Home » ANALISIS DE INTELIGENCIA MEDIATICA » EE.UU. lo reconoce: Rusia lo derroto en Siria

EE.UU. lo reconoce: Rusia lo derroto en Siria

Por Javier Benítez*         –           Fuente: Sputnik Mundo

Ya es oficial: Donald Trump tiró la toalla en Siria y mata así dos pájaros de un tiro: reconoce la derrota de EEUU frente a Rusia en Siria, y de paso cumple su palabra de ir poniéndole fin a las aventuras guerreristas de EEUU en Oriente Medio. (AP Photo/Chuck Burton)

Ya es oficial: Donald Trump tiró la toalla en Siria y mata así dos pájaros de un tiro: reconoce la derrota de EEUU frente a Rusia en Siria, y de paso cumple su palabra de ir poniéndole fin a las aventuras guerreristas de EEUU en Oriente Medio. Corta los víveres: no más entrenamientos ni armas para una oposición que era moderada sólo en el nombre.Hillary Clinton compró una banda, Barack Obama la cocinó, la CIA le echó la sal, Daesh la probó, pero vino el  pícaro Trump y se los devoró… a todos.

Las Primaveras Arabes iban bien. Muy bien. Se desarrollaban según lo planeado. Tan bien iban, y tanto viento tenía EEUU en la camiseta, que una animada y desmelenada Hillary Clinton, al referirse a la muerte por linchamiento de Muamar Gadafi, dijo entre carcajadas: “fuimos, vimos, y el murió”.

Las primaveras árabes iban bien. Muy bien. Se desarrollaban según lo planeado. Tan bien iban, y tanto viento tenía EEUU en la camiseta, que una animada y desmelenada Hillary Clinton, al referirse a la muerte por linchamiento de Muamar Gadafi, dijo entre carcajadas: “fuimos, vimos, y el murió”.

Una burla que, directa o indirectamente, terminó provocando la muerte del embajador de EEUU en Bengasi, Cristopher Stevens, en unas revueltas antiestadounidenses que comenzaron la noche del 11 de septiembre de 2012. Lo que nunca sabremos es si Clinton también se rió a carcajadas en ese momento. Después de todo, fue una consecuencia directa de su producto franquicia estrella “primavera árabe”, tendiente a “exportar democracias” que les redundara en beneficios energéticos mediante gobiernos títere.

Las “MacPrimaveras” se iban extendiendo, casualmente, en países ricos en recursos energéticos. Con lo que no contaban, era que en Siria, más que encontrarse con gran parte de desierto en su territorio, se encontraron con un gran pantano (o su segundo Vietnam), donde se dejaron las piernas, las armas, mucho dinero, y se están yendo de vacío.

La sucursal de la franquicia adoptó en Siria el slogan “guerra civil”. De guerra civil, nada. Según la definición, en este tipo de conflictos se enfrentan “distintos bandos, cuyos individuos llegan a ser voluntarios civiles que apoyan la ideología del bando seleccionado”.

Precisamente, voluntarios civiles que quisieran derrocar a Bashar Asad es lo que no hay, ni había en esta guerra en Siria, a la que los gobiernos occidentales, y los medios de comunicación que obedecen a sus intereses en bloque, intentaron vendernos como “guerra civil”.

Lo que había hasta el momento eran mercenarios, entrenados, armados y financiados por un programa de la CIA, impulsado por Barack Obama, y así era reconocido abiertamente.

Lo que había hasta el momento eran mercenarios, entrenados, armados y financiados por un programa de la CIA, impulsado por Barack Obama, y así era reconocido abiertamente. Y ese reconocimiento de entrenar, armar y financiar a mercenarios se hizo aún más abierto, es decir, público, — por si a alguien le quedaban dudas —, ahora que Donald Trump, siguiendo su idea y cumpliendo su promesa de abandonar aventuras guerreristas en Oriente Medio que lastran su economía, decidió dejar de financiar ese programa de la CIA, tal como lo reconoció el actual director del organismo, Mike Pompeo.

Y es que todo caía en saco roto. La CIA entrenaba, armaba y financiaba a los terroristas “moderados”, y cuando estos “civiles” tenían el entrenamiento suficiente, se pasaban con armas, petates y todo, a las filas de Daesh o del Frente Fatah al Sham, antiguo Frente Al Nusra. ¿Por qué? Fácil. Porque pagaban más. Al fin y al cabo, todos están en lo que están, por negocio: EEUU por recursos energéticos, que se traduce a dinero, y los terroristas, por “cash”.

El analista militar Juan Aguilar explica que “ya era conocido que todo este plan de entrenar y armar a los rebeldes moderados, al final era una forma de armar y entrenar a terroristas yihadistas del Estado Islámico, del Frente Al Nusra y compañía. Era una de las formas que existían y que por las cuales muchos analistas internacionales acusaban a EEUU y Occidente de ser cómplices de estar ayudando al Estado Islámico y a otras organizaciones terroristas yihadistas”.

Ahora, la “oposición moderada” se siente abandonada por EEUU. Y casualmente ahora, la “oposición moderada”, EEUU, Francia y Alemania (estos últimos dos países ya se plantean la posibilidad de reabrir sus respectivas embajadas en Damasco), no ven en la caída de Bashar Asad, una prioridad. “Puede seguir”, dijeron con aire magnánimo, como si de ellos hubiera dependido esta nueva situación.

Esta nueva situación, se da básicamente gracias a la intervención de Rusia, — a pedido del Gobierno legítimo de Bashar Asad, y en respeto al derecho internacional —, a la que no le interesa una expansión del terrorismo en Oriente Medio, que pueda asomar luego peligrosamente por el Cáucaso.

El experto advierte que el programa de la CIA “era un plan de Obama del año 2013 que lógicamente ahora con el cambio de situación está volviéndose ya absurdo. El argumento, que es verdad, es un poco la excusa. Hay una realidad por debajo, y es el reconocimiento finalmente de que estos ‘rebeldes moderados’, no van a ganar en el terreno militar nunca ya a las tropas del Ejército sirio y las fuerzas aliadas del Gobierno de Damasco”.

“En el fondo hay un reconocimiento subliminal de la derrota de que ese plan primigenio de Obama de 2013 de derrocar a Bashar Asad con estas fuerzas de oposición moderadas y democráticas en Siria, ya en (el año) 2015 ó 2016 se veía que era un plan fracasado, con lo cual lo que se hizo fue alimentar más a las organizaciones yihadistas, y cuando éstas ya están siendo finalmente derrotadas, no sólo en el plano militar, sino también en el plano de la opinión pública internacional, (…) no les ha quedado más remedio (a EEUU) que ir eliminando, a unos desde el punto de vista militar — a los yihadistas —, y a otros desde el punto de vista político”, analiza Aguilar.

a subiéndose al bote salvavidas y mirando de lejos a los violinistas, Mike Pompeo le echó una de cal y otra de arena a Rusia. Al intervenir en el Foro sobre la Seguridad en la ciudad de Aspen, Colorado, dijo: “Confío en que haya esferas en las que podemos luchar contra el terrorismo junto con los rusos, y trabajo duro en esto. (…) Si Rusia tiene información que pueda ayudar en la lucha contra el terrorismo mundial, no simplemente tengo el derecho sino estoy obligado a trabajar con ella”.

Ya subiéndose al bote salvavidas y mirando de lejos a los violinistas, Mike Pompeo le echó una de cal y otra de arena a Rusia. Al intervenir en el Foro sobre la Seguridad en la ciudad de Aspen, Colorado, dijo: “Confío en que haya esferas en las que podemos luchar contra el terrorismo junto con los rusos, y trabajo duro en esto. (…) Si Rusia tiene información que pueda ayudar en la lucha contra el terrorismo mundial, no simplemente tengo el derecho sino estoy obligado a trabajar con ella”. Pero estaba atragantado el hombre, y la insensatez le jugó una mala pasada: “A Rusia no le interesa abandonar Siria, sino más bien le gusta entrometerse en los asuntos de EEUU allí”.

“El señor Mike Pompeo, actual director de la CIA, es una de las dos personas que estuvieron con Trump para tomar la decisión de abandonar el plan de entrenamiento y armamento de la oposición siria. El otro era el asesor de Seguridad Nacional (de EEUU), el teniente general (H. R.) McMaster. Evidentemente ha sido derrotado el director de la CIA Mike Pompeo, y su programa ha demostrado ser un fracaso, ha tenido que asumirlo y lo único que le queda es soltar majaderías e insensateces del tamaño de las que estamos escuchando”, sentencia Juan Aguilar.

*Javier Benitez es un reconocido y referenciado analista militar y asesoría en conflictos internacionales,

© 2017 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress