Home » INTEL (G2) MEDIATICA (OSINT) » EL SEGUNDO REGRESO DE ISIS: EVALUAR LA PRÓXIMA INSURGENCIA DE ISIS

EL SEGUNDO REGRESO DE ISIS: EVALUAR LA PRÓXIMA INSURGENCIA DE ISIS

La reducción a cámara lenta del territorio y la fuerza de ISIS iniciada por el presidente Obama y continuada por el presidente Trump le dio al grupo tiempo suficiente para planificar y prepararse para la siguiente fase de la guerra. 

Por Jennifer Cafarella con Brandon Wallace y Jason Zhou –
Fuente: Instituto para el Estudio de la Guerra

RESUMEN EJECUTIVO 

El Estado Islámico de Irak y Al-Sham (ISIS) no fueron derrotado a pesar de la pérdida del territorio que reclamó como su llamado ‘Califato’ en Irak y Siria. Hoy es más fuerte que su predecesor Al Qaeda en Irak (AQI) en 2011, cuando Estados Unidos se retiró de Irak. AQI tenía alrededor de 700-1000 luchadores entonces. ISIS tenía hasta 30,000 combatientes en Irak y Siria en agosto de 2018, según una estimación de la Agencia de Inteligencia de la Defensa.

ISIS se formó a partir del pequeño remanente que quedó en 2011, un ejército lo suficientemente grande como para recuperar Faluya, Mosul y otras ciudades de Irak y dominar gran parte del este de Siria en solo tres años. Se recuperará mucho más rápido y a un nivel mucho más peligroso de la fuerza mucho mayor que todavía tiene.

La reducción a cámara lenta del territorio y la fuerza de ISIS iniciada por el presidente Obama y continuada por el presidente Trump le dio al grupo tiempo suficiente para planificar y prepararse para la siguiente fase de la guerra. 

La Coalición. ISIS se retiró deliberadamente y reubicó a muchos de sus combatientes y sus familias de Mosul, Raqqa y otras ciudades importantes en zonas de apoyo nuevas y antiguas en Irak y Siria.

Tenían un plan para recuperarse antes de que cayera el “califato” y lo ha estado ejecutando durante la campaña anti-ISIS llevada a cabo por las Fuerzas de Seguridad de Iraq (ISF), las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF) y el Anti-ISIS liderado por Estados Unidos.

La Coalición. ISIS se retiró deliberadamente y reubicó a muchos de sus combatientes y sus familias de Mosul, Raqqa y otras ciudades importantes en zonas de apoyo nuevas y antiguas en Irak y Siria. Las fuerzas de ISIS ahora están dispersas en ambos países y están librando una insurgencia capaz.

ISIS comenzó a reconstituir capacidades clave a fines de 2018 que le permitirán enfrentar una insurgencia aún más agresiva en los próximos meses. 

Heberto Padilla quiso ser el Solzhenitsyn de Cuba. Un error fatal”— narrado por el escritor Norberto Fuentes quien desgrana en “Plaza sitiada. “Un libro para mis enemigos” su versión de la famosa sesión de autocrítica forzada del poeta en 1971, durante el llamado “Quinquenio Grisˮ, en el que se vio involucrado, que significo el fin de la luna de miel de la intelectualidad occidental con la Revolución Cubana y, especialmente con su líder, Fidel Castro. Con la asesoría especial del Experto en Servicios Especiales Dr. José R Alfonso. De venta en Amazon.com[

El líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, afirmó un mayor control operacional sobre sus fuerzas en Irak y Siria en junio de 2018 y está reconstituyendo las estructuras de comando y control. ISIS también está reconstituyendo su capacidad para detonar oleadas de dispositivos explosivos improvisados ​​(VBIED, por sus siglas en inglés) en vehículos en Irak y Siria, la firma de sus primeras campañas que condujeron a la conquista de Fallujah y Mosul en 2014. Ya detonó a VBIED en ciudades liberadas Incluyendo Mosul y Raqqa. ISIS también reanudó los comunicados de prensa estandarizados en julio de 2018, lo que indica que ha reconstruido las capacidades de los medios clave.

La insurgencia de ISIS crecerá porque las áreas que ha perdido en Irak y Siria aún no son ni estables ni seguras. 

En Irak, ISIS ha eliminado sistemáticamente a los líderes de las aldeas y a los civiles que cooperaron con las fuerzas anti-ISIS. Su objetivo es debilitar la resistencia y alimentar la desconfianza de la población hacia el Gobierno de Irak. 

Ha reimpuesto impuestos a las poblaciones locales en sus zonas históricas de apoyo, desplazando a civiles y de facto. Controlando pequeños focos de terreno en Irak. 

En Siria, ISIS está librando una insurgencia de tres frentes contra el SDF respaldado por Estados Unidos, el régimen del presidente sirio Bashar al-Assad y la afiliada siria de Al Qaeda, Hay’at Tahrir al-Sham (HTS). Su campaña degrada las estructuras de gobierno y detiene los esfuerzos de reconstrucción, contribuyendo a la perpetuación del fracaso del estado y la violencia en la Guerra Civil Siria.

ISIS buscará restablecer el control territorial en Irak y en Siria. Probablemente tendrá éxito si Estados Unidos se retira. El apoyo estadounidense sobre el terreno en Siria es coherente con elementos SDF dispares que casi con seguridad se fracturarían si Estados Unidos se fuera.

La presencia estadounidense en el este de Siria permite operaciones de inteligencia y operaciones aéreas vitales que no podrían reemplazarse si Estados Unidos se retirara. También disuade a Turquía de invadir el noreste de Siria, lo que causaría, como mínimo, que la SDF retire las fuerzas del Valle del río Eufrates Medio para defenderse de Turquía en el norte, creando aún más espacio en el que ISIS podría reaparecer. Un SDF fuerte y capaz en el este de Siria también es necesario para evitar que ISIS use a Siria como base para alimentar su campaña en Irak.

El próximo éxito de ISIS podría ser incluso más devastador que su campaña de 2014. Sus provincias externas fuera de Irak y Siria están contribuyendo con recursos a su insurgencia en esos países mientras le dan a la organización un impulso global renovado. 

ISIS declaró el inicio de una nueva campaña mundial llamada “Batalla de desgaste” el 31 de mayo de 2019. Su propaganda instruyó a sus fuerzas para tomar el terreno temporalmente como una forma de atraer a sus oponentes. La capacidad de ISIS para hacer campaña simultáneamente en el extranjero, en Irak y Siria le brinda nuevas oportunidades.

Su reconstitución exitosa de un califato físico en Irak y Siria produciría nuevas oleadas de ataques de ISIS en Europa y legitimaría peligrosamente la narrativa de la inevitable victoria a largo plazo de ISIS.

Los Estados Unidos están repitiendo un error crítico al priorizar este esfuerzo en un momento crucial en el que nuestras ganancias son las más frágiles. Los EE. UU. Deben tomar medidas inmediatas para frenar el resurgimiento de ISIS en Irak y Siria, incluyendo detener e invertir la retirada actual de Estados Unidos de Siria. Será necesario más apoyo estadounidense a la SDF. 

Los socios y aliados estadounidenses deben contribuir, pero debe reconocer que es el único país con capacidad y claridad moral para liderar este esfuerzo. Los Estados Unidos también deben priorizar y ampliar las operaciones de ayuda humanitaria para ayudar a amortiguar el atractivo de ISIS, especialmente entre la gran población de menores traumatizados que viven en campos de desplazamiento en todo el Medio Oriente. Estas acciones pueden ayudar a reducir la tasa y la escala del recrecimiento de ISIS y proporcionar a los EE. UU.

Turquía se opondrá al aumento del apoyo estadounidense al SDF. Estados Unidos debería centrar sus esfuerzos en aumentar la fuerza y ​​la capacidad de los elementos árabes de SDF, que no amenazan a Turquía tanto como a los elementos kurdos. El apoyo a estos grupos árabes permitirá a EE. UU. combatir mejor la insurgencia de ISIS, que es más fuerte en las áreas árabes, y también disminuirá la dependencia general de la SDF en las fuerzas kurdas a las que Turquía se opone. Los Estados Unidos deben condicionar un mayor apoyo al SDF en las reformas de su comportamiento para garantizar que representa tanto a los árabes como a los kurdos, independientemente de si apoyan o no la ideología política del SDF.

© 2019 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress