Home » QPM.ORG » EL NOMBRAMIENTO DEL NUEVO HEREDERO DE ARABIA SAUDITA ¿ABRE EL CAMINO A UNA FUTURA GUERRA CON IRÁN?

EL NOMBRAMIENTO DEL NUEVO HEREDERO DE ARABIA SAUDITA ¿ABRE EL CAMINO A UNA FUTURA GUERRA CON IRÁN?

Fuente: DebekaFile   and   El Robot Pescador

El rey Salmán de Arabia Saudita ha nombrado como príncipe heredero a su hijo Mohamed ben Salmán, en sustitución de Mohamed ben Nayef, que hasta ahora era quien debía sucederle al frente del reino.

Y esta decisión, aunque previsible, tiene mucho más significado del que pueda parecer a primera vista.

Tal y como indica el canal RT, la decisión del monarca saudita marca un cambio fundamental en el sistema de sucesión en el país, donde hasta el momento el trono se heredaba de un hermano a otro, y no de padre a hijo, como en la mayoría de las monarquías.

Aparte de ser nombrado príncipe heredero, Mohamed ben Salmán, de 31 años, ejerce como ministro de Defensa saudita y también ha sido designado como vice primer ministro.

Dos de sus ‘proyectos’ principales son la campaña militar de Arabia Saudita en Yemen y el proyecto de reforma económica del reino, que tiene por objetivo poner fin a la ‘adicción’ del país al petróleo y transformarlo en una potencia global de inversión.

Ha adoptado una línea dura contra Irán, descartando cualquier diálogo.

También desempeñó un papel clave en la decisión de aislar a Сatar, en parte debido a sus lazos con Irán.

Difiere de otros líderes sauditas por haber estudiado en el reino y ser muy popular entre sus compatriotas más jóvenes, según CNBC.

En marzo, Ben Salmán se reunió con el presidente de EE.UU., Donald Trump, en la Casa Blanca con el fin de reforzar los lazos bilaterales.

En el panorama regional, algunos expertos predicen una línea de política exterior más dura de Riad. Arabia Saudita “ha intentado afirmar su autoridad sobre una serie de eventos regionales”, y al consolidar la cuestión de la sucesión, “la región está avisada de que esta línea se mantendrá a largo plazo”, explicó a Bloomberg Rodger Shanahan, investigador del Instituto Lowy de Política Internacional en Sídney. El experto recuerda que el príncipe heredero “ha sido un promotor muy notorio de una sólida presencia saudita en la región”.

En la web israelí DEBKAfile lo ven como el resultado de un proceso global y regional iniciado por Donald Trump poco después de su llegada a la Casa Blanca en enero. Con su nombramiento como gobernante de facto del reino petrolero, el hijo del rey saudita está listo para ocupar el lugar que le ha sido asignado en la nueva alianza entre Estados Unidos-árabe-Israelí que tratará de dominar todos los asuntos de Oriente Medio.

Israel será aceptado por primera vez en una alineación regional junto a las naciones árabes sunitas más fuertes que comparten objetivos similares, especialmente el objetivo de detener a Irán.

Tal y como indica la web Geopolitics Alert, Arabia Saudita e Israel están en conversaciones clandestinas para establecer relaciones económicas oficiales por primera vez desde el nacimiento del Estado Israelí hace 69 años.

El Times, citando a fuentes anónimas árabes y estadounidenses, dijo en un informe el sábado que la formación de conexiones económicas entre ambos países sería gradual y podría comenzar permitiendo a las empresas israelíes abrir tiendas en el reino árabe, así como permitir a aerolíneas israelíes sobrevolar el espacio aéreo saudita.

Esto reforzaría la alianza entre los dos enemigos más implacables de Irán y cambiaría la dinámica de los muchos conflictos que desestabilizan Oriente Medio.

El viaje de Trump a Riyadh ya Jerusalén a principios de mayo sentó la piedra angular para el nuevo bloque árabe suní-estadounidense contra el grupo chií de Irán y también cementó la cooptación de Israel.

El presidente de Estados Unidos, Trump, asume el papel principal junto con el príncipe Mohammed bin Salman de Arabia Saudita, el jeque Mohammad bin Zayed Al Nahyan de los Emiratos Árabes Unidos, otro príncipe heredero, el presidente egipcio Abdul-Fatteh El-Sisi y el primer ministro israelí Binyamin Netanyahu.

En una conferencia el martes 20 de junio, el jefe de Estado Mayor de Israel, el teniente general Gady Eisenkott, habló de las relaciones encubiertas entre las Fuerzas de Defensa Israelíes y ciertas naciones árabes, que él no especificó. Estas relaciones encubiertas abarcan el campo político, económico, financiero, de inteligencia y militar.

Los acontecimientos recientes en la región ya señalan al presidente Trump actuando sobre asuntos importantes, como la confrontación con Irán, la guerra contra el terrorismo, el conflicto sirio y la intervención de Estados Unidos en el conflicto de Yemen, siguiendo más los consejos de los dos príncipes árabes, que los consejos de su Secretario de Defensa James Mattis o del Secretario de Estado Rex Tillerson.

Esto fue sorprendentemente demostrado cuando Trump pasó por alto la recomendación de Tillerson de aplicar la diplomacia para resolver la disputa que llevó a cuatro naciones árabes a boicotear a Catar, con los saudíes a la cabeza; lejos de inclinarse por la vía diplomática, Trump exigió una acción fuerte para detener a Catar. Por lo tanto, optó por la agresiva posición saudí y de los Emiratos Árabes Unidos contra el gobernante de Catar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani.

Estos acontecimientos influyen fuertemente en las relaciones entre Estados Unidos y Rusia.

Los dos príncipes mantienen lazos activos con el presidente Vladimir Putin.

Podrían, por supuesto, actuar como intermediarios para suavizar las relaciones entre la Casa Blanca y el Kremlin. Pero, por otro lado, su influencia podría ser contraproducente y estimular a Trump a comprometer a los rusos en una confrontación limitada en Siria.

Es difícil ver a Washington y Moscú llegar a un acuerdo en Siria en este momento cuando el primero está estrechamente relacionado con Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos y Moscú mantiene su lealtad a Teherán.

La evolución de los vínculos entre Estados Unidos, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Egipto e Israel es la fuente del optimismo del Presidente Trump acerca de las perspectivas de conseguir un acuerdo de paz entre israelíes y palestinos.

Los primeros pasos hacia este objetivo están en marcha e incluirían acciones simbólicas tan importantes, como abrir los cielos árabes al paso de los vuelos comerciales israelíes o enlaces telefónicos directos.

No se espera que esto suceda de la noche a la mañana, sino más bien a lo largo de unos años.

Los más críticos creen que nombrar como heredero a Mohammed bin Salman ha sido un error, al ser demasiado joven, descarado e impaciente para gobernar el reino.

Su decisión de enredar a Arabia Saudita en la brutal guerra de Yemen, que muchos creen que no puede ganar, se mantiene como una prueba de su carácter imprudente.

Sea como sea, este es un primer paso para que caigan muchas caretas en Oriente Medio: las de la larga colaboración encubierta entre los reinos árabes sunnitas del golfo Pérsico e Israel, que durante años se presentaron falsamente ante el mundo como opositores, mientras colaboraban en realidad en segundo plano.

Fuentes:
https://actualidad.rt.com/actualidad/242035-salman-principe-heredero-saudita-consecuencias
http://geopoliticsalert.com/saudi-arabia-israel-establish-economic-relations-first-time-times
http://www.debka.com/article/26108/Naming-Bin-Salman-Saudi-heir-impacts-US-Israel

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress