabajo de alto nivel.

La abrogación de este protocolo libera a Rusia de tomar medidas destinadas a evitar todo incidente eventual con aviones de EEUU en el cielo sirio. Dicho de otro modo, existe ahora el riesgo de combates aéreos entre los cazas rusos, por un lado, y la aviación de la coalición liderada por EEUU, por otro. Otro aspecto de esta decisión es que las baterías de misiles S-300 y S-400 rusas podrían pasar a la acción si los misiles norteamericanos atacan de nuevo Siria.

Reforzamiento de la defensa antiaérea siria

El Ministerio de Defensa ruso prometió también reforzar las defensas antiaéreas sirias tras el ataque. “Para proteger a los objetos más sensibles de la infraestructura siria, próximamente será aplicado un conjunto de medidas destinado a consolidar y aumentar la eficacia del sistema de defensa antiaérea de las Fuerzas Armadas sirias”, declaró el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general mayor Ígor Konashénkov, durante una sesión informativa.

Asimismo, el Ministerio restó importancia a la efectividad del mismo señalando que 23 misiles de crucero habían alcanzado sus objetivos, mientras que no estaba claro que otros 36 lo hubieran hecho.

El Ministerio de Exteriores ruso dijo que “Obviamente, el ataque con misiles de crucero estuvo preparado de antemano. Cualquier experto puede decir que la decisión de atacar fue tomada en Washington antes de los eventos de Idleb, que fueron utilizados como un mero pretexto para el ataque”.

El Ministerio también condenó la presencia de tropas norteamericanas en suelo sirio, que “se produce sin el consentimiento del gobierno sirio y como una violación flagrante, evidente y justificada del Derecho Internacional”.

“Si antes, ella era justificada en base a combatir el terrorismo, ahora es fácil ver en ella ahora un claro acto de agresión contra un estado soberano. Siria y las acciones norteamericanas llevadas a cabo hoy buscan destruir aún más las relaciones entre EEUU y Rusia”, señaló la declaración.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, dijo a los periodistas que el presidente ruso, Vladimir Putin, celebraría un encuentro de su gabinete de seguridad el viernes para discutir el ataque de EEUU contra Siria.

Por su parte, el ministro de Exteriores, Serguei Lavrov, dijo que el ataque le recordaba las acciones bélicas llevadas a cabo contra Iraq en 2003, que no contaron con la aprobación de la ONU, y añadió que Moscú pediría una explicación a Washington sobre el ataque.

Ataques aéreos rusos en Idleb

Algunas horas después de la agresión de EEUU, cazabombarderos rusos bombardearon con intensidad las posiciones de los grupos terroristas en la periferia de la provincia de Idleb, en el noroeste de Siria, una provincia controlada por el Frente al Nusra y otras facciones de los militantes.

Rusia suprimirá sus números telefónicos de emergencia con Estados Unidos

El Ministerio de Defensa de Rusia ha indicado que su país suprimirá sus números telefónicos de emergencia con Estados Unidos, según ha anunciado el portavoz de ese organismo ruso, Ígor Konáshenkov, informa la agencia RIA Novosti.

Konáshenkov ha indicado que el Ministerio de Defensa de Rusia ha informado a EE.UU. sobre este hecho a través de “canales diplomáticos militares”.

Esas líneas de comunicación habían sido establecidas por Moscú y Washington en el memorando sobre seguridad de los vuelos sobre Siria, que firmaron ambas partes y ha suspendido el Kremlin.

Horas antes, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, había asegurado que ese documento había “perdido su sentido” después de que el Pentágono decidiera lanzar 59 misiles de crucero Tomahawk contra la base aérea Shayrat del Ejército sirio la madrugada de este viernes, un ataque que causó múltiples muertos y heridos, incluidos civiles y niños.

Los norteamericanos justificaron esa maniobra por el ataque con presuntas armas químicas que sufrió Jan Sheijun (Idlib, Siria) este 4 de abril, en el que habrían muerto entre 58 y 100 personas.

Varios altos funcionarios de Rusia alegan que Washington adoptó esa medida antes de que se investigaran los hechos. Su presidente, Vladímir Putin, y su canciller, Serguéi Lavrov, afirmaron que el motivo fue “una excusa ficticia”.

La fragata rusa con misiles de crucero Admiral Grigoróvich vuelve al Mediterráneo

 

La fragata rusa Admiral Grigoróvich, perteneciente a la Flota del Mar Negro y equipada con misiles de crucero Kalibr, ha vuelto a formar parte de un grupo permanente de la Marina rusa en el mar Mediterráneo después de participar en un simulacro ruso-turco, reza un comunicado del Ministerio ruso de Defensa.

Entre el 3 y el 5 de abril la nave rusa participó en ejercicios navales durante una visita informal de un grupo de buques de la Marina turca en la ciudad rusa Novorossiisk.

Los buques de la clase Admiral Grigoróvich desplazan 4.000 toneladas, alcanzan una velocidad de 30 nudos y poseen una autonomía de 30 días. Su principal arma de ataque, además de los sistemas de defensa antiaérea y las armas antisubmarinas (incluido un helicóptero a bordo) son los lanzadores de misiles de crucero Kalibr-NK.

La fragata rusa lanzó varios misiles de crucero contra las posiciones de los yihadistas en Siria en el marco de la operación antiterrorista llevada a cabo por Moscú en noviembre de 2016.

El mando militar sirio inspecciona a base tras el ataque

Los heroicos soldados sirios asesinados por la agresión estadounidense

Cazas sirios reanudan operaciones desde base atacada por EEUU

Dos cazas han despegado de la base aérea siria atacada horas antes por EE.UU. y han bombardeado objetivos cerca de la histórica ciudad de Palmira.

“Las aeronaves despegaron desde la base de Al-Shairat –que horas antes fue blanco de los bombardeos de EE.UU., pero que ha vuelto a entrar en funcionamiento– y bombardearon objetivos cerca de Palmira”, ha informado el llamado Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Dicha ONG no ha precisado si los aviones eran sirios o rusos ni los objetivos del bombardeo.

Las aeronaves despegaron desde la base de Al-Shairat –que horas antes fue blanco de los bombardeos de EE.UU., pero que ha vuelto a entrar en funcionamiento– y bombardearon objetivos cerca de Palmira”, ha informado el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

No obstante, el portal Web Al-Masdar News ha reportado que dos aviones Sujoi Su-22 de fabricación rusa han despegado de la base aérea de Al-Shairat y han lanzado bombardeos cerca de Palmira.

Una fuente militar siria ha señalado a la agencia de noticias francesa AFP que el Ejército tenía constancia de la acción estadounidense y había “tomado precauciones”, desplazando aviones de la base aérea atacada.

A pesar de que el objetivo de los bombardeos sirios hasta el momento no es claro, tales ofensivas podrían ser dirigidas contra el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) que opera en Palmira. El ataque estadounidense con 59 misiles Tomahawk a la base aérea siria, según la cadena libanesa de noticias Al-Mayadeen, ha animado a los terroristas a reanudar sus ataques a dicha ciudad.

Video de la base de Al-Shairat en el día de hoy

Esta ofensiva responde a un presunto ataque químico acaecido el martes en una localidad de Jan Sheijun, en la provincia noroccidental siria de Idlib, del que Washington culpa a Damasco sin presentar evidencia alguna, mientras el Gobierno sirio ha negado el uso de materiales químicos y acusa a los grupos extremistas de ser los responsables del incidente.

Por su parte, la Presidencia siria calificó los bombardeos estadounidenses de acto “irresponsable” e “idiota”.

Irán y Rusia, dos aliados de Siria, han condenado tajantemente la agresión estadounidense al territorio sirio. Moscú ha instalado un radar terrestre sobre una gran área de la región norteña de Siria con el fin de detectar futuras amenazas, y ha anunciado la suspensión de un acuerdo con Estados Unidos para impedir colisiones aéreas en el suelo sirio.

“EEUU envía una señal a China mediante su ataque con misiles”

El ataque con misiles de crucero estadounidenses sobre la base aérea de Shairat tuvo lugar en plena cumbre de EEUU y China en Florida. Se trata de una acción bien planeada, opinan diversos analistas rusos.

 

Así, las autoridades en Washington dan una señal al gigante asiático de que EEUU está listo para desempeñar el papel de ‘policía mundial’, ser más activo en la península de Corea y en el mar de China Meridional. No obstante, según los expertos rusos, el gigante asiático no cederá ante la presión de Washington, de manera que los estadounidenses tomaron una “decisión equivocada” al atacar Siria mientras, paralelamente, tenía lugar la reunión en Florida.

“EEUU envió una señal de su disposición a usar la fuerza militar si es necesario para proteger sus intereses nacionales, aunque en Siria no les haga ninguna gracia”, indicó a Sputnik el analista militar Vladímir Yevséev.

El ataque de Washington es “toda una provocación”, muy parecida a una acción militar bien planificada justo para la visita de la delegación china al país norteamericano, a juicio de Yevséev. De esta manera, el uso de armas químicas en Siria fue una “excusa”, prosiguió.

Alexandr Lómanov, especialista del Instituto del Lejano Oriente, apuntó a Sputnik que la coincidencia temporal del ataque de misiles de EEUU y la cumbre en Florida respalda la idea de que Donald Trump está “intentando revivir la autoridad de EEUU y no tiene miedo a nada”.

“A pesar de que el ataque tuvo lugar en Siria, Corea del Norte sigue siendo el problema principal de EEUU”, expresó Lómanov, quien agregó que el mandatario norteamericano no vacilará antes de tomar medidas semejantes en Corea.

Con la demonstración de fuerza, Trump busca no solo intimidar a Pekín, sino también presionar al gigante asiático para que elimine el régimen de Kim Jong-un por su cuenta y evite incidentes parecidos en la península coreana, consideró Lómanov. No obstante, es poco probable que Xi Jinping se deje llevar por la provocación de Trump.

Además, el analista militar Vasili Kashin aseveró a Sputnik que “los chinos percibirán las acciones de Trump como una humillación deliberada”.

Según comentó a Sputnik el analista chino Yu Chu, Washington no solo intenta excluir a Bashar Asad de la solución de la crisis en Siria, sino también “demostrar a Rusia y la comunidad internacional su determinación, autonomía y posición dominante” en el país árabe.

“Anteriormente, existía un tipo de cooperación y diálogo sobre la lucha antiterrorista entre Rusia y EEUU, y está claro que Trump espera seguir desarrollándola. No obstante, el ataque hace que sea posible ver que EEUU aspira a desempeñar el papel predominante en esta cooperación”, indicó.

La portavoz del Ministerio de Defensa de China, Hua Chunying, expresó la esperanza de que las partes involucradas en el conflicto sirio no renuncien a los esfuerzos dirigidos a la resolución política de la crisis.

La diplomática afirmó que Pekín “siempre se ha opuesto al uso de la fuerza militar en las relaciones internacionales”.

“Nos preocupa cada vez más la evolución de la situación en Siria”, expresó.

China apoyará al Presidente de Siria Bashar Al-Assad

El representante del Ministerio del exterior de China Hua Chunying hoy durante la intervención dijo, que China apoyará al Presidente de Siria, Bashar Al-Assad.

El representante del Ministerio del exterior de China Hua Chunying también recalcó, que Assad fue elegido por el pueblo de Siria y China respeta la elección del pueblo sirio en la elección de su propio camino de desarrollo, informa RIA Novosti.

En la pregunta, si las acciones recientes de los Estados Unidos significan que la política de Washington ha cambiado, Chunying dijo que esta pregunta deberían consultarla a los propios EE.UU.

Anteriormente, el presidente de China, Xi Jinping se reunió en Florida con Trump.

Justo antes de la cena con el líder chino, Trump dio la orden de atacar a los misiles de crucero Tomahawk en la base aérea gubernamental siria de Shayrat en la provincia de Homs.

Experto: “EE.UU. cumple la petición de un tercero para derrocar a Assad”

Con su ataque a Siria, Estados Unidos ayudaría a una monarquía de Oriente Medio y Trump demostraría a sus electores que es “un verdadero presidente”.

El director del Instituto de Oriente Próximo de Rusia y antiguo presidente de las comunidades judías de ese país, Evgueni Satanovski, considera que “esta claro” que Estados Unidos “se empeñará en cumplir” la petición de un tercero para “derrocar a Bashar al Assad”, según ha declarado al periódico ruso ‘Vzgliad’.

Satanovski estima que el presidente de EE.UU., Donald Trump, habría llegado a un acuerdo con Arabia Saudita para llevar a cabo esa iniciativa, a diferencia de su predecesor en el cargo, Barack Obama, quien “riñó” con los gobernantes de ese país de Oriente Medio.

Este especialista detalla que “el ataque tuvo lugar porque Trump no es Obama” y su situación en EE.UU. es “más difícil”, con lo cual “ha tenido que demostrar a sus electores que es un verdadero presidente” y hacer ver a los votantes demócratas que “no dejará pasar ninguna situación que requiera su actuación”.

Evgueni Satanovski considera que “a EE.UU. realmente no le importa qué sucedió realmente” y se trata de una situación “similar” a la que se produjo en el golfo de Tonkín, ya que “muchos años más tarde se reveló que todos mintieron“: tanto el Congreso de EE.UU. como el director de la CIA y el inquilino de la Casa Blanca, pero “la guerra de Vietnam ya era una realidad”.

¿Sabía algo? Hillary Clinton llamó a bombardear las bases de Al Assad poco antes del ataque en Homs

La rival de Donald Trump en las presidenciales del pasado noviembre aseguró que EE.UU. debería realizar ataques contra las bases aéreas en Siria y, horas después, eso fue lo que hizo Trump.

“Yo creo, de verdad, que debíamos –y aún debemos– eliminar sus campos de aviación [del presidente sirio Bashar al Assad]”, aseguró este jueves Hillary Clinton, exsecretaria de Estado de EE.UU. y rival del presidente Donald Trump en las elecciones del año pasado, en una entrevista con NBS News.

El llamamiento de la demócrata se produjo horas antes de que Trump ordenara bombardear la base aérea del Ejército sirio de Shayrat, en la provincia de Homs, que ha dejado varios muertos y heridos.

En su argumentación, Clinton acusó a las Fuerzas Aéreas sirias de ser “la causa de la mayoría de las muertes civiles”, cargando sobre el Gobierno de Assad la culpa del ataque ocurrido este martes en la ciudad siria de Jan Sheijun en el que, presuntamente, se habrían empleado armas químicas y que habría dejado entre 58 y 100 muertos, según distintas estimaciones.

Pese a que estos sucesos aún no han sido investigados completamente, varios líderes europeos aseguraron que este acto fue perpetrado por el Gobierno sirio, después de lo cual Washington bombardeó la base en Homs. Las autoridades rusas han criticado las acciones de la Casa Blanca, subrayando la falta de información sobre el incidente en Idlib. El presidente ruso, Vladímir Putin, y el canciller Serguéi Lavrov han afirmado que el lanzamiento de misiles estadounidenses se efectuó sobre la base de “una excusa ficticia”.

¿Y ahora qué? El Estado Islámico usa gas tóxico contra civiles en Mosul

El alcalde de Mosul denuncia un ataque con gas tóxico contra civiles y fuerzas gubernamentales.

Los terroristas habrían usado gas tóxico contra civiles en la ciudad iraquí de Mosul, según su alcalde, informa RIA Novosti.

“El Estado Islámico ha usado hoy proyectiles con gas tóxico de cloro contra los residentes civiles y contra las fuerzas del Gobierno en las áreas ya liberadas de la ciudad”, dijo a la agencia el alcalde Abdel Sattar Al Jabu. Según él, los barrios de Yarmuk y Matajin se vieron afectados por el ataque.

El funcionario no dispone del número exacto de víctimas causadas por el ataque.

El pasado mes de marzo 12 personas fueron hospitalizadas por intoxicación en la ciudad de Mosul como resultado de un supuesto ataque con armas químicas por parte del Estado Islámico. El Ministerio ruso de Defensa expresó en aquella ocasión su sorpresa ante la nula reacción internacional a esta información inquietante.

Análisis: Bombardeo estadounidense contra Siria: ¿Prepotencia o debilidad?

Oliver Zamora Oria

La estrategia de Donald Trump es clara: mantener desconcertada a la comunidad internacional y nunca dar pistas respecto hacia dónde apuntará con su dedo.

Hace tan solo unos días, su secretario de Estado, Rex Tillerson, aseguraba en Moscú que echar a Bashar al Assad no era la prioridad de su Gobierno, y en la misma línea, la embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley ratificaba públicamente: “Uno escoge sus batallas y nuestra prioridad no radica en sentarnos y expulsar a Al Asad”. Entonces, ¿сómo entender el desproporcionado ataque ordenado por Trump contra una base siria?

Lo menos importante para el magnate eran los verdaderos autores del ataque químico contra la localidad de Jan Sheijum y, mucho menos, castigar a esos culpables. Las razones de tal decisión se encuentran en la debilidad de Trump y en cómo va cediendo terreno frente a los fuerzas que le exigen posiciones más firmes respecto a Rusia y determinados conflictos como el de Siria o Irán.

Con esta operación militar, el magnate-presidente le hizo un guiño a los sectores ultraconservadores del Partido Republicano, que se niegan a que Estados Unidos pierda su ‘liderazgo mundial’. Le ofreció ‘una caricia’ a sus aliados de Oriente Medio, a las monarquías del Golfo que desde hacía rato exigían una mayor implicación de Washington en el tema sirio, le tiró un beso a esa Europa que Obama comprometió en sus planes de cambio de regímenes en el mundo árabe y, de paso, no menos importante, le calla la boca a quienes lo vinculan con Rusia. Ahora, tras provocar al Kremlin, ¿qué podrán decir?

Muchos analistas lo advirtieron cuando Donald Trump ganó las elecciones y se sentó en la silla de la Oficina Oval: será un presidente como los anteriores, una cosa es el discurso y otra muy diferente la práctica política. Ya el ‘establishment’ le puso la camisa de fuerza al mandatario y él actúa como tal, consecuente con su cargo, no con sus promesas.

El bombardeo contra la base siria está lejos de ser una muestra de fortaleza, siendo, en esencia, una muestra de debilidad frente a otros poderes.

Lo que, al parecer, no calcula Trump ni sus asesores, son los efectos negativos de sus actos a corto, medio y largo plazo. Generar incertidumbre y no ser fiel a las promesas y principios nunca han sido buenas cartas de presentación en el ámbito diplomático y de las relaciones políticas internacionales. Esa actitud te aleja, te distancia y te empuja a no tener alianzas sólidas.

Si Trump cree que ahora se librará de cuestionamientos y ataques internos está muy equivocado, pues mostró debilidad y ahora esos que aplauden eufóricos sus bombardeos comenzarán a exigirle más hasta verlo hecho una marioneta.

Análisis: Donald Trump impone su autoridad a sus aliados

Thierry Meyssan

No se deje engañar por los rejuegos diplomáticos y los medios de difusión que reaccionan como rebaño. Lo sucedido en Siria este viernes no tiene nada que ver ni con la presentación de los hechos que se está divulgando ni con las conclusiones que muchos exponen.

Estados Unidos anunció que en la madrugada de este viernes disparó desde el Mediterráneo 59 misiles del tipo crucero para destruir la base aérea siria de Sha’irat. Supuestamente se trata de una acción unilateral de Estados Unidos como castigo al ataque químico atribuido al Ejército Árabe Sirio.

Sorprendidos ante la envergadura de la acción estadounidense, todos los comentaristas concluyen que la administración Trump ha dado un giro de 180 grados en cuanto al tema sirio. La Casa Blanca supuestamente ha acabado plegándose a lo que le exigían su oposición estadounidense y sus aliados británicos, franceses y alemanes.

¿Es realmente así?

La realidad no concuerda con lo que nos dicen los comunicadores

Los misiles crucero estadounidenses atravesaron sin problema la zona actualmente cubierta por el nuevo armamento radioeléctrico ruso que permite anular los sistemas de comunicaciones, control y mando de la OTAN. Según reconoció el general estadounidense Philip Breedlove, cuando aún era Comandante Supremo de las fuerzas de la OTAN, con ese nuevo dispositivo Rusia ha tomado ventaja sobre Estados Unidos en materia de guerra convencional. Ese dispositivo tendría que haber anulado, o al menos haber afectado, los sistemas de guía de los misiles estadounidenses. Pero como eso no sucedió, nos vemos ante 2 posibilidades: Estados Unidos ha encontrado una contramedida que neutraliza el dispositivo ruso o… Rusia desactivó ese sistema.

La defensa antiaérea del territorio sirio incluye ahora los misiles antiaéreos S-300, en manos de las fuerzas armadas de la República Árabe Siria, así como los S-400, en manos de las fuerzas rusas presentes en suelo sirio. Aunque se trata de una situación que nunca se ha presentado en el campo de batalla, los S-300 y los S-400 son considerados como ampliamente capaces de interceptar los misiles crucero. Y se trata, por supuesto, de un tipo de armamento que funciona automáticamente. Pero tampoco funcionó. No se disparó ningún tipo de misil antimisiles, ni por parte del contingente ruso, ni por parte de las fuerzas armadas de la República Árabe Siria.

Cuando los misiles crucero estadounidenses se abatieron sobre su objetivo, la base militar siria acababa de ser evacuada y se hallaba prácticamente vacía. El ataque estadounidense destruyó la pista de la base, varios radares y algunos aviones que desde hace tiempo se hallaban fuera de servicio, así como algunos hangares e instalaciones destinadas a albergar el personal de la base. Pero hubo una docena de víctimas, 9 de ellas fatales.

Aunque no se ha reportado oficialmente ningún misil crucero estadounidense perdido ni destruido, en la base de Shairat cayeron sólo 23 de los 59 misiles disparados.

¿Qué significa todo este teatro?

Desde su llegada a la Casa Blanca, el presidente Trump ha estado tratando de modificar la política de su país y de reemplazar los actuales enfrentamientos por diversas formas de cooperación. En lo referente al «Medio Oriente Ampliado», Trump se pronunció por la «destrucción» de las organizaciones yihadistas, en vez de la «reducción» que mencionaba su predecesor Barack Obama.

En los últimos días, la administración Trump había reconocido incluso la legitimidad de la República Árabe Siria y, por ende, había aceptado que el presidente sirio Bachar al-Assad –democráticamente electo por el pueblo sirio– pudiera mantenerse en el poder. Trump recibió en la Casa Blanca al presidente de Egipto, el mariscal Abdel Fattah al-Sissi, aliado de Siria, y lo felicitó por su lucha contra los yihadistas. Incluso restableció un canal directo de comunicación entre Washington y Damasco.

El problema del presidente Trump era cómo convencer a los aliados de Estados Unidos para que apliquen la política que él preconiza, a pesar de todo lo que ya han gastado en su empeño por acabar con la República Árabe Siria.

Claro, siempre es posible que el presidente Trump se haya dejado convencer por alguno de los videos que están circulando en YouTube… pero es más probable que su acción militar de este viernes forme parte de la lógica de su acción diplomática anterior.

Con este ataque contra una base militar siria, el presidente Trump satisface a sus opositores, que ya no podrán por tanto oponerse a lo que venga después. La propia Hillary Clinton reclamaba este miércoles un bombardeo contra Siria como reacción estadounidense ante el supuesto uso de armas químicas por el «régimen sirio».

De todo lo que están diciendo los medios de difusión, nos queda como hecho concreto que Donald Trump ordenó disparar casi 100 misiles crucero contra una base siria prácticamente vacía… después de haberle anunciado a Rusia, y por ende a Siria, lo que iba a suceder.

Aceptando ese sacrificio, Siria confiere de cierta manera al presidente Trump una forma de “autoridad” para actuar contra todo el que use armas químicas. Y, hasta el momento, los únicos utilizadores de armamento químico claramente identificados por la ONU son… los yihadistas.

Por su parte, los yihadistas del Emirato Islámico (Daesh), también avisados sobre el inminente ataque estadounidense –pero por sus jefes británicos, franceses y alemanes– iniciaron de inmediato un ataque contra la ciudad de Homs, que ahora carece de la protección que le garantizaba la base aérea.

Habrá que esperar a ver cómo reaccionan Washington y sus aliados ante el posible avance de los yihadistas en esa zona. Sólo entonces sabremos si la maniobra de Donald Trump y la apuesta de Vladimir Putin y Bachar al-Assad realmente funcionan.

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress