CUBA: Cómo se fabrican los ataques al Blog “La Joven Cuba” (LJC)

Foto: ECE Connection

El autor de este texto pidió publicar sin su nombre por razones que le serán obvias al lector, a continuación respetamos su voluntad y compartimos esta denuncia con nuestros lectores.

Escribo esto a propósito de la campaña contra La Joven Cuba. Fui profesor universitario de Historia de Cuba en mi querido país, ya hace un año que no vivo allá y trato de mantenerme al tanto de cuanto ocurre. Considero a LJC una publicación seria y democrática. He leído artículos que comparto y otros con los que estoy en desacuerdo. Y quiero decirles que desde hace varios años en las universidades cubanas se orientó a los profesores de los departamentos de Marxismo e Historia leer sus artículos y publicar críticas a ustedes, porque les consideran subversivos.

Quiero decirles que yo no sabía que existía una publicación que se nombrara La Joven Cuba. Fue así que los conocí y comencé a leerlo y no veía nada de subversión político-ideológica como afirmó mi Jefe de Departamento. Él también expresó que la publicación era realizada por jóvenes universitarios de Matanzas, y aún más me picó la curiosidad de ver cuál era el contenido.

Recordé los tiempos de mi juventud cuando se prohibía la música rock, a José Feliciano, Roberto Carlos, Rafael, Julio Iglesias… y todos oíamos lo que se prohibía, muchas veces desde la Glorieta del parque de nuestro pueblo. También hacíamos lecturas de literatura considerada nociva, porque lo prohibido es lo que más nos llama la atención. Resumiendo, la campaña  contra LJC en el momento que le conté no prendió, al menos en la universidad donde trabajaba, incluso algunos profesores comentaban en voz baja a partir de que conocieron su publicación, que mucha verdad era escrita por ustedes.

La campaña contra LJC fue dirigida desde la Dirección Nacional de Marxismo-Leninismo en combinación con el Ministerio del Interior.

Esto ocurre debido a que aparecieron artículos en su web sobre la posibilidad de una Tercera Vía. Pero algunos profesores conocían su publicación y a escondidas se las pasaban. Que yo sepa nadie desde mi departamento dedicó esfuerzos a debatir sobre esto, pero ya se había constituido un grupo de profesores en todos los departamentos de Marxismo en Cuba para rebatir lo que salía en publicaciones como la de ustedes. Y LJC molestaba.

Se nos encargaba discutir con profesores e intelectuales cubanos, pero no se podía decir que quien escribiera lo hacía a título del departamento o de la universidad. Era con una mentalidad de contingente de la construcción, si alguien opinaba algo, ahí mismo se daba una reunión donde se decía qué se debía decir y se enviaba copia al jefe de departamento.

Incluso se hizo críticas a libros que eran publicados en Cuba. Es triste lo que digo. También muchas veces quien hacía estas respuestas no tenía la preparación adecuada. La persecución en aquellos momentos a LJC parece que fue algo pasajero, pues solo se habló en dos ocasiones del tema.

69 Comentarios

 Agrega el tuyo

1 Armando Gomez 

Responder Pienso que la Jovencuba es un exelente lugar para debatir,es una pena que la mayoria de los jovenes en Cuba no tenga la facilidad de entrar en el debate;que Cuba no evolucione como debe no es cuasualidad,los dirigentes se han quedado en los años 60,hace unos dias decia el presidente que las calles eran para los revolucionarios,me pregunto,que pasa entoces con el joven que puede crear 20 puestos de trabajo, sacar adelante una empresa, pagar impuestos pero no entra en el marco de revolucionario,es una pena,muchos de esos jovenes se han visto obligados a emigrar,los jovenes de hoy son tan buenos o mejores que los que hicieron la revolucion del 59,solo que a los de hoy les han cortado sus alas.

2 Castellanos 

Responder Normal en un país de gobierno totalitario como Cuba, donde hay un único partido político reconocido por la ley y no existe la libertad de expresión, asociación prensa y movimiento.
Cualquier idea que se salga del rígido canon de la doctrina oficial es considerado «subversiva» y será perseguida de una manera u otra.
A los señores de la élite del partido único les molesta que alguien no les apoye incondicionalmente a pesar del tonelaje de disparates que han cometido, cometen y cometerán debido al sistema/modelo imperante en la isla.
Sin embargo, el desvencijado bote del socialismo cubano hace aguas por todas partes y la revolución inmóvil ya no da más. La crisis económica permanente con su endémica escasez y desabastecimiento, a lo que ahora se suma un gobierno torpe e ineficaz desesperado por conseguir algunos dólares, ha aumentado la irritación de los cubanos, mismos que los gobernantes se ven obligados a mantener bajo un ridículo sistema represivo con una especie de policía física y del pensamiento compuesta por cubanos que se prestan para eso en su indignidad.
La revolución cubana está muerta como solo puede estar un sistema que no satisface las necesidades materiales y espirituales de la gente. Ni discurso le queda. Y lo peor, los cubanos carecemos de un mecanismo que nos permita sacar del poder a esos ineptos que han destruido a la ex Perla de las Antillas hasta dejarla en la ruina total.
Esos señores se han comido el país sin misericordia alguna. Viven como reyes en las narices de un pueblo hambreado y constantemente se ven obligados a recurrir a procedimientos tan bajos como el de perseguir un simple blog como LJC.
Los del partido único, los del gobierno y los de la inservible ANPP (que al final es la misma cosa) no nos sirven ni nos representan. Hace mucho tiempo que esos señores son una clase en sí y para sí.
Y para terminar, no cesa de asombrar el aguante del pueblo cubano. Parece que esos señores pueden hacer casi cualquier cosa con nosotros sabedores de que el miedo nos paraliza. Nos machacan y machacan con una burla que solo se puede ejercer sobre un pueblo dócil sin recurso alguno para defenderse de los abusos procedentes del poder.
Solo me consuela creer que, a pesar de muestra inacción y adormecimiento como pueblo, todo tiene un límite.
Gracias al articulista por su denuncia anónima. Su nombre es lo de menos. Lo más importante es que haya salido a la luz pública, una vez más, que Cuba está viviendo como país su etapa más negra desde su nacimiento como nación. Duele ver como usan a una parte del pueblo contra otra para prevalecer sobre todos, que es el verdadero objetivo de ese pequeño grupo de privilegiados que todavía se atreven a llamar su desastre con el nombre de «revolución».

3 Luis Enrique 

Responder Cuando leo sobre estas campañas «subterfugias», sean orientadas por el más alto nivel o no, solo puedo recordar la ingeniosa frase de Rubén Darío: «Si los perros ladran, Sancho, es señal que cabalgamos»

4 Azul

Responder La estrategia desde el 59 hasta nuestros días es hacerte sentir que todo lo que respecta a tu vida,y la de los tuyos, depende 100% de lo que ellos te permitan,e inclusive,lo que ellos te vendan. Si tú,como ser individual,en un momento sientes que ya no aguantas más,y que vas a perder el miedo y salir a gritar todas las frustraciones que llevas por dentro, entonces encuentras que tienes una familia, alguien muy querido por tí, que de una forma u otra va a ser afectado por las consecuencias de tus actos.

Y ahí comienza tu «Via Crucis» , porque sabes que ellos tienen el poder suficiente para aniquilarte,pero además aniquilar a tu familia,a tus amigos,a todo lo que te rodea.

Pero no es la aniquilación física,no es la tortura colporal,no,es una mucho más grave. Es la muerte social,pero cual cáncer,cual tumor maligno,van haciendo metástasis en todo lo que tenga olor a tí. Y llega el momento del zarpazo final. Entonces te presentan como ANTICUBANO. Sí, llevan muchos,pero muchos años condicionando la mente del pueblo cubano, adaptándolos a la maquiavélica idea que todo lo contrario a gobierno, es contrario al pueblo,como si fueran indivisibles. Y entonces esos que también tienen mucho que perder,cegados por el miedo a caer en el mismo saco que tú, sacan a flote toda la doble moral posible,y , en algunos casos, porque no, también su absurda inocencia de confiar en toda esa muela absurda,pero repetida hasta el convencimiento.Pues esos, prefieren vivir con el remordimiento de haber ayudado a hundirte más en el ostracismo, a ser la » nada cotidiana» a costa de seguir con el agua al cuello,pero respirando aún.

5 Castellanos 

Responder No sé al resto de foristas, pero a mi me produce una tremenda sensación de vergüenza ver las tiendas militarizadas, a nuestros compatriotas haciendo colas de horas y más horas a ver si alcanzan un pedacito de pollo o algunas croquetas mal hechas para llevar a ellos y su familia algo que comer.
Les marcan el brazo con números, les piden su identidad, algunos duermen en la cola para ser de los primeros y poder así alcanzar algo, cualquier cosa. Es verdaderamente desmoralizante ver eso.
No sé trata de simple ideología, pero lo cierto es que en ningún gobierno republicano de antes de 1959se vivió tanta miseria. Cuba no era así aunque tuvo problemas propios a cualquier nación. Lo de ahora no admite comparación.
No hay que alardear de patriotismo, ni de anti nada, basta ver el panorama, la realidad y la tendencia del Frankestein cubano para sentirse mal.
Luego ves a los ineptos de la élite partidista descargar los mismos discursos gastados de siempre y no te queda otra que sentir pena y hasta cierta ira.
Ninguno de los países del Este europeo que practicaron ese tipo de modelo demencial que aún hay en Cuba han vuelto atrás.
Debe ser por algo. Y ese algo, para que dar vueltas, es que comprendieron por la vía del dolor que ese sistema socioeconómico conocido como «socialismo» no sirve para nada.
A ver si aprendemos la lección porque después, cuando se comience a repartir la piñata revolucionaria a todo volúmen y velocidad, los que hoy nos machacan se convertirán en los multimillonarios y dueños «legales» de la riqueza nacional en el peor y más chapucero de los capitalismos conocidos.
Y digo más: la repartición de la piñata ya ha comenzado.

6 Carlos 

Responder Nada nuevo! Triste pero así ha sido por mas de seis décadas. Si alguien esta en descuerdo un tantico así, el aparato le pasa la cuenta. ¿Cuantas vidas, familias, generaciones se han destruido por el mal actuar del PCC?

7 Castellanos 

Responder Mira, Carlos:

8 Carlos  Asi mismo compa, vamos por los coleros, por Carlos y Castellanos, y por todo aquel que no sigua la linea del PCC y vamos a ponerle multas, prohibir la entrada, presos. Terroristas lo que son.

9 Tony 

Responder La fabrica de ataques contra LJC, pronto llegara a su fin, ya esta perdiendo tracción en sus ruedas y el motor esta fundido, todo lo que se ha dicho, por montones de comentaristas, se a cumplido, hoy hasta los editorialistas de LJC reconocen que estaban equivocados y son parte de nuestra diaspora.

1. El pais no es democrático, ni siquiera socialista como sueñan los izquierdistas de aqui.

2. La presion económica contra el regimen (ética o no ética) ha sido eficaz finalmente, la pandemia termino con cualquier esperanza que tuvieran los gobernantes cubanos de sobrevivir sin la ayuda del exilio.

3. La dolarización del pais con la despenalización de impuesto del 10% sobre los dólares, la venta de Bonos del Estado Cubano, la eliminación de la lista de trabajos por cuenta propia, etc, etc, fueron varios de los planteamientos que los exiliados habían pedido al regimen cubano, muchos cubanos perdieron sus puestos de trabajo, fueron encarcelados por estos planteamientos en la ultima decada.

Frente a esta crisis no hay otro camino en el exilio, que redoblar el cerco al regimen cubano, no sera ético, ni moral, pero es tremendamente funcional y 60 años con esos inmorales y descarados en el poder, el método es valido y justificable desde mi punto de vista, el regimen cambia y democratiza la isla o los «cambiaran», fíjense, no dije los (exilio) cambiamos, dejamos al regimen cubano en manos de la «Bomba de los Négrones».    Saludos 

PD.- Como el profeta Isaías fui la «Voz que clama en el desierto», pero se cumplió, el regimen cubano hoy, es tanto o mas capitalista que Yo! Solo les queda democratizar el pais para entrar por la gran via del Capitalismo Liberal.

10 Alina Lopez 

Responder Soy perfectamente conciente de lo que aquí se denuncia. El día de la presentación de mi libro me extrañó ver algunas personas, una de ellas en particular de Departamento de Marxismo de la Universidad de Matanzas, del que me separan muchos puntos de vista, alguien que poco antes, en un muro ajeno de Facebook, había hecho una pésima valoración sobre mí, sin embargo ahí estaba, incluso con su esposa, para comprar los libros. Después un amigo del propio Departamento de ML me confirmó que habían recibido la tarea «por el Partido» de ir a la presentación.

11 Castellanos 

Responder«Yo te vigilo. Tú me vigilas. Ustedes se vigilan. Vosotros os vigiláis».
Tal es el esquema policíaco de los regímenes en los que no se respetan las libertades individuales (léase totalitarios).
Mucha razón tuvo quien dijo que no se concibe el socialismo sin represión.
Saludos, profesora.

12 Alina Lopez  Castellanos
Aun cuando el modelo de socialismo real y las experiencias vividas no nos permitan ser más optimistas, yo no creo que ese sistema implique una relación de proporción directa con la represión, si hubiera verdaderamente socialización de los medios de producción, de ahí el término socialismo, y no la estatalización burocrática de Estado que es lo que tenemos en realidad, la censura y las presiones ideológicas no estarían a la orden del día.

13 Castellanos  Profesora, el problema está en que ese socialismo maravilloso no ha llegado. Ni siquiera hay un solo precedente en el que nos podamos apoyar. Hasta momento es solo una utopía.
Lo que sí podemos decir es que lo que conocimos y conocemos como socialismo es inseparable de la represión.
Desde el mismo momento en que usted no puede gozar de la libertad de expresión, asociación, movimiento y prensa, todo ya está cantado para que si se atreve a violar lo que los señores del partido establecen sufra persecución por ello.
En el socialismo que conocemos, profesora, la discrepancia está penalizada.
Saludos

14 Alina Lopez  Convengo en decir entonces que «en lo que se hace llamar socialismo», que presume de una ideología única como falsa utopía, la discrepancia está penalizada.

15 Castellanos  Lamentablemente es el único tipo de socialismo que conocemos, profesora. Si un marciano llegara a la Tierra y preguntara por el socialismo no tendríamos otra cosa que mostrarle que el socialismo represor que todos conocimos y conocemos. ¿Que otra cosa podríamos poner sobre la mesa? 

16 Alina Lopez  Podremos intentar hacer algo mejor, ¿o cree que los marxianos quedarían satisfechos con lo que se le puede enseñar en otros países no socialistas?

17 Castellanos  De algo sí podemos estar seguros, querida profesora, los marcianos verán que dos de los países con más problemas son Cuba y Corea del Norte. También verán que de los países más avanzados ninguno es socialista.
Eso hará pensar a nuestro visitante. 

18 Carlo 

Responder Siento mucho Alina su vivencia, pero gracias por compartir. No se puede creer que algo bueno saldra de ese Partido.

19 Ivette García 

Responder No dudo para nada lo que dices y lamento que esos enviados se hayan llevado libros porque tengo entendido que la tirada fue cortísima y había mucha gente interesada en adqirir el libro, que no lo pudo conseguir. Es que es una vieja práctica, también se ha usado para ir a ver películas como aquella de Alicia en el pueblo de maravillas, o asistir a algunas misas y peregrinaciones, es la misma lógica de los grupos de respuesta rápida, y así de otras tantísimas experiencias, que cual si no conociéramos la la historia, ahora se repiten creando grupos inmensos para «enfrentar coleros,etc», en vez de sembrar y criar pollos.

20 Marxismo callejero 

Responder Nosotros vivimos en un país en el que los idealistas son mayoría. No tengo la estadística y mi cálculo es, lo reconozco, » a ojo de buen cubero». Esa carácteristica nos hace una tierra muy especial. Hay algunos como el señor Castellanos que idealizan el capitalismo como si estuviera constituido por Repúblicas impolutas y perfectas y creen encontrar en ese modelo la panacea que mañana mismo provocará un aguacero de pollo, detergente y libertades plenas. Tienen a su favor un argumento que no por pedestre deja de ser bien poderoso. «Sí es verdad que hay problemas pero ¡¡¡Tenemos jamaaaaaa!!!!».
Pueblo mío lo que nos estamos perdiendo por come m…..
También hay otros que tenemos un ideal inverso y con insomnio sabemos de otro socialismo posible. Este país es mágico la verdad.

21 Ivette García 

Responder Marxismo, coincido en lo que dice de las posiciones extremas y también con Alina en lo que toca a la visión limitada del socialismo basándose en las experiencias conocidas..

Yo creo que uno de nuestros problemas, ,si no el peor, al menos en el área del pensamiento, es la inclinación a las visiones extremas, creo que hasta se encuentra un poco en nuestro ADN, ahí está aquello de que el cubano cuando no llega se pasa. Y es cierto porque somos un pueblo de grandes pasiones.

Al mirar comparativamente ambos sistemas, capitalista y socialista, no se puede dejar de reconocer que el socialism es un sistema muy joven, poco más de un siglo, al contrario del capitalismo, que se ha podido reinventar varias veces. Cierto que las experiencias de los modelos implementados no nos dan mucho respiro ni fuerza moral porque han demostrado serias limitaciones para adaptarse a los tiempos, para alcanzar el desarrollo económico, para reformarse sin perder las esencias y cuando algunos han logrado esas reformas de manera exitosa, entonces se han quedado cortísimos en materia política, de derechos humanos y democracia. Por tanto, como lo veo, no queda de otra que reinventar un modelo de socialismo que honre su nombre y sea próspero, sostenible y democrático.

Y si,es un ideal, en el caso de Cuba siempre hemos tenido una nación real y una soñada. los cubanos estamos siempre insatisfechos con lo que tenemos y eso es bueno. Además, el día que el ser humano deje de tener ideales y soñar, estaremos contra nuestra propia naturaleza y por tanto nos anularíamos para cualquier empeño.

22 Azul

Responder Profesora y Marxismo ….: Verdaderamente Castellanos en sus escritos va casi siempre a los extremos,pero ¿ Acaso hemos Sido enseñados y/o adoctrinados de otra forma ?
¿ No es desde las alturas de este «pedazo de tierra en el mar » que se nos dice que del lado de «allá» todo es negativo, excepto los dólares y el pollo,por supuesto ?

El señor Castellanos,por lo que leo,parece vive extrafrontera,pero eso no quita que haya sufrido durante un tiempo la obediencia ciega y absoluta de los que mandan aquí. Y eso no se elimina de la noche a la mañana. Se pega en nuestro ADN y, sin quererlo, muchas veces, seguimos padeciendo estas consecuencias. Una de ellas, absolutizar e ir hacia los extremos cuando de patria y país se trata.

Y eso va a costar mucho,pero mucho trabajo desaparecerlo, al igual que la doble moral,el robo de recursos, la adulteración de precios y productos y el largo etcétera de desgracias que acarreamos.

23 Fabio 

Responder Llevo casi diez años trabajando en el Dpto de Historia de Cuba de la UH y nunca he recibido la orientación de leer La Joven Cuba en función de criticar lo que allí se publica. Menos aún he estado en alguna reunión donde -con «espíritu de contingente» , para parafrasear al autor»- se haya modelado un texto con el objetivo de polemizar con alguna opinión no bienvenida. Hablo solo desde mi experiencia personal. Apunto además que no me gusta el anonimato de este tipo de texto.

24 Alina Lopez 

Responder Fabio, conociéndote, estoy segura de que no te hubieras prestado para algo así, cuando has tenido diferencias, en múltiples ocasiones, las has planteado de manera fundamentada y aun cuando no hayamos estado de acuerdo, y a veces incluso sí lo hemos estado, ha sido un diálogo respetuoso.
El Departamento de Historia de Cuba se subordina a la Dirección de ML del MES? No estoy segura pero no lo creo. Tengo en tu departamento amigos y conocidos y sé que estás diciendo la verdad. Pero puedes estar seguro de que aquí tampoco estamos mintiendo. Saludos cordiales.

25 Azul

Responder Favio : ¿ Uste nunca oyó eso de » Si no vas a la escuela al campo no coges carrera «? O aquello de la obligatoriedad de las » marchas del pueblo combatiente » ,los «mítines de repudio «, los trabajos «voluntarios».

Si no los oyó tampoco,o acaso los sufrió, entonces no sé preocupe, usted está hecho de «antimateria» pa’ los retrancas. Usted no ha existido para ellos jamás.

26 Castellanos 

ResponderHay algunos como el señor Castellanos que idealizan el capitalismo como si estuviera constituido por Repúblicas impolutas y perfectas y creen encontrar en ese modelo la panacea que mañana mismo provocará un aguacero de pollo, detergente y libertades plenas.

Eso lo dice usted porque no me lee bien, amigo Marxismo callejero. 
Lo que sí he dicho una y mil veces es que la democracia y la economía de mercado son la base del éxito de los países más avanzados del mundo y que es la mejor solución para Cuba en estos momentos ultra difíciles en que nos metió el socialismo. Y mucho me temo que usted lo sabe también.
La falta de libertades se elimina reconociendo las libertades a las que todos tenemos derecho como seres humanos. El horrible modelo económico que hay en Cuba se elimina descentralizado la economía y permitiendo el despliegue de nuestras fuerzas productivas.
Si usted vive fuera de Cuba, ¿por qué cree que cuando va a una tienda hay de todo sin cola ni coleros?
Yo, como usted, tengo muchos elementos para decirle lo bueno y lo malo de la democracia y la economía de mercado. Pero usted, querido amigo, no tiene absolutamente nada que mostrar del tipo de sociedad que desea porque sencillamente no existió ni existe fuera de la mente de los fans del socialismo en estado puro. Lo más cercano es el llamado «socialismo real» y mire usted la clase de hueco en que nos metió.
Usted tiene todo el derecho a pensar como piensa, pero creo que lo que menos necesita Cuba ahora es de soñadores. Como ejercicio intelectual pasa y hasta puede ser divertido, pero poco práctico para la vida real.
Yo hasta he llegado a decirle, amigo, que su modelo de sociedad es deseable, maravillosa, pero …. ¿dónde podemos encontrarla? ¿Lo sabe usted? ¿Puede mostrarnos siquiera un (1) precedente?
Haga un listado de las 100 naciones más avanzadas del mundo y dígame luego si vio alguna que no practique la economía de mercado. ¡Una sola!
Le aseguro que lo más que va a encontrar es a dos naciones de partido único como China y Vietnam, pero con economía de mercado también, sociedades que, por cierto, no son para nada deseables para un amante de las libertades.
Entonces: ¿quién es el idealista entre nosotros dos?
Reciba un saludo y mis respetos.

27 Sanson 

Responder Cuando se trata de Cuba ya no se sabe ni a quien creerle. Es cierto que Elaine Diaz se fue para Estados Unidos y aplico por la ley de ajuste cubano?.Va a hacer Periodismo de los barrios de Miami o se ligara con esos que viven entre dos aguas?.

28 Alina Lopez 

Responder Sansón, escríbale a ella y pregúntele.

29 Sanson  Podria hacerlo, pero recuerdo que cuando tenia el «bolg de Elaine» en la epoca en que todavia no habia estado en USA le pregunte algo y fue extremadamente grosera en su respuesta que aun debe estar en dicho blog. Ademas tendria entonces que preguntarle a muchos que se han montado en el mismo tren y seria lo de nunca acabar.
Gracias de todas formas.

30 Joaquin Benavides 

Responder No me parece obvia la causa de que el autor del comentario no lo haya firmado. Quien escribe algo debe firmarlo. ¿A que le teme?

31 Alina Lopez 

Responder Le respondo enseguida estimado Benavides, teme que tomen represalias con su familia que continúa viviendo aquí, si cree que su precaución es exagerada pídale a Harold Cárdenas por privado que le cuente su experiencia personal. Saludos.

32 Jagger Zayas Querol  Lo que está sucediendo con LJC no es nada nuevo y no puede ser de otro modo.
Recomiendo la lectura de la, creo yo, obra póstuma de León Trostky, «La Revolución Traicionada» y reconocerán en ella innumerables rasgos de nuestra vida y sociedad presentes hace varias décadas y lo que es peor, el destino que tuvo, su autor, el segundo revolucionario de la Revolución de Octubre.
Corrió mejor suerte, el no hace mucho publicado, «Socialismo Traicionado» de autores marxistas estadounidenses y con prólogo de Ramón Labañino, uno de los 5 heroes y de la Red Avispa que no sucumbió a las dádivas y sobornos para que traicionara a su Patria.
Lamentablemente, esta última obra, aunque a mí juicio, es muy buena en el análisis de la caida o implosión del «Socialismo» en la ex Unión Soviética y Europa del Este, no llegaron a las causas más profundas del cataclismo social que en esas naciones ocurrió y se quedaron en la subjetividad y «errores» cometidos allá. No llegaron a determinar que la contradicción principal era la que existe en esa concepción de Socialismo de tener el modo capitalista de producción y el intento de modo de distribución socialista, contradicción que llevó al fracaso aquello que resultó un experimento fallido.
A quienes develen esas causas que atentan contra el poder y los privilegios y prebendas del circulo dirigente, estará dirigida la represion del Estado-Partido, tanto como a la contrarrevolución miamense. Ellos y sólo ellos piensan que tienen la razón que la imponen por la fuerza y todos los medios de pais que están en sus manos.
Saludos.

33 Jose A. Huelva G 

Responder Pues yo veo bien que se haga la denuncia sin revelar el autor cuando se trata de proteger a sus familiares en la isla. Me importa el mensaje, no el mensajero. Ya decido yo si creerlo o no.

Lo vergonzoso es que debamos andarnos protegiendo al practicar la «libertad de expresión», esa que dicen abunda en Cuba y de la que tanto se miente cuando estamos frente a la ONU u organismos internacionales.

34 Evelio 

Responder Siguiendo el hilo del dialogo entre Castellanos y Alina:

No existe hoy un sistema socialista que no se base en la represion. Punto. Pero ademas no existe un sistema socialista hoy que no este basado en la mentira mas absoluta. Hasta las plazas llenas en el socialismo son falsas, estan llenas de personas (sin negar que tambien hay algunos autenticos) que estan ahi por temor a no estar, o por aburrimiento sencillamente. Hasta las misiones internacionalistas estan llenas de esos casos.. y recientemente pues, para resolver. Cuando mi padre se metio 2 abriles en Angola a finales de los 70 no fue para resolver, fue para no marcarse… y como el otros tantos, lo se porque el no me miente, y me lo dijo. Eso, repito, no niega la presencia de autenticos, pero no son todos, ni siquiera mayoria.

Todo es mentira… todo es una farse, todo es impuesto a traves del miedo.

Y digo mas, yo no se quienes le pagan a los llamados disidentes, pero independientemente de quienes le paguen, ellos denuncian estas cosas y, cuando lo hacen, dicen sencillamente la verdad… aunque les pague el mismo Trump. Quien miente es el gobierno de Cuba, aunque sea muy… soberano. Ah, y soberano es el gobierno, un pueblo sin derechos no es nunca soberano, aunque no le responda a los yanquies.. que si lo hace, no hay latino al que le guste mas USA que a los cubanos.

35 Ivette García 

Responder He tenido siempre una opinión muy positiva de LJC, especialmente porque a partir de textos serios y casii siempre de interés general, propicia y mantiene un espacio alternativo de debate inteligente, muy útil y que trasciende, a pesar de muchas dificultades de todo tipo, desde las materiales, hasta las referidas a las incomprensiones y condenas de los dos extremos, uno porque no ve salida para Cuba y desea soluciones extremas y el otro que está dentro y es parte de nuestro bloqueo interno, parte de ese pensamiento conservador, estalinista y burocrático, que no acepta el disenso y ve en cualquier crítico a un enemigo.

36 Marxismo callejero 

Responder Ivett: Mi coincidencia con lo que plantean usted y Alina en sus comentarios es total. Los ideales son el camino. La vida es la lucha.

37 Diuber 

Responder Aprecio ciertas huellas de la lucha en algunos de LJC, lo cual me parece natural. Ojalá no se dejen empujar fuera del carril. Hay tontos empujando de un lado y cabrones tirando hacia sí del otro. Martí dijo algo así como que la libertad cuesta caro y se ha de estar dispuesto a pagar su precio o a vivir sin ella.

38 Alina Lopez 

Responder Diuber, las palabras «carril» o «línea» siempre me han provocado un sentimiento de rechazo, me siento instrumentalizada, conducida, convocada. Prefiero decir que actúo a partir de mis convicciones, motivada por mis análisis, como bien citas a Martí, esa es la libertad, libertad para decidir por mí, y claro que estoy dispuesta a pagar su precio. Ya lo hago.

39 Diuber 

Responder Un dia le preguntaron a Silvio si alguna vez había sido censurado en Cuba y respondió que alguna vez había sido censurado en Cuba y mencionó otros países pero que nunca tanto como en EEUU.
Desde el poder político de Cuba pueda que alguien los vea como un peligro. Lo son: un peligro para la mediocridad y los intereses mezquinos. Pero el peligro mayor lo son, si no cambian el rumbo, para los que pretenden apoderarse de Cuba. Esos no se van a quedar de brazos cruzados. Pero siendo tan hábiles como son no será fácil verlos venir.

40 Castellanos 

Responder Diuber: de tanto prepararnos para evitar que se apoderen de Cuba, ni cuenta nos dimos que quienes nos dijeron eso por décadas son hoy los dueños absolutos del país.
De Cuba ya se apoderaron los de la élite del PCC y el gobierno cubano.

41 Castellanos 

ResponderUna pequeña aclaración: Yo no soy un extremista. Estoy profundamente convencido que el socialismo no es mejorable y que no lo es porque está atado rígidamente a sus fundamentos. Y la experiencia lo ha demostrado con creces. Cada vez que ese sistema se ha tratado de reinventar ha sido para mal. De hecho, se cayó cuando lo intentó de verdad. ¿Lo recuerdan?

La izquierda comunista: Tiene la mala costumbre de creerse poseedora de las virtudes humanas. Se apropia de ellas en su discurso solo para llegar al poder. Cuando lo logra saca sus verdaderas intenciones a flote. Las sociedades modernas menos libres han sido aquellas en las que los comunistas llegaron al poder. Y todos lo sabemos.

El socialismo en estado puro: Nadie niega que suena muy bien. Que todos seamos propietarios de los medios de producción es de desear, pero no puedo menos que sentirme suspicaz. Ya una vez nos hablaron de eso y terminamos por ser dueños de nada.
Pero lo más importante es que hasta este momento es solo una utopía. No existe siquiera un solo precedente en el que apoyarse para arrancar a construirlo. Hasta este momento es solo un sueño. Y no es que esté mal soñar, pero yo prefiero soñar con los pies en la Tierra. A mis amigos del blog amantes del socialismo en estado puro les digo que intentar construir la sociedad que ustedes desean no es ni malo ni bueno, como vuestros sueños, pero donde único funciona el andar por fe es en la Biblia. Los cubanos tenemos necesidad urgente de comer, de libertades fundamentales y de una sociedad que funcione. No podemos asomarnos a un balcón y decirle al pueblo que siga esperando.

La democracia: Ni siquiera es necesario ahondar aquí. La sorpresa sería que alguien la deseche a favor del totalitarismo. La democracia es usada por los países más avanzados del mundo.

La economía de mercado: Es la que llena las tiendas con todo tipo de productos. Allí donde haya un hueco se llenará con un productor y comerciante. La economía de mercado es enemiga natural de la escasez, aliada natural del socialismo que todos hemos visto y vemos. Los países más avanzados, por cierto, han echado mano de la economía de mercado. ¡Todos!

Por eso: Creo que lo Cuba necesita es la economía de mercado y la democracia para salir del hueco en que nos metieron aquellos que una vez nos hicieron soñar con una sociedad justa que nunca llegó. Pensar como pienso no es ser un extremista, es ser práctico.
A los que atrasan los cambios asustando a los cubanos con «nos va a tocar el capitalismo de los países pobres» les pregunto: ¿por qué? ¿Cuál es la razón de vuestro fatalismo? ¿Acaso no hay ejemplos de países pobres que ya no lo son gracias a la democracia y la economía de mercado? ¿No se dan ustedes cuenta que vuestra forma de pensar es precisamente la que hace que nada cambie? ¿Acaso no estuvo Cuba entre los países más avanzados de nuestra región?

Saludos.

42 Camacho 

Responder Yo coincido 100% con su pensamiento, ideológicamente somos gemelos.

43 Humberto Leal Arnaiz 

Responder Castellanos, qué bueno escribe usted!!!

44 Carlos 

Responder Le llamamos el franco en LJC

45 Jagger Zayas Querol 

Responder Lo que está sucediendo con LJC no es nada nuevo y no puede ser de otro modo.
Recomiendo la lectura de la, creo yo, obra póstuma de León Trostky, «La Revolución Traicionada» y reconocerán en ella innumerables rasgos de nuestra vida y sociedad presentes hace varias décadas y lo que es peor, el destino que tuvo, su autor, el segundo revolucionario de la Revolución de Octubre.
Corrió mejor suerte, el no hace mucho publicado, «Socialismo Traicionado» de autores marxistas estadounidenses y con prólogo de Ramón Labañino, uno de los 5 heroes y de la Red Avispa que no sucumbió a las dádivas y sobornos para que traicionara a su Patria.
Lamentablemente, esta última obra, aunque a mí juicio, es muy buena en el análisis de la caida o implosión del «Socialismo» en la ex Unión Soviética y Europa del Este, no llegaron a las causas más profundas del cataclismo social que en esas naciones ocurrió y se quedaron en la subjetividad y «errores» cometidos allá. No llegaron a determinar que la contradicción principal era la que existe en esa concepción de Socialismo de tener el modo capitalista de producción y el intento de modo de distribución socialista, contradicción que llevó al fracaso aquello que resultó un experimento fallido.
A quienes develen esas causas que atentan contra el poder y los privilegios y prebendas del circulo dirigente, estará dirigida la represion del Estado-Partido, tanto como a la contrarrevolución miamense. Ellos y sólo ellos piensan que tienen la razón que la imponen por la fuerza y todos los medios de pais que están en sus manos.
Saludos.

46 Marxismo callejero 

Responder Hola Castellanos: Ojalá el capitalismo que nos toca fuera tan maravilloso como el que usted pinta con su pincel. Esto no lo digo por temor al cambio porque en definitiva construir un Socialismo Libertario es más cambiador que dejarnos caer en brazos del capitalismo. Restaurar el capitalismo en Cuba no es tarea difícil y en realidad no requiere de tanto valor. ¿Usted quiere alguna prueba o es que no se le hacen evidentes los pasos dados? Solo le pido un poquito de paciencia y evitar síntomas de desespero. Los gritos por mayor rapidez no son la vía efectiva porque eso sí asusta al poder hegemónico y lo atrinchera. Es importante revisar las estrategias de vez en cuando. Muchas veces yo coincido con usted en el diagnóstico pero sencillamente tengo un pronóstico diferente. Dejemos las idealizaciones a un lado y seamos sinceros, pragmáticos, realistas. La única forma de hacerlo rápido, según mis cálculos, es dejando que el maravilloso gobierno norteamericano se vuelva a adueñar de Cuba e imponga aquí un régimen de explotación similar o peor al sufrido por mis abuelos y que obligaron a mis tíos a alzarse en armas en la Sierra Maestra. Demuéstreme una manera de resolver todos nuestros problemas rápidamente pero sin que mi pueblo se vea obligado a seguir el camino de mi familia y estoy dispuesto a concederle la razón. Tenga por seguro lo haré. Saludos

47 Castellanos 

Responder Amigo Marxismo callejero, el capitalismo que «nos toca», si los señores del partido único siguen en el poder, va a ser el mayor disparate de la historia de Cuba. Tan disparate como el socialismo implantado en la isla.
No hay que ser adivino para saber que los hoy líderes del partido comunista serán los grandes empresarios de ese capitalismo de corta y clava y chapucero. La corrupción será enorme y el gobierno autoritario, con precedentes a estudiar en la Rusia post socialista de Vladimir Putin. Eso no va a servir para nada. Y se lo digo desde ahora para que cuando suceda usted recuerde que yo se lo dije antes.
Cuando yo hablo de democracia participativa y economía de mercado dejo fuera de la ecuación a esos países donde la corrupción lo mina todo y nada deja funcionar apropiadamente.
Amigo, ni el capitalismo, ni la democracia participativa ni la economía de mercado son la panacea. El capitalismo no necesita para funcionar, como el socialismo, de discursos grandilocuentes. Es un sistema donde hay que levantarse a trabajar, es un sistema lleno de problemas como cualquier obra humana, pero donde la gente tiene derecho a expresarse, asociarse y moverse sin sufrir persecución por ello. Es un sistema donde las tiendas están llenas y se puede prosperar si se tiene talento y empuje.
En verdad lamento que familiares suyos hayan tenido que ir a la Sierra Maestra a jugarse la vida por un señor que traicionó todo y a todos. Mirando el estado actual de Cuba imagino la frustración de sus familiares guerrilleros.
Lo que no podemos es seguir en lo que hoy se ve en Cuba. Eso da pena. Tampoco creo que es el momento para los soñadores con sociedades que no han existido ni existen. Hablamos de las urgencias de un pueblo que pasa hambre y sucumbe bajo la ineptitud de gobierno que no sirve para nada y que, públicamente, reconoció su adhesión a la continuidad.
Cuba está necesitada de cambios ¡ya! Y no de los «cambios» del vende humo gobierno actual, si no de sistema y modelo.

La revolución de Fidel Castro murió de su propia mano cuando nunca devolvió al país lo que muy probablemente llevó a sus familiares a alzarse en armas contra Batista.
Nos engañaron, nos estafaron, y no contentos con eso lo siguen haciendo.
En otras palabras, querido amigo: o nos deshacemos de ese Frankestein o nadie sabe qué va a pasar.
Y ojalá no sea lo que más temen esos señores de la élite.
Saludos.

48 Castellanos 

ResponderDemuéstreme una manera de resolver todos nuestros problemas rápidamente pero sin que mi pueblo se vea obligado a seguir el camino de mi familia

1) Deshacerse del inservible sistema/modelo actual.
2) Deshacerse de todo el aparato partidista y gubernamental repleto de burócratas vive bien que no saben ni dónde están parados.
3) Negociar el fin del bloqueo gringo como hicieran los vietnamitas.
4) Dejar que el campesino siembre y venda sus producciones sin intermediarios del gobierno. Lo mismo para la esfera de los servicios y la industria.
5) Descentralizar la economía y permitir el libre intercambio, además de la exportación e importación por parte de los empresarios como sucede en el mundo entero.
6) Restablecer a toda velocidad las libertades individuales asesinadas por el socialismo. Enviar la actual constitución en el próximo cohete que Elon Musk envíe al espacio para que de ella no quede ni el recuerdo.
7) Convocar a elecciones libres y democráticas a la mayor brevedad.

Solo eso, querido amigo, haría saltar por los aires en muy poco tiempo toda la miseria económica y humana acumulada en los últimos 61 años.
Pero habrá que trabajar duro. Sin consignas, sin plazas llenas, sin proscribir partido político alguno incluido el comunista, sin fusilamientos ni emigraciones forzadas y sin destruir una vez más a la familia cubana.
Saludos.

49 dario45666 

Responder con su permiso,una puntualizacion : el capitalismo que nos toca,casi siempre se puede escoger en un pais demoratico y con derechos para todos.El comunismo que nos toco,fue un premio del Mas Alla,por el que nunca ningun cubano a votado.Por que : quien ha dictaminado que el futuro de cuba pasa por el marxismo,proudhonismo,colectivismo,etc,etc…por que no se deja decidir al que sufre y padece ?? Gracias…

50 Castellanos 

Responder “Os voy a referir una historia. Había una vez una República. Tenía su Constitución, sus leyes, sus libertades; Presidente, Congreso, Tribunales; todo el mundo podía reunirse, asociarse, hablar y escribir con entera libertad. El gobierno no satisfacía al pueblo, pero el pueblo podía cambiarlo y ya sólo faltaban unos días para hacerlo. Existía una opinión pública respetada y acatada, y todos los problemas de interés colectivo eran discutidos libremente. Había partidos políticos, horas doctrinales de radio, programas polémicos de televisión, actos públicos y en el pueblo palpitaba el entusiasmo. Este pueblo había sufrido mucho y si no era feliz, deseaba serlo y tenía derecho a ello. Lo habían engañado muchas veces y miraba el pasado con verdadero terror. Creía ciegamente que éste no podría volver; estaba orgulloso de su amor a la libertad y vivía engreído de que ella sería respetada como cosa sagrada, sentía una noble confianza en la seguridad de que nadie se atrevería a cometer el crimen de atentar contra sus instituciones democráticas. Deseaba un cambio, una mejora, un avance, y lo veía cerca. Toda su esperanza estaba en el futuro.”

Fidel Castro, La historia me absolverá.

Saque usted sus propias conclusiones.

51 JORGE DALTON 

Responder Estimada Dra. Es muy lamentable y grave lo que está sucediendo en Cuba y hace poco casualmente, le expresé mi honda preocupación sobre ese cerco a LA JOVEN CUBA, que es un cerco a quienes están alrededor de esa magnífica y necesaria publicación. Incluso llegue a decirle que hasta sentía miedo ya por ustedes. Porque sentir miedo bajo las actuales circunstancias ya no es delito. Un cerco que seguramente puede llegar a la censura, al aplastamiento como ha sucedido con múltiples personas y publicaciones de pensamiento crítico, de análisis profundo de la realidad. El delito de ustedes Dra Alina Bárbara López Hernández es ser revolucionarios, el delito es tambien tener un verdadero conocimiento del marxismo y sobre todo, tener un pensamiento crítico, libre e independiente. Esos atributos al parecer te convierten en «un enemigo». Y el ser revolucionario, se torna muy peligroso para aquellos que dicen serlo y que hace mucho rato lo dejaron de ser o nunca lo fueron y son enemigos de la discrepancia. Ser revolucionario como yo lo concibo y como me lo enseñaron mis maestros en Cuba, es ser un demócrata y creer en la libre expresión así como creía José Martí, Antonio Guiteras, Holmes, Julio Antonio Mella que eran exactamente eso y son parte de la enorme galería de próceres y mártires que nos dieron patria.
A propósito de semejante hecho abominable, me viene a la mente algo que dijo el poeta Eduardo Galiano sobre quienes asesinaron a mi padre, el poeta revolucionario Roque Dalton y que quiero compartir aquí.
“El poeta Roque Dalton era jodón y respondón. Nunca aprendió a callar ni a obedecer, y ejercía un desafiante sentido del humor y del amor.
Una noche de 1975, sus compañeros de la guerrilla de El Salvador lo mataron de un balazo mientras dormía.
Criminales: los militantes que matan para castigar la discrepancia son tan criminales como los militares que matan para perpetuar la injusticia”.
Eduardo Galiano (De Los hijos de los días, Siglo XXI, Buenos Aires, 2012)

52 Diuber 

Responder Alina me refería a esa linea que uno mismo traza desde el que es hacia el que quiere ser. En el caso de LJC la línea que ha dibujado en su declaración de quienes son y su historia. Entiendo, no obstante, la prevención con la palabra.

Castellanos la izquierda comunista como usted llama a quienes defienden el socialismo en Cuba no es un ente homogéneo como no lo es los que defienden el capitalismo. Las descalificaciones no son un acto democrático y ud descalifica mucho.

Por otra parte no conozco ninguna realidad que se parezca siquiera a lo que algunos aspiramos para Cuba. El nombre que le pongan a esa realidad será intrascendente. Tendrá que ser de una justicia social que no ha sido vista en ningún lugar tampoco en el viejo capitalismo.

Es comprensible que algunos prefieran lo conocido que les ha resuelto algunos problemas o muchos, como se quiera, pero no es cierto que sea la única alternativa a los problemas que hoy tenemos.

53 Manuel* 

Responder Esta denuncia sería más creíble si en lugar de defender a LJC de los ataques injustos que recibe, se hiciese una defensa genérica de todos los medios que sufren ataques injustos, que son muchos.

No creo conveniente que LJC se deba defender de ningún ataque, porque la prioridad de LJC debe ser Cuba y no ella misma.

54 Marxismo callejero 

Responder Mi familia se sumó a la Revolución para eliminar las injusticias que sufrieron en carne propia y vieron sufrían otros en su entorno. Su pueblito tenía tiendas repletas pero al mismo tiempo muchísimas madres harapientas pidiendo limosna para alimentar a sus hijos. Jóvenes asesinados por exigir derechos que les habían sido conculcados por el grupito de mafiosos que gobernaba el país. Jóvenes convencidos de que las elecciones «democráticas» eran solo un sofisticado mecanismo para eternizar en el poder a los mismos de siempre.
Luego del 59 nunca más vieron tanta indignidad. Nunca más vieron un solo niño obligado a trabajar por su comida. Nunca más vieron a niños enfermos morir porque sus padres no tenían dinero. Solo con eso fué suficiente para no sentirse frustrados. Si Cuba tiene que negociar con USA el levantamiento del bloqueo pero para después ver como el país se llena de niños trabajando 18 horas para confeccionar tenis Nike, entonces sí se sentirán engañados. Si al final de los finales la burocracia o los que piensan como usted lograran implantar ese capitalismo real y del que no son capaces de avisorar sus consecuencias, entonces, tendrán que lidiar con un pueblo rebelde al que no le gustan las traiciones.

55 Castellanos 

Responder Amigo Marxismo callejero, usted me habló de las injusticias antes del 59. Yo le voy a hablar tan solo de algunas después del 59. Le voy a citar en sus palabras y añadiré un comentario.

Mi familia se sumó a la Revolución para eliminar las injusticias que sufrieron en carne propia y vieron sufrían otros en su entorno.

Las razones de su familia para sumarse antes del 59 no han cambiado. Continúan las injusticias en Cuba. Si en aquellos tiempos el problema era la concentración de la riqueza en pocas manos la cosa no ha cambiado mucho. Si algo se puede decir del socialismo es la admirable manera en que reparte la pobreza. Y en la pobreza no hay virtud, ni antes ni después del 59. Es igual de indigna y desmoralizadora.

Su pueblito tenía tiendas repletas pero al mismo tiempo muchísimas madres harapientas pidiendo limosna para alimentar a sus hijos.

Si usted cree que la revolución de Fidel acabó con los bolsones de pobreza extrema entonces debería hacer un recorrido por esa Cuba a la que los turistas no van, especialmente en nuestros campos y los suburbios de las grandes ciudades. ¿Sabe usted lo que es un «llega y pon»? Pues de esos hay montones en Cuba. Vaya allí y vea por usted mismo la pobreza más cruda con sus propios ojos. Vea niños sin zapatos viviendo en casas idénticas a las de las zonas más pobres de África, Asia o América Latina.
Y lo peor, amigo Marxismo callejero, sin las tiendas repletas de antes del 59
.

Jóvenes asesinados por exigir derechos que les habían sido conculcados por el grupito de mafiosos que gobernaba el país.

La cosa no ha cambiado mucho. El listado de cubanos que ha muerto después de 1959 en las guerras internacionales de Fidel Castro, los que han muerto intentando cruzar el Estrecho de la Florida buscando libertad y una vida más decente, los que han muerto en las cárceles cubanas desde Pedro Luis Boitel hasta Zapata Tamayo, el número gigantesco de cubanos encarcelados por el régimen simplemente porque no están de acuerdo con el sistema sencillamente no admite comparación. Amigo Marxismo callejero, la revolución que sus familiares ayudaron a triunfar tiene las manos llenas de sangre.
Hace tan solo dos o tres días el presidente designado Miguel Díaz Canel volvió a repetir una frase lapidaria: «la calle es de los revolucionarios». ¿Sabe usted quiénes dijeron algo parecido en 1933? En efecto, los nazis. Expulsaron de las calles alemanas a los judíos. De la mano de las SA (tropas de asalto) marcaron con la estrella de David miles de negocios y casas judías. Pidieron a los alemanes que no compraran en sus negocios ni se relacionaran con ellos porque supuestamente los judíos eran los culpables de la desgracia de los alemanes. Y todos sabemos cómo terminó aquello cuando los nazis dieron luz verde a la llamada solución final.
Pues bien, cuando el señor Diaz Canel dijo la frase otra vez, prácticamente ha dado licencia para la persecución de todo aquel que no sea o ellos consideren que no sea un revolucionario.
Las calles son del pueblo todo, amigo Marxismo callejero, no de su familia o la mía. Le recuerdo que Díaz Canel, con todo y lo que fue puesto como presidente por el anterior, es el jefe de estado de TODOS los cubanos, no de una parte.
Continúa usted:

Luego del 59 nunca más vieron tanta indignidad. Nunca más vieron un solo niño obligado a trabajar por su comida. Nunca más vieron a niños enfermos morir porque sus padres no tenían dinero. Solo con eso fué suficiente para no sentirse frustrados.

Una pregunta: por casualidad sus familiares ex guerrilleros recibieron una casa en Nuevo Vedado, Miramar, Siboney o el Raparto Kohly? Le pregunto porque es verdad que en esos lugares no se ve lo que usted dice.
Dígame, amigo Marxismo callejero, ¿no vieron sus familiares la explosión de prostitución que llenó nuestras calles? ¿Qué sintieron sus familiares cuando Fidel Castro dijo que las prostitutas cubanas eran las más educadas del mundo? ¿Alegría o frustración? ¿No se han preguntado sus familiares ex guerrilleros por qué los jóvenes se han ido en masa y millones más quisieran hacerlo? ¿Por casualidad sus familiares van a los hospitales a los que va el cubano de a pie? ¿Qué dicen de las condiciones de higiene, infraestructura, alimentación y atención en esas instalaciones «de salud»? ¿Tienen ellos ideas de cuántos mueren en esos lugares por mala praxis o infecciones en salones de operaciones en los que muchas veces no hay hipoclorito para desinfectar los salones?

Si Cuba tiene que negociar con USA el levantamiento del bloqueo pero para después ver como el país se llena de niños trabajando 18 horas para confeccionar tenis Nike, entonces sí se sentirán engañados.

¿Y no se sienten engañados al ver los salarios en Cuba, tres monesas, entre ellas como la principal y más apetecida el dólar imperial? ¿Por qué tendría Cuba que permitir el trabajo infantil si se negocia el fin del bloqueo? ¿Cuál es la relación que usted ve entre una cosa y otra? ¿Es permitido el trabajo infantil en Vietnam? ¿No se sienten engañados sus familiares al ver productos confeccionados en Cuba que el cubano nunca ve porque son destinados a la exportación o al turismo internacional?

Si al final de los finales la burocracia o los que piensan como usted lograran implantar ese capitalismo real y del que no son capaces de avisorar sus consecuencias, entonces, tendrán que lidiar con un pueblo rebelde al que no le gustan las traiciones.

En una democracia todo se vota. Las «implantaciones» a la fuerza son propias del comunismo, un sistema que da la espalda a la opinión de la gente. Por esa parte sus familiares pueden estar tranquilos.
Y ahora le pregunto: ¿por qué ese pueblo «rebelde» del que usted habla no se ha lanzado a las calles para terminar con las desgracias que está viviendo? ¿Dónde está la «rebeldía» de un pueblo con el que el gobierno y el partido único puede hacer casi todo lo que le venga en ganas? ¿Será que somos muy «rebeldes» para lanzarnos en balsas a un mar infectado de tiburones o atravesar América Central con el objetivo de llegar a Estados Unidos, o adonde sea y nada más?
Para terminar, amigo Marxismo callejero, cuando se acabe el hambre y se respeten las libertades individuales, cuando podamos elegir a nuestros gobernantes, cuando las tiendas se repleten, cuando usted pueda criticar al gobierno sin sufrir persecución por ello, cuando mediante el voto democrático los cubanos podamos sacar del poder a quienes lo hagan mal ¿para qué la «rebeldia» armada? Después de todo, ¿no fue por eso que sus familiares se alzaron contra Batista? ¿Acaso no querían sus familiares las restitución de la C-40 y elecciones en 18 meses como prometió Fidel?

Saludos.

56 Castellanos  Amigo Marxismo callejero: los jóvenes del Directorio, los de la FEU y los del M-26-7 se lanzaron a las calles y lomas porque tras el golpe de Batista la democracia cubana quedó interrumpida. Eso provocó indignación popular y hasta el propio Fidel Castro lo dijo en su alegato tras el ataque a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.
Seguimos sin democracia, amigo. Sus familiares tienen exactamente el mismo motivo para alzarse en armas cuando Batista dio el golpe el 10/3/52. ¿O no?
¿Qué pasó con el «pueblo rebelde al que no le gustan las traiciones» según sus propias palabras?
Mire, amigo, le voy a hacer una profecía: el pueblo «rebelde» que usted dice va a recibir con vítores la democracia como mismo recibió con vítores a los catalanistas barbudos hace 61. No lo olvide. 

57 Castellanos  *donde escribí «catalanistas» debí escribir caravanistas.*

58 Manuel* 

Responder Describes una caricatura de la realidad.

59 Manuel* 

Responder Las carencias de la Cuba prerrevolucionaria no justifican las carencias de la Cuba revolucionaria.

60 Frank 

Responder Bueno, he leido de todo un poco y a riesgo de que me incineren (de un lado y de otro) pondré lo q pienso.
Con lo q dice Castellanos difiero en muchas cosas. No se debe caer en extremos si se quiere hacer un análisis objetivo. «2 de los paises con mas problemas son Cuba y Corea del Norte» y «los más avanzados ninguno es socialista». Estimado, si comparamos a Cuba con digamos Haití (o Eritrea, Somalia, Guatemala, Honduras, etc…) me parece que hay mucho por resolver en esos lugares aun. Ojo, en Cuba también, pero creo que no admite muchas comparaciones. Si miras los países más avanzados (Suiza, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Suecia…) son probablemente más socialistas que Cuba.
Ahora, es completamente contraproducente una campaña contra LJC, pero bienvenida! Muchos la conocerán ahora y será más leida y debatida…propaganda gratis!! Pero si mal está que alguien venga con «esa instrucción», peor es que nadie de los que son «instruidos» se quede callado. Si alguien definió que LJC es subversiva, podría ser una persona esquemática y estar totalmente errado. Dicho esto si una (o varias) persona se equivoca, tenemos todo el derecho (y el deber) de actuar diferente.

61 Castellanos 

Responder Amigo Frank: me produce verdadero dolor y vergüenza que debamos compararnos con Eritrea, Somalia, Haití, Guatemala u Honduras para creer que no estamos tan mal.
Ello es una medida de hasta dónde hemos descendido. 
En cuanto a Cuba y Corea del Norte no creo haya duda que son dos de los países donde menos se respetan las libertades individuales de manera institucional.
Y no hay que incinerarlo por su opinión, amigo Frank. ¿Por qué? Si vive usted en Cuba este sitio puede ser uno de los pocos lugares que tenga para poderse expresar libremente sin sufrir persecución por ello, y si vive fuera de Cuba este sitio es un lugar más.
Reciba un saludo.

62 TIMBA 

Responder Estimado Frank: Afirmar que (Suiza, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Suecia…) son socialistas porque son unos de los países con mayor libertad económica es erróneo. De hecho en la época que esos países quisieron implementar, reformas económicas socialistas , fracasaron y tuvieron que re-orientarse.
Sobre la comparación con otros países (No me atrevería hoy día a poner en esa lista a Guatemala) es muy difícil cuando hay mucho secretismo de datos que deberían dar los gobiernos y no lo dan.

63 Ramón 

Responder Sra Alina
No debe quejarse que fuera/n a la presentación de su libro, por lo que hayan ido (obligación, curiosidad, chantaje, provocación, etc, etc.) resultaba interesante. Además, es una buena ocasión para trasmitir las ideas y confrontarlas, tanto por los que están a favor como en contra suya.
Quisiera, no obstante, hacer alguna observación al portal LJC y a quien pueda interesarle.
El gran problema del mundo de hoy (de Cuba también) es la crisis estructural definitiva (sin que por ello signifique instantánea, ni que esté al vuelta de la esquina) del capitalismo que, como sistema, agota sus potencialidades de desarrollo. Todos los actores en el mundo de hoy tratan de aguantar las «velas» del barco como pueden, aunque en todas partes sin salirse de los marcos del capitalismo agonizante. Las propuestas reformistas del gobierno cubano están dentro del marco de ese «salvarse como pueda»; no son propuestas ni socialistas, ni comunistas. El socialismo y el comunismo no lo ha conocido aún nadie, es una asignatura pendiente para la sociedad humana. Las propuestas que defienden la mayoría de los autores que publican en LJC son propuestas que tampoco son ni socialistas ni comunistas (asignatura pendiente aún como he dicho) sino que compiten con las que promulga el gobierno cubano. Desde mi punto de vista, ninguna de las dos propuestas resolverán los problemas de Cuba ni de su gente; la solución de los problemas de la mayoría de la población de Cuba, que no lee (es bueno decirlo) ni LJC, ni Granma, ni Cubadebate, ni tan siquiera las Noticias en la TV cubana, NO TIENEN NI TENDRÁN SOLUCIÓN EN LOS MARCOS DE LA ACTUAL DIVISIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO CAPITALISTA, dentro de cuyos límites (con tremendas dificultades para insertarse completamente, debido al bloqueo) se encuentra Cuba y su pobre gente, pero también todos los países del mundo y su también pobre gente, que son la mayoría de la humanidad.
Las diferencias entre los intereses que defiende el gobierno cubano y los intereses sociales y políticos-ideológicos que defiende LJC son meramente de forma, no de contenido: las propuestas de ambas partes se enmarcan en distintas vías de enfrentar la crisis estructural del capitalismo, ahora agravada por la Covid-19, pero que no niegan lo fundamental (el capitalismo, que es lo que se encuentra en la base de todos los problemas de Cuba y del mundo, como he dicho). Es una lucha por determinar la forma en que se redistribuirá el excedente «creado» o «llegado» a la Isla. Y a la hora de repartir «dinero» (alimentos, ropa, calzado, servicios, modo de vida, etc) la lucha siempre es encarnizada, y para una lucha todo vale: carácter de la educación, acceso a la información y derecho a divulgarla, forma de propiedad sobre los medios de producción, mecanismo de gestión económica (de mercado o planificado y/o su correlación), hasta la forma del matrimonio y la relación con los animales domésticos y no domésticos. En una lucha entre dos bandos enfrentados por fijar las líneas de redistribución de la «renta nacional», si les gusta este término, cualquier cosa vale, hasta el resultado judicial de una condena o delito.
Y todos sabemos cómo hay se tratar al «enemigo», hay que denigrarlo, culparlo, no ver en sus acciones nada positivo y cuando se pase de la «raya» el que menos fuerza tenga, más débil sea, de los dos bandos enfrentados, ajusticiarlo bien, con saña y «rigor». Y el más débil es LJC, así que no les auguro un buen futuro en el enfrentamiento al gobierno cubano, y por otra parte, no les queda otra que arreciar la «lucha» política e ideológica sobre él.
La única opción que les queda (pero la veo muy difícil y remota, aunque no imposible) es “cooptar”, cotejar a cada vez más miembros del bando «enemigo», penetrarlo, socarvarlo, sobre todo en las esferas altas (gobierno) donde se deciden las cuestiones fundamentales de esa lucha. Es un proceso que veo largo, difícil (dada la estructura férrea del Partido Comunista de Cuba) extenuante, pero en aras de esa estrategia de cooptación y «soborno» (sin dinero, y eso es lo complicado para que funcione con afectividad) ya tienen muchos adeptos y simpatizantes del bloque social que representa LJC en muchas universidades, escuelas, colegios, y de forma pasiva en instituciones gubernamentales.
Hay algo que en la última táctica enunciada la LJC y su base social tiene a favor, y es la vieja profecía de León Trotski en 1936 y que ya en la Unión Soviética se llevó a cabo, y en China y en Viet Nam en parte, «La burocracia [en los países socialistas] acabará transformándose en propietaria, porque ‘el privilegio sólo tiene la mitad del valor si no puede ser transmitido por herencia a los descendientes’», y porque “es insuficiente ser director de un consorcio si no se es accionista”. Esa vieja advertencia del «hombre que amaba los perros» (y yo soy de Coyoacán también, para más casualidad) la burocracia cubana lo sabe.

Leer http://www.codigoabierto360.com/el-dia-que-trotsky-escapo-a-70-balazos-y-burlo-la-muerte-a-manos-de-stalin-en-coyoacan/


Solo hay que mirar al Sr Humberto Pérez, al General Sr Rogelio Acevedo González, por solo citar dos ejemplos de como para sobrevivir «miserablemente» en los intersticios del socialismo cubano (¡perdón capitalismo, que el socialismo es una asignatura pendiente aun para la humanidad!) han tenido que dedicarse a la «bochornosa» labor de atender turistas extranjeros que, ni por casualidad son ni serán en su vida en sus respectivos países, lo que estas dos personas mencionadas fueron dentro del gobierno cubano, uno Ministro de Economía, y el otro guerrillero histórico de la Revolución Cubana, con cargos en el Ejército Cubano y Director de la Aviación Civil Cubana, cargo con rango de ministro.
Eso Sra Alina los que gobiernan Cuba (en todas las esferas: gobierno, instancias del Partido Comunista, direcciones de empresas) sean o no miembros del Partido Comunista, hoy lo saben, lo ven y les aterra la idea.
¿Triunfará la profecía de Trotski el sueño de realizarse en Cuba? La historia lo dirá. Si lo hace desde donde esté «el hombre que amaba los perros» hará sentencia sobre aquellos que recibieron y agasajaron en la Isla caribeña a quien con un piolet acabó con su vida en tierras mexicanas: el asesino catalán Ramón Mercader, hecho del que hasta hoy NUNCA ha hecho una crítica ni los historiadores (el artículo que comentamos lo hace precisamente como anónimo uno de ellos) ni el gobierno cubano, alguno de los cuales ya murieron sin saber su opinión.
Gracias por participar, un saludo
[email protected]

64 Raul Sobrino (el sofista) 

Responder Es obvio que los ataques a la joven Cuba en parte tuvieron que venir de ahí, aunque pienso que habría sido un paso muy arriesgado, por cuanto mucho de lo que se dice en la joven Cuba tiene un gran potencial de «confundir», haciéndose difícil de refutar, lo que sería una tarea muy difícil para la inmensa mayoría de los defensores de la verdad oficial. Y nada es más peligroso para los que se aferran al poder en base a mentiras y a ocultar la verdad histórica … que arriesgar a sus engañados a leer lo que dicen otros contrario a lo que les han hecho creer, no estando preparados intelectualmente para denunciarlos, justificando coherentemente la necesidad de que se mienta por cuanto a ellos no se les enseñó a defender a la Revolución valiéndose de la necesidad de la mentira, sino que las mentiras les han sido entregadas como la verdad. O sea, que no mienten convencidos en la necesidad de tener que mentir, sino que, con la excepción de los más cercanos a la más alta figura del poder -y que son quienes saben que se está mintiendo-, todos los demás creen en lo que se les dice; de ahí que sería una iniciativa muy peligrosa llamar a los engañados a refutar lo que fuera dicho por otros no tan engañados que estarían abriéndose paso a la búsqueda de la verdad.

65 Cómo se fabrican los ataques a La Joven Cuba | Cuba Nuestra: Polémica

Responder […] Cómo se fabrican los ataques a LJC — La Joven Cuba […]

66 Marxismo callejero 

Responder Esas ingenuidades le pueden costar carísimo a este pueblo. Hago un paneo tratando de encontrar al salvador que nos gobernará en esa república ideal, alejada de una intervención norteamericana y lo que encuentro es hasta risible.

67 raulito 

Responder No entiendo que alguien pueda creer con honestidad que se han planificado ataques contra los artículos y comentarios de este blog, cuando realmente somos pocos los que efectuamos comentarios críticos . No hay que ser muy acuciosos para ver que, por el contrario, hay un grupo no pequeño de personas que en un mismo articulo publican varias y largas opiniones donde se sataniza todo lo relativo a nuestro estado.Esos no representan peligro alguno, porque es tanta la mala fe, la soberbia, la mentira que se escribe, que muy poca influencia deben ejercer sobre nuestros ciudadanos. Sin embargo, llama la atención que quienes se proclamen reyes de la democracia, se sientan atacados por los tres o cuatro gatos que eventualmente empleamos nuestro tiempo en emitir opiniones aquí, que difieran las del articulo u otras antes emitidas. Con honestidad, es difícil señores demócratas, creer que ustedes se puedan pensar eso. Mas bien lo percibo como una maniobra que les de pie a hablar sobre esas supuestas persecuciones de las que ustedes mucho hablan, pero que no provocan desaparecidos ni ejecuciones extrajudiciales, ni violencia policial, como ocurren por cientos y miles en ilustres democracias en América de las cuales aquí jamas se habla..

68 Alina Lopez 

Responder Raulito, no necesitamos que nada nos de pie, las presiones ejercidas sobre los que aquí escribimos son bien conocidas para que necesitemos convencer a nadie de ellas. El mensaje con el texto que precede este debate es adsolutamente real, tanto como el intento de bloquearnos que denunciamos hace unos meses, las ofensas constantes y el intento de descrédito en medios que se consideran revolucionarios, la burda maniobra para q no saliera el libro que reunía varios de los textos publicados acá… Al tratamiento de «Señores demócratas» que nos da usted, y que dice mucho de quién es, solo tengo que agregarle «y señoras», porque aquí escriben mujeres.
Cree usted obviamente que el socialismo puede ser exitoso al margen de la democracia, gran error, pero demuestre su tesis. Nos compara con los muertos y desaparecidos de las dictaduras latinoamericanas, increíble que lo haga, debería compararnos con las experiencias socialistas que han intentado el camino de la democracia, por ejemplo, Checoslovaquia en 1968, ah, me olvidaba, allí hubo violencia, muertos y desaparecidos, y, mire usted, no era un país capitalista el que cometió esas violaciones.
En este foro publica todo tipo de personas siempre que no ofenda o utilice groserías, mire como se le publica a usted un criterio que pretende demeritarnos, esa es una enorme diferencia con otros medios que solo admiten comentarios que vayan en su misma línea. Así que ya sabe, puede ejercer si quiere su derecho a réplica, también será publicado, aquí creemos en la libertad de palabra, bienvenido a la democracia que usted rechaza.

69 Raul Sobrino (el sofista) 

Responder Raulito, aunque yo no simpatizo con los llamados grupúsculos contrarrevolucionarios por cuanto tengo razones para creer que algunos de ellos como unpacu están dirigidos por personal de la seguridad del estado cubano, siendo ellos los que pasan la información para que sean emboscadas sus marchas por las tumbas del «pueblo indignado» y así apaleen y apedreen a unos pocos inconformes que se atrevieron a expresar su descontento -y de los que se denota obviamente que los rebeldes en su mayoría son jóvenes fracasados con aspectos delincuentiles a los que la vida le das más duro; justamente los mismos de los que se saturan las pandillas y las guerrillas en América Latina-, puedo asegurarte que si no les tiran los tanques, es porque todavía no hay necesidad de eso y quizás nunca la haya; antes de que el ejército o la policía interviniera en reprimirlos, ellos les lanzarían unas brigadas de respuesta rápida al estilo de los tristemente célebres ton ton macoute (que hubieron en Haití para defender la «revolución del pueblo» que les dió tierras a los pobres) para que les cayeran encima. Y si hay muertos entre los revoltosos, no hay condenados, mientras que si hay heridos o muertos entre los que salieron a defender a la revolución, entonces sí estarían en problemas. Si en Cuba no pasa nada no creas tú que se deba a que todos los gusanos son cobardes; todos los cubanos han sido acobardados. O será que la valentía está condicionada a ser fidelista y que en cuanto uno deja de serlo se vuelve cobarde por arte de magia así como ya ha ocurrido con algunos tipos que en un tiempo lo hubieran dado todo por la revolución y que se volvieron «cobardes» en cuanto perdieron el entusiasmo por ella? En Cuba no se puede ser valiente si no se es fidelista; simplemente no hay condiciones para ello. Se puede ser valiente en todas las guerras y las luchas de un lado o del otro, menos en contra del comunismo, donde ni siquiera se va a enterar nadie de su último grito antes de ser ejecutado. Sí a la joven Cuba no le han caído encima es porque las restricciones que impone el Internet más caro del mundo no le da más que a unos pocos cubanos para gastarse sus muy caros megabyte en leer lo que se dice aquí. Y esas personas, por lo general, o son incondicionales del gobierno o ya estaban descontentos con el mismo, por lo que difícilmente le resten pueblo al poder. Qué son unos pocos cientos o unos pocos miles que puedan ser «confundidos» con lo que se dice aquí?

Deja un comentario

Share this post:

Recent Posts