Panasonic: Su Historia

Por Lic. Jorge Lorenzo

Konosuke Matsushita: Fue exactamente en 1918 cuando Konosuke Matsushita fundó la Matsushita Electrica Industrial Co. Ltd, cuna entonces incipiente de lo que años más tarde iba a ser conocido en todo el mundo como un emporio de la industria electrónica: la Panasonic.

Konosuke Matsushita: Fue exactamente en 1918 cuando Konosuke Matsushita fundó la Matsushita Electrica Industrial Co. Ltd, cuna entonces incipiente de lo que años más tarde iba a ser conocido en todo el mundo como un emporio de la industria electrónica: La Panasonic.

En muchas ocasiones, en las tiendas especializadas en equipos electrónicos, en su propio hogar, en instituciones hospitalarias o en centros de recreación, usted ha visto la marca Panasonic. Pero lo que tal vez no sepa, es que tras ella hay una muy interesante historia, que se originó en el Japón a principios del siglo pasado.

Fue exactamente en 1918 cuando Konosuke Matsushita fundó la Matsushita Electrica Industrial Co. Ltd, cuna entonces incipiente de lo que años más tarde iba a ser conocido en todo el mundo como un emporio de la industria electrónica: la Panasonic.

Kanosuke Matsushita nació el 27 de noviembre de 1 894, al sur de Osaka, en el núcleo de una familia de agricultores de escasos recursos económicos, razón por la que no pudo llegar a completar su educación elemental. A los diez años de edad comenzó a trabajar como asistente en una tienda y poco después en un almacén de bicicletas, donde permaneció durante seis años.

En su adolescencia se formó en Matsushita un fuerte interés por la electricidad, que en esa época era algo muy nuevo y apenas comenzaba a desarrollarse en su país. Konosuke obtuvo un empleo en la compañía Osaka Electric Light Company como asistente técnico de cableados, donde por su rápido aprendizaje fue promovido en varias ocasiones.

En 1916 contrajo matrimonio y dos años después, siguiendo el consejo de su padre sobre las ventajas de ser un empresario, fundó su propia empresa de manufactura de accesorios eléctricos en sociedad con dos amigos que poco después abandonaron el proyecto. El capital de la empresa recién creada era irrisorio. Era el equivalente aproximado, en aquella época, a unos 50 dólares y el artículo que inicialmente se producía en el rudimentario taller era una pieza que permitía conectar varios artefactos eléctricos a un mismo tomacorriente; la famosa “piña eléctrica”. Un dato curioso es que cuando los dos socios co-iniciadores con Matsushita abandonaron el proyecto, vino a sustituirlos el cuñado de Konosuke, Toshio Iue, quien años más tarde sería fundador de la Sanyo, otro emporio japonés de la la electrónica.

Así fue que a partir de 1918 l comenzó a funcionar la “Fabrica de aparatos eléctricos Matsushita”. Los primeros productos no fueron muy exitosos desde el punto de vista de la ganancia económica, pero después de cinco años Matsushita creó un faro para bicicletas que se transformó en todo un éxito comercial. Entonces la compañía recibió el nombre de Matsushita Electric Devices Manufacturing Works. Ya en 1922 Konosuke se vio en la necesidad de construir una nueva fábrica y oficina para albergar su creciente empresa.

Durante los primeros años se mercadearon lámparas de bicicletas y planchas eléctricas. Más tarde, radios y baterías eléctricas.

Para cuando estalló la gran depresión de 1929, la empresa ya tenía un tamaño considerable y contaba con cientos de empleados. En medio de la crisis económica el despido masivo de trabajadores se volvió una práctica común en las empresas en todo el mundo. Sin embargo Matsushita se negó a seguir esta corriente. No sólo mantuvo el empleo a sus trabajadores, sino que además les respetó el salario. La solución fue orientar parte de su personal de producción a labores de venta, y de esta manera logró que todos los obreros se mantuvieran trabajando.

La estrategia, a pesar del pesimismo en algunas de las directivas, tuvo un éxito rotundo, que se vio recompensado a medida que la crisis fue superada ya que los empleados crearon un vínculo especial con la empresa.

En 1929, Konosuke cambió el nombre de la empresa a Matsushita Electric Manufacturing Works y definió la filosofía básica de administración, contenida en el objetivo básico de administración, conocida como “Los 7 principios y el lema corporativo”, que a partir de entonces guió el crecimiento de Matsushita.

Durante la Segunda Guerra Mundial, toda la fuerza industrial de Japón tuvo que contribuir con el esfuerzo de guerra. Matsushita fabricó varios productos para el ejército e incluso ensambló aviones de combate fabricados en madera.

A principios de la década de los 50, Matsushita inició la producción de lavadoras eléctricas y televisores debido a la explosiva popularidad de los aparatos eléctricos. El primer televisor en blanco y negro se comenzó a comercializar en 1952 y ocho años más tarde, en 1960, salieron de las líneas de la compañía los primeros televisores a color.

En todos estos años se establecieron otras compañías del grupo Matsushita Electric. En 1954 adquirió a la Japan Victor Company, las no menos famosa JVC y en 1959 estableció la Matsushita Electric Corporation of America en New Jersey, Estados Unidos, que producía para América bajo la marca National-Panasonic y se crearon otras compañías en el continente americano.

Matsuhita falleció el 27 de abril de 1989, a la edad de 94 años. Actualmente sigue siendo una figura popular en Japón y su legado es valorado en amplios sectores de la sociedad.

En 1945, pocos meses después del final de la segunda guerra mundial Matsushita fundó el Instituto PHP, que son las siglas en inglés de Paz, Salud y Prosperidad. Esta fundación encarna el ideal humanitario de Matsushita. Publicó además varios libros, entre ellos “Pensamientos sobre el hombre” y “Cualidades necesarias para un gerente”

A lo largo de estos años el Grupo Matsushita Electric Industrial Co., Ltd. se ha ido expandiendo fuertemente, hasta ser considerado en la actualidad como el fabricante y distribuidor de productos de electrónica y electrodomésticos más importante del mundo.

En la actualidad cuenta con más de 290.000 empleados en los 5 continentes, y sus ventas consolidadas anuales superan los 70.000 millones de dólares a través de sus compañías afiliadas establecidas en más de 45 países en todo el mundo.

© 2013 CódigoAbierto360.com · RSS · Designed by Theme Junkie · Powered by WordPress