Home » EDITORIAL, INTELIGENCIA POLITICA » Stream 2: El Kremlin responde a la insidia polaca contra la conexión Rusia-Europa. las declaraciones de Polonia sobre Nord Stream 2 son “desafortunadas”

Stream 2: El Kremlin responde a la insidia polaca contra la conexión Rusia-Europa. las declaraciones de Polonia sobre Nord Stream 2 son “desafortunadas”

Fuente: elespiadigital.com

MOSCÚ (Sputnik) — Las declaraciones del primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, sobre el gasoducto Nord Stream 2 son “desafortunadas”, este proyecto es provechoso para Europa, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“Se trata de una declaración desafortunada, Nord Stream 2 es un proyecto comercial provechoso y económicamente fundamentado, y no solo es económicamente atractivo para el suministrador, sino para los clientes de ese gas en Europa, sobre todo en Alemania”, aseveró ante la prensa.

Anteriormente Morawiecki declaró en Hamburgo que tras la puesta en funcionamiento del Nord Stream 2 Rusia podría iniciar una ofensiva contra Ucrania.

“Heberto Padilla quiso ser el Solzhenitsyn de Cuba. Un error fatal”— del escritor Norberto Fuentes quien desgrana en “Plaza sitiada. Un libro para mis enemigosˮ su versión de la famosa sesión de autocrítica forzada del poeta en 1971, durante el llamado “Quinquenio Grisˮ en la que se vio involucrado. Con la asesoría especial del Experto en Servicios Especiales Dr. José R Alfonso. De venta en Amazon.com

Según el político polaco, podría tener lugar un “incremento de la agresividad” por parte de Moscú contra Kiev cuando el gasoducto ucraniano dejase de jugar “un papel tan importante”.

Peskov señaló que lo niveles de consumo de gas en Europa son crecientes.

“La alternativa al gas natural ruso es el gas licuado, incluyendo el estadounidense, pero estas producciones son considerablemente más caras”, indicó.

El portavoz del mandatario ruso indicó que “semejantes insinuaciones pertenecen quizás a la categoría de los intentos de politizar el proyecto”.

“Ustedes saben que hay muchos ataques, escuchamos amenazas directas contra el proyecto por parte de EEUU, esto no es otra cosa que la expresión de una competencia deshonesta y el intento de obligar a los europeos a comprar el gas estadounidense, más caro y más desventajoso”, añadió.

El proyecto Nord Stream 2 prevé el tendido de dos tuberías de gas con capacidad total de 55.000 millones de metros cúbicos anuales desde la costa rusa hasta Alemania por el fondo del mar Báltico.

Países como EEUU, Ucrania, Letonia, Lituania y Polonia expresan su rechazo a la construcción del gasoducto, alegando que haría aumentar la dependencia del gas ruso.

Moscú y Berlín coinciden en que el Nord Stream 2 es un proyecto puramente comercial.

Rusia y Turquía completan el tramo marítimo del gasoducto Turkish Stream

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, participa este lunes con su par turco, Recep Tayyip Erdogan, en una ceremonia en Estambul (Turquía) para celebrar la finalización del tramo submarino del nuevo gasoducto Turkish Stream.

Se trata de la sección del proyecto que se extiende a lo largo de más de 900 kilómetros bajo el mar Negro, desde la localidad rusa de Anapa hasta la costa turca de Kiyikoy. Trascendió que fueron completadas hasta este punto las dos líneas del gasoducto: una dirigida al mercado turco, y la otra a los países europeos que deseen conectarse.

Gazprom, el gigante energético ruso, había comenzado la construcción de la sección marítima del Turkish Stream en mayo de 2017. Según cita TASS al portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, los plazos de entrega fueron “excepcionalmente acortados”.

La Presidencia turca, por su parte, indicó que el nuevo proyecto entraría en funcionamiento para 2019.

Europa: potencial mercado

La siguiente etapa del proyecto consiste en la extensión del gasoducto en tierra hasta un punto a 180 kilómetros de la costa. Según lo previsto, uno de los ramales del gasoducto llevará el combustible hacia la frontera con Grecia, donde se pretende crear un centro de conexión para distribuirlo al resto de Europa.

Se prevé que a través del gasoducto puedan ser enviados hasta 31.400 millones de metros cúbicos de gas natural anualmente, lo que beneficiaría tanto a Turquía como a potenciales compradores como Grecia, Italia, Bulgaria, Serbia y Hungría.

En cuanto al impacto en Turquía, que también recibe gas natural ruso a través de la línea Blue Stream, se espera que el proyecto sustituya a un tercer gasoducto transbalcánico que fue establecido entre Rusia y ese país en la década de 1980.

El Kremlin anuncia que el Turk Stream tiene grandes perspectivas de crear nuevas redes

MOSCÚ (Sputnik) — El proyecto Turk Stream cuenta con grandes perspectivas de crear redes del gasoducto en diferentes países, reveló el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“Hay muchos países que pretenden actualmente obtener una red que conduzca a su territorio”, dijo el portavoz en una rueda de prensa.

Peskov aseguró que la cantidad de gas que pasará por el gasoducto resultará excesiva para Turquía, mientras en Europa se sigue registrando una gran demanda de ese combustible, y por eso “allí hay amplias perspectivas de crear nuevas ramificaciones”.

Según el portavoz, nadie duda de que se trata de un proyecto de alta rentabilidad, tanto de la primera como de la segunda tubería, pues, en caso contrario, nadie hubiera decidido participar en el mismo.

El proyecto Turk Stream incluye el tendido de dos tuberías con una capacidad total de 31.500 millones de metros cúbicos anuales de Rusia a Turquía, a través del fondo del mar Negro.

El tramo marítimo, con longitud de más de 930 kilómetros, se extiende desde la ciudad rusa de Anapa hasta la localidad turca de Kiyikoy, situada a unos 100 kilómetros al oeste de Estambul.

De allí el gasoducto se prolongará hasta la ciudad turca de Luleburgaz, donde será conectado con la red de distribución de gas del país, y se extenderá a Ipsala, en la frontera con Grecia.

Uno de los ramales se utilizará para suministrar gas directamente al mercado turco y el otro para transportarlo a Europa a través de Turquía.

Doble moral: EEUU compra gas ruso pese a sus propias sanciones

El intenso frío en el noroeste de EEUU hace que el precio del gas natural licuado (GNL) aumente un 40%. Las exportaciones a Europa y Asia se encuentran bajo una amenaza, al igual que la venta del combustible dentro del país. ¿Qué remedio le queda a Washington para satisfacer la demanda interna?

Se prevé que el próximo invierno será extremadamente frío en Estados Unidos, lo que influye en el precio del GNL. Mientras tanto, las reservas nacionales del combustible se encuentran en el nivel más bajo desde el año 2005.

Fue en octubre cuando el precio del GNL en el Henry Hub de EEUU era de 3,28 dólares por MBTU —la unidad de medida del gas licuado—. El 14 de noviembre ya era de 4,8 dólares.

Incluso con el aumento de la tasa de extracción, EEUU ya casi no tiene reservas de gas licuado para uso interno, ya que una gran cantidad fue exportada a la región asiática, opina Alexander Lesnij en su artículo para Sputnik.

A partir de ahora, la exportación de gas tampoco será una opción beneficiosa. El precio actual en el mercado asiático es de unos 10,38 dólares por MBTU. Mientras tanto, el precio del combustible estadounidense, incluidos los gastos del transporte, será casi igual: 10,35 dólares, como mínimo.

Los gastos del transporte afectarán incluso la rentabilidad del combustible en el mercado interno debido a las grandes distancias. Es decir, la importación de gas será un negocio más beneficioso.

En este contexto, Washington se ve obligado a adquirir gas ruso. Debido a sus propias sanciones, Estados Unidos no puede importarlo de manera directa y por lo tanto actúa a través de empresas mediadoras, por ejemplo, la francesa Engie.

Fue en 2017 cuando EEUU recurrió a una estrategia parecida e importó combustible ruso del Reino Unido con la mediación de la empresa francesa.

Hace poco, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, informó sobre tres petroleros con gas natural licuado ruso que se dirigían a EEUU desde el yacimiento ruso Yamal.

Los expertos prevén que las importaciones crecerán en el futuro próximo, ya que el clima en EEUU se hará más extremo. Por lo tanto, en invierno hará falta más gas para la calefacción, y en verano, más energía —y, como consecuencia, más combustible— para aire acondicionados y frigoríficos.

Al mismo tiempo, los analistas dudan que, en el corto plazo, la industria gasística de EEUU pueda satisfacer plenamente la demanda interna y aumentar las exportaciones.

© 2019 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress