Home » ANALISIS DE INTELIGENCIA MEDIATICA » OSINT: Parte I: Militarización del Lejano Oriente – Estudio comparativo de variables.

OSINT: Parte I: Militarización del Lejano Oriente – Estudio comparativo de variables.

Por Fernando Lamas Morejo    —    Fuente GIASP (Grupo de Investigación y Análisis de la Seguridad y la Política)

A continuación, se desarrolla una descripción de las variables consideradas como cruciales a la hora de plantear un análisis para determinar la deriva futura de la situación de tensión existente en el Lejano Oriente (con motivo de las actividades hostiles de la República Popular de Corea del Norte) que, hasta el día de hoy, mantiene en vilo a la comunidad internacional:

  • Variable Consistencia del gobierno:Entendida como la estabilidad, la duración, la operatividad, la cohesión interna y la aceptación social del gobierno de un país. Combinación de los indicadores: Inestabilidad política (inversamente proporcional), terror político (directamente proporcional) y duración del gobierno en el poder (directamente proporcional).

  • Variable Armas Nucleares: Entendida como la posesión de armas nucleares operativas, el desarrollo de tecnología nuclear con fines militares, el desarrollo de vectores de lanzamiento, el enriquecimiento de materiales fisibles y la fabricación de instalaciones destinadas a tales propósitos.

  • Variable Poder militar convencional: Entendida como la cantidad y operatividad de recursos humanos (no en reserva), la cantidad y operatividad de medios terrestres, aéreos y navales, y la cantidad y operatividad de instalaciones militares destinadas a producción, almacenamiento, logística, instrucción, información, investigación y defensa.

  • Variable Edad media de la población: Entendida como la edad promedio de cada país, que estaría relacionada con la tendencia social al conflicto. Las sociedades más jóvenes serían más propensas a la inestabilidad, el radicalismo (político-ideológico o religioso) y la violencia[1].

  • Variable Recursos Naturales: Entendida como las reservas, la capacidad de explotación actual y la potencial explotación de recursos naturales, especialmente uranio, oro e hidrocarburos[2].

  • Variable Volumen de comercio marítimo: Entendida como la cantidad de TEUs (contenedores) que entran y salen de la totalidad de los puertos de cada país, siendo esta una medida aproximada del volumen de intercambio comercial marítimo.

  • Variable Producción: Entendida como la cantidad total del valor de los bienes manufacturados, bien con fines comerciales, bien destinados al consumo interno. El PIB nacional es un indicador de la producción.

  • Variable Dependencia de la economía mundial: Entendida como la dependencia de la economía de un estado de las condiciones económicas exteriores (globales). Esta variable será mayor cuanto más orientada a la exportación de bienes esté la economía de un país y cuanto más especializada (restringida) sea su producción. Es una variable indicadora de vulnerabilidad económica.

  • Variable Cohesión social interna: Entendida como homogeneidad étnica y social, paz social, nivel de ajuste del conjunto de la sociedad al sistema normativo e índices de criminalidad, desigualdad social y consenso. Utilización del GPI[3](Sociedad y Seguridad + Conflictos domésticos).

  • Variable Gasto en defensa: Entendida como el gasto total bruto en defensa de cada uno de los actores, expresado en dólares.

  • Variable Crecimiento demográfico: Entendida como el índice de crecimiento poblacional. Tiene un efecto inversamente proporcional sobre la variable “Edad media de la población” (a mayor crecimiento demográfico, menor edad media), con el consiguiente efecto sobre la conflictividad social; está íntimamente ligada al concepto de “presión demográfica”.

  • Variable Poder Aeronaval: Entendida como la orientación del poder militar hacia la proyección aeronaval y la movilidad de la fuerza, en detrimento del enfoque terrestre. Se trata de una variable referente a la filosofía defensiva de los estados, en función de si priorizan la defensa activa, la flexibilidad y la movilidad sobre la defensa pasiva, la fuerza y el estatismo posicional. El grado en que un estado se oriente hacia uno u otro modelo estará reflejado, principalmente, en la organización, funciones y tipología de su material bélico, siendo buenos indicadores el número de portaaviones, submarinos, aviones navales y elementos logísticos, de transporte y de guerra electrónica.

En esta primera entrega del análisis de variables críticas se representará gráficamente la comparativa referente a cada una de las siguientes variables: Consistencia de Gobierno, armas nucleares, poder militar convencional, edad media de la población, recursos naturales y volumen del comercio marítimo. Dicha comparación se realizará siempre entre los estados considerados como actores principales del sistema objeto de estudio (Corea del Norte, Corea del Sur, Japón, China, Estados Unidos y Taiwán).

Consistencia del Gobierno:

En el caso de los indicadores “Terror Político” e “Inestabilidad interna” se han trasladado las puntuaciones presentes en el GPI a una escala común de 10 puntos, siendo los valores inversamente proporcionales en el caso de la medida de “Inestabilidad interna” (una puntuación más alta indicará una menor inestabilidad interna). El indicador “terror político” se ha planteado como directamente proporcional a la consistencia gubernamental, al considerarse que una mayor represión incidirá de manera positiva en el poder del gobierno y, por ende, en su consistencia.

En el caso de la permanencia en el gobierno, el indicador expresa el número de años que lleva gobernando el mismo partido de manera continuada. A este respecto, cabe mencionar que el indicador “Permanencia en el gobierno” de Japón puede resultar engañoso, puesto que ha tenido el mismo partido gobernante (conservador) durante toda su historia, a excepción de la legislatura previa a la actual (progresistas).

Atendiendo a esta comparativa, podemos afirmar que Corea del Norte y China tienen los sistemas gubernamentales más firmes, lo que probablemente facilitará la toma unilateral de decisiones, al no tener que verse las mismas sometidas a la voluntad del pueblo. Dicha consistencia es muy difícil de lograr en sistemas democráticos como los que presentan el resto de actores.

Armas Nucleares

 

Los indicadores representados son, según el orden de la tabla: 1) Posesión de armas nucleares; 2) Programa espacial; 3) Posesión de ICBMs; 4) Infraestructuras de desarrollo nuclear; 5) Desarrollo tecnológico nuclear avanzado; 5) Procesos de enriquecimiento de Uranio.

En la columna “totales” se establece una puntuación relativa sobre 10, en la que el 10 se correspondería con la obtención de la máxima puntuación en cada uno de los criterios evaluados dentro de la variable (en este caso “sí o no”; 1 o 0).

En esta comparativa podemos apreciar cómo EEUU y China son los líderes indiscutibles en el desarrollo y tenencia de armas nucleares del sistema objeto de estudio.

Corea del Norte, por su parte, puede ser considerada como una potencia nuclear incipiente.

Japón destaca por cumplir con todos los “prerrequisitos” para el desarrollo de armas nucleares en un relativamente corto espacio de tiempo, pero por sus condicionantes históricos no tiene ni ha tenido nunca un plan armamentístico de este tipo.

Corea del Sur y Taiwán son los actores con menos perspectivas de nuclearización de todo el sistema objeto de estudio.

Poder Militar Convencional

cc

Los indicadores representados son, según el orden de la tabla: 1) Recursos humanos no en reserva; 2) Fuerza naval ponderada; 3) Fuerza aérea ponderada; 4) Fuerza terrestre ponderada; 5) Número de infraestructuras susceptibles de ser utilizadas para fines militares operativos.

En la columna “totales” se establece una puntuación relativa sobre 10, en la que el 10 se correspondería con la obtención de la máxima puntuación en cada uno de los criterios evaluados dentro de la variable.

En esta comparativa se muestra que EEUU es el líder indiscutible a nivel de poder militar convencional. Si bien China tiene el ejército más numeroso y compite con EEUU a nivel de medios terrestres, la superioridad aeronaval de los EEUU es manifiesta, lo que, en un escenario con las características del Pacífico Norte resulta indiscutiblemente determinante.

China, la otra gran superpotencia del sistema, tiene una sobresaliente capacidad terrestre, pero está inmersa en un cambio de paradigma defensivo y trabaja en la renovación de su fuerza aérea y su flota.

De entre los actores menos poderosos, Corea del Norte es el que más se aproxima al aprobado, si bien la estimación de sus capacidades adolece de una gran inexactitud debido al hermetismo del país. Corea del Sur, según los datos considerados para la elaboración de los indicadores, tendría menos capacidades que su vecino del norte, pero, aun así, y gracias al apoyo norteamericano, sería una importante fuerza a tener en cuenta.

Japón, de los actores más débiles militarmente, destaca sin embargo por estar dotado de una excelente fuerza anfibia y una muy buena ratio de transportes aéreos de tropa, lo que convierte a su ejército en una fuerza flexible y de rápido despliegue.

Edad media de la población:

 

El país más envejecido, siguiendo la línea de las tesis propuestas en las investigaciones antropológicas de Bricker y Foley (Bricker y Foley, 2013), que postulan que la edad media de una sociedad tiene influencia sobre el grado de violencia que dicha sociedad desarrolla, es también el que mayor índice de paz social presenta. Japón, con un crecimiento casi nulo, es un país que envejece “pacíficamente”.

A pesar de que todos los actores del sistema cuentan con poblaciones maduras (caso diametralmente opuesto al que podemos encontrar, por ejemplo, en diferentes países centroafricanos), el país más joven es, a su vez, el más controvertido y reactivo del sistema: Corea del Norte.

Recursos Naturales:

 

La variable “Recursos naturales” contempla, para simplificar el análisis, únicamente aquellos recursos que se consideran vitales o básicos para el desarrollo y la nuclearización. A pesar de la limitación comentada, la comparativa tomando en cuenta otros recursos básicos como el carbón, el hierro, el cobre, el aluminio, las tierras raras, etc. es bastante similar a la que se presenta sobre estas líneas.

Los indicadores están divididos en producción (diaria) y reservas comprobadas. En el caso particular de Corea del Norte, la mayoría de los indicadores están vacíos porque no hay datos accesibles o lo suficientemente actualizados acerca de las capacidades o reservas del país. Si bien hay una ausencia casi total de información, se sabe que Corea del Norte, como su vecina del sur, no destaca por disponer de abundantes recursos y sufre de una escasez casi endémica de hidrocarburos.

En cuanto a la explotación y reservas de Uranio[1], uno de los recursos minerales más valiosos del planeta (e ingrediente básico para el desarrollo de programas nucleares tanto civiles como militares), China es el país mejor posicionado.

Los dos grandes gigantes del sistema monopolizan el protagonismo en los indicadores de recursos naturales, si bien cabe considerar que Japón tiene una considerable producción (y reservas) de hidrocarburos, especialmente de gas.

Por su parte, Corea del Sur carece de producción propia de petróleo, y su producción de gas es testimonial, pero dispone de unas considerables reservas que pueden resultar atractivas de cara a la explotación futura.

Volumen de comercio marítimo

 

La principal potencia marítima del sistema objeto de estudio es China, seguida muy de lejos por EEUU. Dicha realidad explica gran parte de las tensiones experimentadas en el Pacífico en los últimos años, toda vez que China depende en gran medida de su comercio marítimo para mantener su desarrollo, aunque el dominio militar naval es indiscutiblemente norteamericano.

Como dato interesante, cabe mencionar que Corea del Sur supera, ya desde hace algunos años, a Japón (un país mucho mayor y una de las principales potencias económicas mundiales) en materia de comercio marítimo, habiéndose convertido en uno de los principales países exportadores del planeta.

Taiwán, por su parte, tiene un volumen de comercio marítimo que no puede ser comparado en términos brutos con los del resto de actores, pero, tratándose de un país de unas dimensiones tan reducidas, resulta interesante considerarlo como uno de los actores principales en cuanto a esta variable se refiere, toda vez que su economía también depende en gran medida de la misma.

Referencias

[1] Uranium 2016: Resources, production and demand (NEA; IAEA)

[1] (Bricker & Foley, 2013)

[2] http://www.world-nuclear.org/information-library/nuclear-fuel-cycle/mining-of-uranium/world-uranium-mining-production.aspx

[3] Global Peace Index 2016

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress